Villarejo, uno más del PP

Villarejo, uno más del PP

lunes 29 de octubre de 2018, 18:53h

Ignacio López del Hierro, llamó a Villarejo en nombre de su mujer, María Dolores de Cospedal, para conocer que era lo que la policía investigaba de la Gurtel. Y así le solicita "averiguar cuáles van a ser los siguientes movimientos de la Policía y la Justicia en Gürtel".

No, Villarejo no pasaba por Genova 13, aunque no tuvo despacho, aquella era su casa, tanto que el ex comisario de Policía actuó como agente doble para el Partido Popular durante la instrucción del Caso Gürtel.

Según el digital Moncloa.com. Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, entonces secretaria general del Partido, era el encargado de contactar con el expolicia para llevar lo que su nujer y el partido le pedía y traer lo que Villarejo le contaba.

De esta manera el PP estaba al tanto de los movimientos policiales incluidas las escuchas, aunque ya puestos y con López Hierro en primera fila siguiendo consignas orquestaron la manera de proceder para minimizar los daños colaterales que les provocaba la instrucción del Caso Gurtel.

Moncloa.com ha tenido acceso a las grabaciones de 28 encuentros entre López del Hierro y Villarejo, entre el 18 de junio y el 6 de noviembre de 2009. En una de esas llamadas telefónicas queda clara la extrecha relación desde hacía muchos años: “Hemos hecho muchas maldades juntos, pero todas ya se nos han olvidado”, dice Villarejo al esposo de Cospedal.

Hay que recordar que por aquel entonces Villarejo ayudaba al juez Baltasar Garzón que estaba en la Audiencia Nacional y había ordenado las primeras detenciones e incluso había enviado un suplicatorio contra él al Supremo para interrogar a Bárcenas que era senador ante la sospecha de que había recibido más de 1,3 millones de euros a cambio de adjudicar contratos a las empresas de Correa.

Es Villarejo quien le advierte a López del Hierro de Luís Bárcenas y le aconseja que se dé “un toque a este, al Barbas " o lo que es lo mismo a Mariano Rajoy para que tranquilice a Bárcenas. porque fíjate qué espectáculo” . “Menos mal que en la reunión estaban amigos, que afortunadamente toreamos como pudimos. Le pasa a Bárcenas sólo, con otro y le pega dos hostias y se monta un pollo de la hostia“, le comenta días más tarde.

De entre las conversaciones, la más comprometida para Maria Dolores de Cospedal y para Casado que la mantiene en la ejecutiva es cuando López del Hierre le traslada una petición de su esposa y le apremia con lsa necesidad de " averiguar cuáles van a ser los siguientes movimientos de la Policía y la Justicia en Gürtel".

La conversación es la siguiente:

Ignacio López : Es que me preguntaba nuestra amiga… ( la amiga es su esposa)

Villarejo: Sí…

Ignacio López: mira a ver si tu amigo sabe por dónde van a ir estos.

Villarejo: Bueno, eso es una pregunta como si Dios existe. De amplio contenido, je je je. El lunes cuando nos veamos y desayunemos, comentamos.

Ignacio López: ¿Tú crees que van a más con esto?

Villarejo: Sí. Hay chicha, hay mucha chicha.

Ignacio López: ¿Hay mucha chicha?

Villarejo : Mucha más de la que él se cree. Él piensa que tiene controlado y justificado ( Bárcenas) lo de aquí dentro, porque esto aquí, esto aquí, él tiene hechos cuatro números, porque piensa que le cuadran, pero hay muchos datos fuera, muchas cosas que están, ¿no? Hay mucha chicha, entonces… Ya te digo estaba en una buena línea y tal, pero ahora hay que volver dedicarle otro mes a comerle el tarro al pavo para decirle que no es tan borde como se ha presentado.

Ignacio López: ¿y tú crees que el juez le imputa?

Villarejo: yo creo que sí.

Tras la conversación se despiden con un abrazo y quedan para tomar un café unos días después algo que demuestra la amistad entre ambos. Es más según parece la relación era tan intensa que Villarejo y López del Hierro mantienen contactos semanales.Una de esas reuniones tiene lugar cerca de la Torre Picasso, en una cafetería donde Villarejo le confiesa a López del Hierro que Bárcenas es un “cretino” y le advierte, que el alcalde de Boadilla, García Panero, al que llama el ‘Albondiguilla’, tiene “mucha información” sobre el caso que se investiga y que conviene que esté callado. Además, sale a la palestra la investigación “de los trajes” en Valencia, un asunto que, en opinión del marido de Cospedal, “no le preocupa a Rajoy”.

Durante esas reuniones López del Hierro descubre al excomisario la división dentro del PP y aclara que Javier Arenas está aliado con a Bárcenas. Hablan además de Blanco y de Zapatero, ademas de Rubalcaba al que se refieren como Maquiavelo. En un momento de la conversación Villarejo se refiere a Rubalcaba así: " Alfredo, que es un estratega, que es el 90% del partido (PSOE), que es un perfecto cabrón".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.