La gota fría llega a Yecla
Ampliar

La gota fría llega a Yecla

lunes 10 de septiembre de 2018, 13:03h
Las tormentas, con fuerte aparato eléctrico, se han prolongado durante toda la madrugada y dejan mucha agua acumulada en las carreteras de Yecla a Villena y de Yecla a Caudete

El último episodio de gota fría registrado en la Región se ha centrado en Yecla. Esta localidad ha sufrido una copiosa lluvia, durante toda la jornada del domingo y, hasta esta pasada madrugada, acompañada de fuerte aparato eléctrico, que ha obligado al rescate de varias personas en vehículos atrapados y a achiques de bajos por parte de los bomberos, la Policía Local y personal de Protección Civil.

Según informan fuentes del centro de coordinación de emergencias de la Región de Murcia, las tormentas registradas esta madrugada dejan agua acumulada en las carreteras que unen Yecla con Villena y Caudete. Policía local está valorando el estado en el que se encuentran estas zonas, y recomiendan circular con precaución.

Según la web yeclameteo.es, a las 6 de la madrugada se han registrado precipitaciones por valor de 14'5 litros por m2, en tan solo media hora.

La rambla de Jumilla se ha convertido en un río.La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señala así que este municipio había recogido hasta las 21.30 horas cerca de 20 litros por metro cuadrado.

La cantidad de agua caída ha motivado alrededor de una veintena de llamadas al Centro de Coordinación de Emergencias para informar sobre diversas incidencias. La mayoría estaban relacionadas obstáculos en la vía-principalmente tapas de alcantarillado-, la necesidad de achiques de bajos y garajes, y con la petición de rescates de personas atrapadas en sus vehículos en carreteras, dada la imposibilidad de avanzar ante riadas e inundaciones. De hecho, la tromba agua ha colapsado las principales vías de acceso y salida del municipio.

Asimismo, ha podido verse como la rambla de Jumilla se convertía en un río de tierra marrón, que se desbordaba y cubría otras zonas inundables.

El lunes y el martes la situación irá remitiendo y volverá a la tónica del viernes y el sábado y no se ha establecido ninguna alerta por lluvias. Las zonas del interior se podrían entonces ver afectadas por chubascos, que no serán de importancia, pero que sí podrían afectar, por ejemplo, a la romería de la Fuensanta. No obstante, habrá que esperar a ver cómo evoluciona la situación para determinar si los devotos de La Morenica necesitarán tirar de chubasquero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios