Cuatro meses, ese es el periodo que tendran que permanecer en la cueva los doce niños y el profesor atrapado.
Cuatro meses, ese es el periodo que tendran que permanecer en la cueva los doce niños y el profesor atrapado.

Cuatro meses, ese es el periodo que tendran que permanecer en la cueva los doce niños y el profesor atrapado.

miércoles 04 de julio de 2018, 13:26h

Las intensas precipitaciones podrían mantener la gruta inundada pese a los trabajos de bombeo

Ayer los equipos de rescate encontraron vivos a los doce niños y a su instructor que llevaban nueve días atrapados en una cueva en el norte del país. La operación de salvamento, sin embargo, no ha terminado. Queda por hacer lo más difícil, que es evacuar al grupo. Una tarea no exenta de riesgos, que los militares tailandeses advierten que podría llevar varios meses.

El problema es que se trata de una gruta de más de 10 kilómetros de longitud en la que se adentraron los niños y su monitor el 23 de junio y donde quedaron atrapados al inundarse la entrada por las fuertes y persistentes lluvias.

Las auto­ri­da­des tailandesas, reconocenno saber cuantos días puede durar la operación de rescate de los doce niños, con edades comprendidas entre 11 y 16 años, y su monitor, de 25. Su objetivo es sacarlos de la gruta de la forma más segura posible. El problema está en la temporada de las lluvias, la estación del monzón, que inundará aún más la cueva, y la debilidad de los niños, tras prácticamente diez días sin comer. Las autoridades tailandesas se preparan para lo peor y asumen que deberán suministrar alimentos y medicamentos a los doce menores y a su monitor como mínimo durante cuatro meses, ya que este es el periodo de tiempo que dura la temporada de las lluvias.Ayer desplegaron a lo largo de la cueva, un cable telefónico, para que los chicos puedan hablar con sus familiares, así mismo hay siete miembros de una unidad de élite de la Marina tailandesa que participa en las tareas de rescate, incluidos un médico y un consejero.

La incorporación de estos miembros del equipo de salvamento al grupo de los trece, atrapados en la cueva, forma parte de la segunda etapa del plan de rescate, cuyo objetivo final es la evacuación del grupo de la cueva.La evacuación les exigirá un enorme esfuerzo físico y ello no es posible por el momento. Hay que recordar que han estado sin probar bocado durante los diez días que permanecieron aislados y que sólo bebían agua de las estalactitas. No obstante miembros del gobierno ante temor a que el nivel del agua impida sacar a los niños exigien que no se pierda tiempo y que se acelere el rescate . "Si el nivel del agua aumenta, el trabajo será más difícil. Hay que sacar a los chicos antes”, dijo su portavoz, Anupong Paojinda.

Y es que la enorme cantidad de agua que inunda los túneles y cavidades de esta gruta es el gran problema que frena el rescate . Un obstáculo que los equipos de socorro intentan superar buscando por la montaña pozos o chimeneas naturales que les conduzcan a la cavidad donde se encuentra el grupo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios