Cataluña en pie de Guerra

Cataluña en pie de Guerra

lunes 26 de marzo de 2018, 11:11h
Los comités de defensa de la república se echan a la calle para enfrentarse a los Mossos

Los CDR (controlados por la CUP) ya habían movilizado a sus militantes y habían previsto decenas de ‘quedadas’ por toda Cataluña a la espera de órdenes. Las ‘columnas’ estaban preparadas para converger en los sitios acordados. Una de las consignas más repetidas era “comienza la primavera republicana” (que algunos han rebautizado como ‘primavera catalana’). Otra de las consignas era el llamamiento a una “huelga general” que lleva siendo transmitida durante los últimos días sin mucho éxito. Una marcha que se saldó con tres detenidos y 52 heridos.

La estrategia es ser los dueños de las calles. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), que este sábado eligió nueva cúpula, ha perdido fuerza frente a estos grupos mucho más radicales, así la CUP, a través de los CDR, quiere volver a tener el control de la situación y marcar el paso de la política catalana.

El diputado Carles Riera ya se lo dijo a Jordi Turull" Pasamos humildemente, modestamente, a la oposición: desde la calle, desde las instituciones, combatiendo al Estado y combatiendo su dictadura y también combatiendo la autonomía y el autonomismo, haciéndolo desde las calles, desde los ayuntamiento”.

Jair Domínguez, colaborador de TV3 en el espacio de Toni Soler ha anunciado. “Habrá muertos" . "Nos han llevado al límite y por fin hemos descubierto que la república no se construye con lacitos y manifiestos, sino a sangre y fuego”, tuiteó este sábado.

Fuentes cercanas a la dirección de la CUP reconocen a este diario que esta organización “tiene ahora las manos libres para actuar como quiera”. Estas fuentes se muestran cautas respecto al papel que han de jugar los CDR, aunque les otorgan la mayor parte del protagonismo futuro. “Son los encargados de movilizar las calles, por lo que su papel será determinante”, admiten estas fuentes. Además, aseguran que “en la mayoría de las ocasiones, actúan bien coordinados con las demás fuerzas, especialmente cuando hay convocatorias de la ANC”. Pero no desmienten algunas tensiones, porque en la Asamblea “hay sectores muy ligados a partidos que de vez en cuando siguen consignas que no siempre coinciden con las nuestras”.

Jaume Marfany, exvicepresidente de la ANC, dio este domingo la voz de alerta para “no dividir el independentismo entre buenos y malos, valientes y cobardes, patriotas y traidores, CDR y ANC… Algunos ya lo sufrimos en los setenta y ochenta, y fue catastrófico. Organización y coordinación. Si no, todo acabará en una 'kale borroka' a la catalana sin salida”.

Los CDR no apoyaron la gran manifestación convocada por ANC, Òmnium y partidos políticos. Por eso, convocaron en las Ramblas a las cuatro de la tarde para ir luego, a las siete, a concentrarse ante la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, mientras en algunas carreteras y autopistas se apostaba por organizar caravanas de marcha lenta y en otras, como la A-7, en Tarragona, se cortaba el tráfico.

Los Mossos d’Esquadra blindaron ya desde primera hora de la tarde las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Cataluña, para evitar males mayores, de modo que poco más tarde de las seis tuvieron que enfrentarse a las primeras ‘columnas’ de radicales que iban hacia la sede gubernamental. “¡Recordad que los Mossos d’Esquadra son ahora fuerzas de ocupación!”, advertían algunos radicales de los CDR, mientras otros se encaraban a los agentes con gritos de "¡Hijos de puta!", "asesinos" o "¡psicópatas!" y la recriminación “no tenéis vergüenza”. Intentaron romper los cordones policiales de todas las maneras posibles, desde empujones hasta utilizando contenedores. Pasadas las siete de la tarde, los CDR pedían refuerzos en un llamamiento a través de su ‘canal oficial’, aunque avisaban de que era una convocatoria “de forma no violenta”: “Pedimos unir fuerzas en estos puntos: Mallorca con Pau Claris y Valencia con Roger de Llúria”. En aquellos momentos, y pese a las embestidas de los concentrados y a la lluvia de objetos sobre los 'mossos', las fuerzas policiales estaban ganando la batalla. Finalmente, llamaron a todos a concentrarse soólo en ese último lugar, donde, según la Guardia Urbana, solo había un millar de manifestantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios