EL 21-D, Y EL 22-D: DOS FECHAS HISTORICAS

.
El 22-D, el sorteo tradicional de la Lotería Nacional, va a tener este año un
competidor, por la atención que se preste por conocer el número del
“Gordo” y a donde ha tocado, y este año por saber a quién le ha tocado “El
gordo político de formar Govern” en Cataluña, como consecuencia del
“Sorteo electoral del 21-D”, y donde hoy aún no se sabe, - a ciencia
cierta-, quien lleva el número que resultará premiado por las urnas.
Cuando faltan tan solo 18 días para el “día D”, donde en las urnas se juega
el futuro de Cataluña, hay que reconocer que vamos a presenciar una
campaña electoral muy complicada por las incertidumbres que presagian
encuestas, sondeos y determinados politólogos de la prensa y la TV.
En mi opinión, ante las incertidumbres – que las hay - una realidad
meridianamente clara, es que en estas elecciones del 21-D, está en juego el
futuro de Cataluña. Porque de las urnas puede surgir la democracia, la
recuperación económica y la convivencia social; o bien según la interpretación
que están dando los partidos independentistas, la reiteración del apoyo al
“Proces” separatista.
Esa es la cuestión, y no otra.
Y a mí me parece que ante estas circunstancias la primera consideración
importantísima es la que “Todos los electores tienen que salir de casa e
ir a votar el 21-D” en un marco de libertad y democracia.
Y que cada cual, constate a donde se ha llegado en Cataluña, con el proyecto
independentista y separatista de los Puigdemont, Junqueras, Forcadell, y
Cia., que supongo no es un aliciente para volverlos a votar. Y no solo por sus
errores y mentiras que han contado, y lo que han hecho; sino por la actitud
que están manifestando alguno de sus líderes. Y el cometer errores de la
magnitud de las consecuencias económicas y sociales que han supuesto para
Cataluña, mejor no repetirlos.
Es verdad, yo soy consciente de ello, que la situación está siendo muy
complicada en Cataluña, a donde ya ha ido Mariano Rajoy y en sus palabras
ha dado la impresión que con el articulo 155 ya se ha acabado con el
independentismo, hasta se ha olvidado de su personal responsabilidad
cuando el PP se dedico a recoger firmas contra el Estatut que había sido
aprobado por el Parlament y el Congreso de los Diputados y no ceso hasta
lograr su anulación por sentencia del Tribunal Constitucional.
Por esa razón, ni va a ser posible unos resultados favorables al PP que va a
quedar en un partido residual, que “ni pinche ni corte” para nada en
Cataluña. De ahí deduzco los errores que están cometiendo los que ya están
exigiendo para el Govern un acuerdo del PSC, Ciudadanos y el PP. Error de
Arrimadas, que se ve ya de Presidenta; pero también de los socialistas
Lambán y Alfonso Guerra, por otros motivos y que podían estos últimos, - en
mi opinión - jubilar ya “sus proposiciones políticas”, que son una locura y
que serian de agradecer, estoy seguro por Miquel Iceta y el PSC.
Porque si bien es necesario hoy “Terminar con el independentismo y la
República como soluciones para Cataluña”, esa tarea no es flor de un
día, va a requerir tiempo e ingenio político. “Ni la continuidad de la
inmovilidad política de Mariano Rajoy y su Gobierno” que se cree que
con el 155 y la Constitución en la mano ya ha acabado con los dos millones
que votaron independentismo el 1 de octubre. “Ni la alimentación del
frentismo en la guerra entre los buenos y los malos catalanes” que
plantea Arrimadas.
Hace falta la superación de la realidad creada en Cataluña desde hace años, y
esa superación solo podrá ser alcanzada mediante el convencimiento con la
razón, y desde mi modesta opinión, esa filosofía de un catalanismo moderado
y firme en esas dos categorías, las posee Miquel Iceta candidato del PSC a la
Presidencia de la Generalitat.
Y que está demostrando el “Caudillo Puigdemont” desde Bruselas: “el
ridículo más espantoso a su petición de que los policías belgas lo
escoltasen a Cataluña para poder votar”, y que el Gobierno le han
negado. Este ex, que se sigue considerando el President, está muy mareado y
no merece fiarse por las sandeces que dice cada día. Y desde que se marcho
de “Su República, con los pantalones sucios por el miedo” pero que fue
un acto de cobardía, no inspira ya mucha confianza, incluso entre dirigentes
del PDeCAT. Ya que admiten estos días que viven una difícil contradicción,
por un lado Puigdemont y su circunstancias les han hecho revivir las
expectativas electorales para el 21-D, y por otro que el ex-President ha
anulado el partido y ha cegado las esperanzas de renovación para afrontar
una nueva etapa.
Las conspiraciones, reuniones y recelos han empezado en el PDeCAT con la
vista puesta en el final del proceso independentista ó al menos en el final del
camino unilateral y al margen de la ley. Y sobre todo, mirando a su futuro
próximo en el que Puigdemont sea inhabilitado por la Justicia y deba ser
sustituido en su escaño y en su liderazgo político, y para sustituirlo ya se
deben estar dando empujones entre Elsa Artadi, Luis Font y la propia Marta
Pascal en lo que se refiere al poder orgánico.
Y hay que tener en cuenta que esa previsible inhabilitación de Puigdemont irá
acompañada de la del resto de ex – consellers imputados por su participación
en el proceso soberanista. Y desde fuentes del PDeCAT ya se barajan las
posibilidades de que Puigdemont estudie dilatar ó hasta boicotear el proceso
de formación del Govern, tras el 21-D, ya que ni podría votar por no haberse
censado antes del 22 de noviembre en el censo donde se debían de
inscribirse los españoles en el extranjero.
Por ese simple detalle, ni Puigdemont, ni los ex- consellers no podrían
depositar su voto, en caso de que estuvieran en Cataluña el 21-D. Y además
deberán quedarse en Bélgica para cumplir con la justicia belga, que le ha
prohibido salir del país, hasta que el juez decida si acepta su extradición a
España.
Así están las perspectivas reales del PDeCAT por un lado, y por el lado de los
que están encarcelados, queriendo aparentar que van a rectificar sus errores
unos, y otros que siguen persistiendo en los mismos, haciendo piruetas ante
el juez del Tribunal Supremo para lograr su libertad provisional hasta el día
de su juicio.
Este es el escenario independentista, y la verdad es que ni Puigdemont y Cia.
ni Junqueras ni ERC, ni la CUP con sus declaraciones de recurrir a la violencia
para lograr la República, ni la formación del matrimonio político de Ada Colau
con el resto del naufragio de Podemos en Cataluña, ofrecen ninguno de ellos
ni una micro posibilidad, digan lo que digan hasta el 21-D, de coherencia con
propuestas serias, sencillamente porque no las tienen.
Parece pues, que desde la lógica y la voluntad de quienes un día decidieron
echarse en brazos del independentismo al creerse los “Cuentos y las
Historias prefabricadas que les han contado” pero que la realidad has
mostrado no eran tan reales, el día 21-D, decidan una buena parte, quedarse
en casa, porque motivos tienen de hartazgo, de mentiras y de indignación por
la burla que les han hecho los Puigdemont y Cia, que se han mostrado como
una banda de embusteros e ilegales políticos que no merecen ser votados
desde el buen sentido común de los catalanes. Ni que vuelvan a ocupar un
segmento parlamentario que les permita reiniciar el único objetivo que
persiguen: La ruptura con España aunque ello lleve aparejado el hundimiento
económico y el progreso de Cataluña.
Desde el convencimiento que hoy la fuerza que se presenta con la voluntad
de “Convencer más que de vencer”, que es a mi juicio el factor
fundamental de la acción política para ir superando la dramática situación que
hoy se vive en Cataluña, es la candidatura del PSC y las propuestas que
defiende su líder Miquel Iceta.
Propuestas, que tienen su origen en el catalanismo moderado, la inteligencia
y la gran paciencia para ir labrando el futuro mejor para Cataluña que posee
Iceta y que se merecen el apoyo mayoritario de esos casi seis millones de
electores el 21-D para iniciar la reconstrucción de ese mejor futuro que
necesita Cataluña.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.