Pablo Iglesias, ilusionista y embaucador
Ampliar

Pablo Iglesias, ilusionista y embaucador

De aquel Podemos del 15M,quedan solo cascotes.

Podemos se rompe con aquellos cachos que un día compusieron el puzle de la indignación.

El problema es que aquel puzle de ilusión que un día fue de todos, hoy tiene un solo dueño. A día de hoy resulta difícil reconocer a aquel profesor descamisado que encendía el ánimo de los desesperados, generaba ilusión en los parías del estado y animaba a todos a cambiar el sistema endémico y corrupto que se habia instaurado como si de una norma consentida se tratara en la política española. Hoy entender a Pablo Iglesias , juez y parte en Podemos, resulta imposible.

Pablo ya no es ejemplo de nada, tras adueñarse de un partido que si una vez fue participativo, hoy no es distinto de una dictadura, donde el que se sale de la cesta es politicamente fusilado, un partido que un día es independentista y al día siguiente no, con un lider que por la mañana lanza un guiño al PSOE y por la tarde lo pone a parir, una formación aparentemente de izquierdas que quiere romper la izquierda, que se embarca en pos de posiciones independentistas cuando su lider tiene por vocación de convertirse en jefe del Gobierno de España.

Como agitador social, Pablo Iglesías es único, como verborreico y charlatán el que más, como persona fiable, mejor no le prestes nada, pues aplica aquello de " prometer y prometer hasta meter". Así tras posicionarse a favor de la plurinacionalidad, del independentismo, luego se desdijo, en el camino se cargó a Dante Fachín, antes uña y carne y ahora se posiciona contra la decisión del Senado y del Gobierno al aplicar el famoso artículo 155 de la Constitución. ¿Es esta una estrategia creible?. Los independentistas le aplauden, así que le voten ellos. Para el resto de españoles que veían con simpatía la formación morada no es entendible. Ello justifica que le hayan retirado el apoyo electoral que antes le dieran.

A fecha de hoy, Podemos no es lo que fue. Lo que de aquel partido inicial queda es tan solo el desperdicio, las sobras o los escombros de aquello que pudo ser un edificio político que pudo tocar el cielo y hoy toca los infiernos.

El desplome de Podemos es cada día mayor por culpa de su errática posición, o mejor dicho por los erráticos planteamientos de su actual lider, que en su delirio arrastra al resto al precipicio. Podemos ha pasado de ser futuro a ser pasado por culpa de un embaucador, un defraudador de iusiones, un manipulador de la desepeación que un día encontró el hueco idóneo en una sociedad cansada de la clase política. Entonces nadie conocía a Pablo Iglesias, hoy que se le conoce, ya se sabe que no es de fiar, incluso entre los suyos. Son muchos los que no le entienden, algunos dicen que ha perdido la cabeza después del recurso ante el TC contra el 155 en auxilio de Puigdemont. Ello ha escandalizado a muchos dirigentes morados, que ven como su líder les conduce a la ruina.

Así dentro del Grupo Parlamentario de Unidos Podemos las discrepancias con su líder son cada vez mayores. Pero entre sus 71 diputados reina desde hace semanas una sensación de indignación, frustración e incluso un pesimismo creciente. Si bien por el momento no hay síntomas de rebelión, sí hay voces discrepantes. Los críticos con la gestión de Pablo Iglesias, son cada vez más. Estos cayan por el momento, conocen a Pablo y sabe de sus purgas por discrepar, pero ¿hasta cuando aguantarán?
Pablo tiene los días contados al frente de la formación, la marejada interna ya ha empezado, bancada de Podemos en el Congreso ya no está lo unida que dan a entende, la relación de Iglesias con sus socios de En Comú, ya no es lo que era y ello empieza a pasar factura. Hoy la brecha que este asunto ha abierto en Podemos resulta difícil de cerrar.
Carolina Bescansa ya lo dijo "De este golpe no nos vamos a recuperar, es irreversible". Hoy es ya una realidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.