El dificil papel de las distintas policías en Cataluña

El dificil papel de las distintas policías en Cataluña
miércoles 20 de septiembre de 2017, 09:10h
Ayer se produjeron nuevas actuaciones que hacen más dificil que el referéndum se pueda celebrar. Ahora el objetivo es encontrar las urnas.
Cerca de medio millar de personas han intentado que el secretario judicial no pudiera acceder a la sede de la empresa de mensajería Unipost en Terrassa (Barcelona), donde la Guardia Civil ha incautado las tarjetas censales y las notificaciones que el Govern quería hacer llegar a los miembros de las mesas electorales del referéndum ilegal del 1 de octubre. Finalmente, han sido los Mossos d'Esquadra los que alrededor de las 19.30, ha conseguido el desalojado a unas 20 personas que ocupaban una segunda puerta del edificio, por la que el secretario judicial ha podido acceder.

La comitiva judicial había llegado al inmueble alrededor de las 16.30 donde desde esta mañana varios grupos de independentistas hacían guardia bloqueando su acceso. Para evitar la imagen de la policía catalana desalojando a los manifestantes, la policía ha tratado de negociar con ellos la entrada a la empresa. Poco a poco la calle se va llenando de más y más gente, impidiendo que la comisión llevara a cabo su cometido, hasta que finalmente consiguieran acceder por otra puerta.

En la operación la Guardia Civil ha incautado abundante información relacionada con el censo del referéndum, entre la misma han encontrado las notificaciones de configuración de las mesas electorales. Este es sin duda un duro golpe al Govern que ya no cuenta con los presidentes, vocales o suplentes que debían conformar las mesas del 1 de octubre. De esta manera, la Generalitat se ha quedado sin miembros para las entre 6.000 y 8.500 mesas que supuestamente teníann que a colocarse en colegios, institutos y locales municipales. Así y tras esta actuación a Puigdemont ya no le queda tiempo para volver a hacer el sorteo, imprimir las notificaciones y enviarlas.

Cabe saber de dónde ha sacado la Generalitat los datos censales, es decir, los nombres y apellidos de los elegidos para estar en las mesas así como su dirección. Esto es algo que la Guardia Civil está investigando tras citar a los responsables de Unipost para que les facilten toda la información sobre quién, cómo y cuándo les han encargado el envío de las notificaciones para la constitución de las mesas electorales. Se les reclama también el contrato y cualquier factura para conocer cómo se pretendía costear este envío masivo y así averiguar de donde ha salido el dinero. Como saben la Generalitad tiene prohibido gastar un solo euro de dinero público para el referendum.

Falta aún encontrar las urnas y las papeletas, aunque estas desde el pasado martes ya se pueden imprimir. Así cuando faltan dos semanas apenas para que parte de los catalanes vayan a votar Puigdemont sigue confiando en poder hacerlo, aunque sea colocando voluntarios en las mesas. Es más en estos días ha alardeado de tener no 6.000 sino 18.000, por si la Guardia Civil, Policía Nacional o los Mossos d'Esquadra dan con alguna de ellas. En cuanto a los voluntarios, Puigdemont dice contar con más de 30.000 inscritos en la Asamblea Nacional Catalana. A ellos hay que sumar la bolsa de voluntarios que activó el Govern en la web oficial del 1-O, a los que denominaba "personal colaborador" que son en torno a los 16.000.

En Barcelona la Guardia Urbana ha venido llevando a cabo su cometido identificando a los cargos públicos que promocionan el 1-O.

Por su parte Ada Colau ha dado su apoyo explícito a la celebración de la consulta, tras el acuerdo de la pasada semana y la semana con el president, Carles Puigdemont, para que se pueda votar en Barcelona con la condición de que no sea en dependencias municipales, para de esta manera no poner en riesgo ni al ayuntamiento, ni a sus trabajadores. Sin embargo, ello no ha impedido que agentes de la policía municipal hayan protagonizado algunas de las actuaciones más meritorias . Así Evelio Vázquez jefe de la Guardia Urbana de Barcelona remitió a todos sus agentes la orden de la Fiscalía Provincial para que se actuara contra los preparativos del 1-O. Desde entonces, patrullas del cuerpo han levantado numerosas diligencias, incluyendo la identificación el pasado fin de semana del secretario de Igualdad y Migraciones del Govern, Oriol Amorós perteneciente a ERC y de la concejal local de la CUP, Maria Ortega. Además, otra diligencia policial obligó ayer a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) a retirar toda la propaganda sobre el referéndum que se había contratado en los convoyes del Metro y en los autobuses municipales.

Hay que decir que todos los cuerpos de seguridad incluidos los Mossos y la Guardia Urbana,actúan desde la semana como policías judiciales bajo órdenes de la Fiscalía. Un argumento al que alude Ada Colau. " los agentes no actúan en esta ocasión bajo órdenes del ayuntamiento".

Según fuentes policiales, el Consistorio ha pedido a los uniformados que actúen con proporcionalidad y eviten cualquier situación que pueda generar situaciones de riesgo, como realizar una identificación en un acto masivo, incluso evitar las detenciones para no generar más tensión. Sin embargo ha habido veces en que no han podido evitarlo. En la madrugada del sábado fue detenido un miembro de la CUP acusado de agredir a un policía que trataba de identificarle.

Los anticapitalistas han utilizado este caso para ir contra Colau que viene manteniendo una postura ambigua en todo este proceso. Maria Rovira contra quien se abrieron diligencias retó a la alcaldesa a que diga "si está a favor de esta deriva antidemocrática o si está a favor de la libertad ideológica".

En medio de los políticos y de la justicia como ven está la policía. Dificil papel el de los distintos cuerpos y entre ellos los municipales en la ofensiva contra el 1-O . En Municipios como Vilassar de Dalt, Vic, Sant Cugat del Vallès o Sitges han enviado escritos a la Fiscalía facilitados por la Associació Catalana de Municipis (ACM) para pedir que se suspenda la orden para que los agentes locales investiguen el referéndum. En Sitges, el alcalde ha expedientado a un policía que arrebató el teléfono móvil a un periodista del diario Nació Digital mientras grababa una identificación en la localidad.

Así las cosas mañana volveremos a contarles un nuevo episodio que no parece tener fin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios