Podemos Melilla celebra la aprobación en el Congreso de la reforma laboral porqué trae mejoras sustanciales muy importantes
Ampliar

Podemos Melilla celebra la aprobación en el Congreso de la reforma laboral porqué trae mejoras sustanciales muy importantes

domingo 27 de febrero de 2022, 10:13h
Podemos Melilla celebra la aprobación en el Congreso de la reforma laboral porqué trae mejoras sustanciales muy importantes

Es la primera vez en 40 años que se hace una mejora para la clase trabajadora de este país desde el artículo 1 hasta el último, a lo largo de las 50 páginas de este decreto.

Va dirigida a aquellos que más lo han necesitado, los que han sido olvidados siempre, a los que nunca han tenido el respaldo de la legislación laboral.

Está hecha para no despedir, establece los ERTE como un sistema alternativo para que las empresas no pasen por despedir a las trabajadoras y los trabajadores y hemos demostrado que funciona porque nosotros hemos metido en ERTE a más de 3 millones de personas, salvándoles de lo que habría sido un despido fijo. Muy distinto de lo que hizo el Partido Popular.

Durante todo este tiempo, ha habido centenares de sindicalistas negociando convenios que les llevaban al atolladero, había unos señores que se sentaban en una mesa a esperar a que pasara un año y el convenio decaía. Y toda esa gente se quedaba sin amparo de ningún derecho y eso llevaba a aceptar condiciones muchas veces lamentables.

Con la reforma, se está dando un golpe de muerte a los intentos de devaluación del Partido Popular y a la denigración de la negociación colectiva. No vale dejar de negociar.

Esto es la fortaleza clave que van a tener las trabajadoras y los trabajadores a partir de este momento, para que manifestaciones o huelgas como la de la bahía de Cádiz, con trabajadores atemorizados por la pérdida de efectos de la pérdida del Convenio del Metal no se vuelvan a repetir.

El PP basó su respuesta a la crisis bajando los salarios a través, utilizando subcontrataciones piratas que fomentaron dándoles a los convenios de empresa la posibilidad de degradar a las Kelly, a los vigilantes de seguridad, al personal de limpieza. Eso, lo hemos derogado, hemos asestado un golpe de muerte a la reforma del Partido Popular que se basaron en la degradación de las condiciones de trabajo.

Esta reforma mira a los que nunca ha mirado realmente ninguna reforma, a los precarios. No es que pudieran ser o no despedidos, no era necesario, vivían en un régimen de disminución (semi hibrnación) de derechos. Ahora, con la eliminación del contrato de obra o servicio, con garantías a través de la Inspección de Trabajo, vamos a proteger por despido, por primera vez, a un tercio de los trabajadores que no estaban protegidos.

Tenemos que decir que, aunque este ha sido el paso más importante y necesario que había que dar, aún nos queda mucho por conseguir.

A nuestro Ministerio de Trabajo le quedan dos años por delante, para incorporar la normativa internacional a nuestro ordenamiento jurídico, nos queda el convenio 189 para la protección social de las empleadas del hogar, hacer el Estatuto del Trabajo del siglo XXI, pero ninguna de las cosas que nos quedan por hacer empaña ni un segundo el enorme avance que supone la reforma laboral que hemos logrado conquistar, con mucho esfuerzo, con mucha negociación y tiene su base en una mejora nítida del derecho.

Los datos nos dan la razón porque en enero, ya como efecto anticipatorio de esta reforma, se han hecho más contratos indefinidos de nueva creación que nunca en un enero en la serie histórica de España.

Cuando las trabajadoras y trabajadores dejen de ser precarias, y puedan mirar a las empresas de tú a tú, con la protección real del despido, veremos como las condiciones de trabajo en general, van a mejorar sustancialmente.

Por todo ello, consideramos que es una gran reforma y una gran apuesta por la estabilidad en el empleo, por derrotar la precariedad y por salir del atolladero de un mercado de trabajo que formalmente protegía a todos pero en la realidad, había excluido a un tercio, que siempre han sido los débiles, aquellos para los que los derechos no eran más que proclamas de bisutería, sin valor real.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios