El PP apoya a los vecinos de Ramonete en su protesta por la construcción de una mezquita en medio de un grupo de 30 viviendas y exige su anulación inmediata

Fulgencio Gil: “Mateos tropieza otra vez en la misma piedra, repitiendo el mismo error que en el barrio de Apolonia. Además, ha incumplido el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento del mes de junio que le obligaba a suspender las licencias a lugares de culto”.

Los vecinos afectados se han enterado “por la calle” del otorgamiento del permiso por parte del gobierno de Diego José Mateos, y exigen que el actual alcalde asista a una reunión abierta en el local social para dar explicaciones de lo ocurrido, y revoque el permiso.

El PP apoya a los vecinos de Ramonete en su protesta por la construcción de una mezquita en medio de un grupo de 30 viviendas y exige su anulación inmediata
Ampliar
El PP apoya a los vecinos de Ramonete en su protesta por la construcción de una mezquita en medio de un grupo de 30 viviendas y exige su anulación inmediata
El PP apoya a los vecinos de Ramonete en su protesta por la construcción de una mezquita en medio de un grupo de 30 viviendas y exige su anulación inmediata

Una delegación del Partido Popular de Lorca liderada por su presidente, Fulgencio Gil, se ha desplazado esta mañana a mantener una reunión de trabajo con representantes vecinales de Ramonete tras las continuas llamadas y mensajes enviados por residentes de esta pedanía desde hace unos días.

Fulgencio Gil ha manifestado que los vecinos no entienden, “y la verdad es que nosotros tampoco”, cómo es posible que tras la fuerte polémica surgida por la ubicación de una mezquita en el barrio de Apolonia hace unos meses, Diego José Mateos vuelva a caer otra vez en el mismo error, y, según nos dicen los afectados, haya otorgado incluso licencia municipal para la construcción de un lugar de culto musulmán en pleno núcleo urbano consolidado de esta pedanía, en concreto en una parcela que se encuentra totalmente rodeada de viviendas, cerca del centro de salud y del local social que utilizan los diferentes colectivos de la pedanía.

Con motivo de aquel caso, que derivó en un auténtico conflicto social por la pésima gestión realizada por el actual gobierno local, todos los partidos políticos con representación en el ayuntamiento coincidimos en afirmar que se había de evitar ubicar locales de culto en zonas residenciales, habida cuenta de la injerencia y molestias que provocan a los vecinos, por lo que no comprendemos cómo es posible que Mateos reincida justamente en el mismo error, porque no podía haberse escogido una ubicación peor.

Los vecinos de Ramonete nos han mostrado su contrariedad, ya que no comprenden cómo es posible que el Sr. Mateos conceda licencia para un lugar de culto, al que sabe perfectamente que va a acudir un número muy elevado de personas, cuando a esta parcela se accede a través de una calle de apenas cinco metros de ancho. La mezquita que se pretende levantar estaría ubicada “pared con pared” con otras viviendas, en la calle Baño de las Mujeres, a cuyos propietarios colindantes no se les ha avisado de este proyecto.

Mateos, otra vez, está convirtiendo este asunto en un conflicto social por su manía de ocultar la información a los vecinos. Tenemos que volver a denunciar la reiterada falta de tacto que el actual alcalde está mostrando con los vecinos, faltando a la mínima transparencia exigida a cualquier representante público.

Nosotros apoyamos totalmente a los vecinos de Ramonete en este asunto, compartimos su indignación por el trato recibido y consideramos imprescindible que se convoque de inmediato una reunión en el local social de esta pedanía para que Mateos de explicaciones en persona de lo que ha hecho a los ramoneteros, aclare por qué ha ocultado toda esta información y cómo piensa solucionar esta cuestión.

Desde el Partido Popular apoyamos a los vecinos porque es obvio que este no es el lugar para construir un local de culto de estas características, y tenemos que denunciar que la decisión de conceder licencia para su construcción vulnera e incumple el acuerdo de pleno alcanzado el pasado mes de junio, en el que se aprobó por unanimidad la suspensión de todas las licencias de este tipo, e incluso se constituyó una Comisión que tenía entre sus objetivos evitar que se produjeran conflictos como el que ya se vivió en el barrio de Apolonia.

La concesión de esta licencia constituye un fraude a todos sus componentes, y una profunda falta de respeto del Sr Mateos, que nos ha intentado engañar a todos ocultando de forma intencionada la tramitación de este expediente, que, para empeorar la situación, se ha desarrollado de forma simultánea al trabajo de la citada Comisión, pero de espaldas a sus miembros.

Respaldamos la petición de los afectados para que se proceda inmediatamente a suspender o retirar la licencia, en virtud del mencionado acuerdo, articulando los mecanismos y herramientas jurídicas, urbanísticas y administrativas de las que dispone el Ayuntamiento. Estamos a tiempo de ofrecer una solución a los vecinos, porque el Urbanismo tiene que estar al servicio de los ciudadanos y del sentido común, y no ser utilizado de una forma tan oscura como la empleada para ocultar el tema a los ramoneteros.

Hemos de señalar que el gobierno de Mateos ya ha revocado licencias otorgadas a lorquinos para otros proyectos, así que conoce perfectamente cómo hacerlo, y le recordamos que él mismo afirmó el pasado 3 de junio que se suspendía la concesión de nuevas licencias para el establecimiento de lugares de culto donde haya viviendas, ya que la afluencia de personas puede dar lugar a molestias, y el Pleno del Ayuntamiento acordó confeccionar una nueva norma para regular estos proyectos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios