¡QUÉ HACER CON ESPAÑA !, por Gabriel Cabrera

¡QUÉ HACER CON ESPAÑA !, por Gabriel Cabrera
sábado 12 de septiembre de 2020, 09:58h
¡QUÉ HACER CON ESPAÑA !, por Gabriel Cabrera
“España vive en constante lucha, viendo cada día más lejana la era de paz y ventura que tan ardientemente anhelo. Si fuesen extranjeros los enemigos de su dicha, entonces al frente de estos soldados tan valientes como sufridos, sería el primero en combatirlos; pero todos los que con la espada, con la pluma, con la palabra, agravan y perpetúan los males de la nación, son españoles, todos invocan el dulce nombre de la Patria, todos pelean y se agitan por su bien; y entre el fragor del combate, entre el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos, entre tantas y opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible atinar cuál es la verdadera y más imposible todavía hallar el remedio para tantos males. Lo he buscado ávidamente dentro de la ley, y no lo he hallado. Fuera de la ley no ha de buscarlo quien ha prometido observarla”.

No corren buenos tiempos en el mundo ni en esta España nuestra, pero como diría alguien, ningún tiempo pasado fue mejor. Las líneas iniciales con las que he comenzado esta reflexión, aunque parezcan escritas ayer, fueron redactadas por uno de los mejores reyes que ha ocupado la Jefatura del Estado español: el Rey Amadeo en 1873, pero si entre todos no lo remediamos dentro de unos años o unos siglos, seguramente otro buen gobernante podría volver a escribirlas y probablemente cobrarían rabiosa actualidad.

Si es que difícil es gobernar un país en situación normal, mucho más lo es en una coyuntura como la actual en la que a los problemas actuales hay que sumar la acción destructiva de un diminuto bicho que se ha empeñado en poner patas arribas el planeta. Y si a todo esto le sumamos la acción de los habituales “patriotas” que como decía el buen Amadeo invocando “el dulce nombre de la Patria” no dudan en utilizar todos los medios a su alcance para intentar boicotear cualquier acción del Gobierno legítimo del Estado, la acción de Gobierno se convierte en una tarea titánica y a veces casi imposible.

Ello gracias, como siempre, a los patriotas de hojalata que no consideran legítimo a ningún Gobierno que no sea el de ellos por mucho que ese Gobierno esté respaldado por los votos de los españoles. Da igual lo que haga o como lo haga el Gobierno. Para todos estos amantes del “dulce nombre de la Patria”, cumpliendo con su tradición todo estará mal.

Aunque sé que eso es un imposible no por ello deja de ser justo y necesario para la supervivencia de las personas que conformamos esa Patria a la que tanto dicen amar, que en estos difíciles momentos pusiesen en valor sus tan manidos discursos y son incapaces de ayudar a remar en la misma dirección, al menos podían no entorpecer la labor del Gobierno.

No es de recibo que los mandamases de las patrióticas derechas españolas, en claro ejemplo de deslealtad a todos los valores que dicen representar estén utilizando todas las instituciones donde tienen poder, Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, para hacer oposición. Un claro ejemplo lo tenemos en el tripartito de las derechas murcianas, que incapaces de poner orden en la Sanidad y la Educación en el territorio que les toca administrar, solamente se dedican a culpar a otros de su propia incapacidad para garantizar el derecho de los niños y jóvenes murcianos a una Educación de calidad e igual para todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios