NECESITAMOS QUE LA CULTURA SEA SOSTENIBLE, POR Clara Sánchez Baldó, Presidenta de Gestiona Cultura Murcia

NECESITAMOS QUE LA CULTURA SEA SOSTENIBLE, POR Clara Sánchez Baldó, Presidenta de Gestiona Cultura Murcia
Ampliar
sábado 02 de mayo de 2020, 10:58h
NECESITAMOS QUE LA CULTURA SEA SOSTENIBLE, POR Clara Sánchez Baldó, Presidenta de Gestiona Cultura Murcia
El Pleno extraordinario del Congreso aprobó el 23 de enero de 2019 por unanimidad la convalidación del Real Decreto-ley del paquete de medidas que conforman el Estatuto del Artista, que iba a ser tramitado como proyecto de Ley. El Estatuto del Artista es la única referencia y la agenda de consenso en materia de trabajo cultural.
NECESITAMOS QUE LA CULTURA SEA SOSTENIBLE, POR Clara Sánchez Baldó, Presidenta de Gestiona Cultura Murcia

El Plan CREA del ICA, en la Región de Murcia, nace ya defectuoso, porque no contempla a todo el sector cultural. Por su parte, el Ayuntamiento de Murcia, lanza el programa “Reactivos Culturales” y crea una encuesta dentro del portal de Transparencia para abrir la consulta ciudadana sobre la estrategia municipal de economía circular.

Hasta que no existe un interés de los políticos la Cultura no existe, y eso que sin cultura no hay cordura, como ha puesto de manifiesto esta crisis, la cual hemos sobrellevado mejor gracias al cine, teatro, música, artes plásticas, artes visuales, libros, videojuegos, etc.

La OMS recomienda incluir el Arte y la Cultura en la atención sanitaria. El Arte y la Cultura benefician la salud. Contribuye al fomento de la cultura de bienestar. Escuchar música ayuda a controlar la glucosa; tocar música mejora el sistema inmunológico y el estrés; bailar es beneficioso para cuerpo y mente y pintar o esculpir ayuda a hacer frente a la depresión. La musicoterapia alivia los efectos secundarios de la quimioterapia. Sería necesario hacer protocolos de actuación que favorezcan la relación entre el sistema sanitario y el entorno artístico.

De igual modo, sería fundamental potenciar el crecimiento personal a través del arte (arteterapia, desarrollo humano…). Potenciar disciplinas como coaching, yoga, técnicas de relajación y meditación, baile, biodanza, nutrición, desarrollando un modelo de ocio. Estimular, concienciar, formar y divulgar la cultura con una clara intención de inserción social de sectores o grupos desfavorecidos.

A mi entender esta crisis supone una oportunidad para mejorar el sector cultural desde todos los puntos de vista y en especial, en lo que se refiere a la legislación, que en materia de Cultura, es inexistente. Los políticos debieran de concienciarse de las carencias y precariedad del sector, y no tirar balones fuera, ya que parece que se les olvida que las comunidades autónomas tienen las competencias en Cultura.

Un ejemplo para todos es el caso del País Vasco, donde sus políticos parece tienen un grado de concienciación más elevado, como lo demuestra el hecho de que hace unos días se anunciaba en prensa que “los artistas vascos afectados por la crisis recibirían ayudas de hasta el 70 % de sus ingresos medios con un máximo de 1.200 euros al mes, que se quedarían en el salario mínimo (950) en el caso de jóvenes creadores que han empezado a trabajar este mismo año”.

No obstante, el sector cultural tampoco está exento de responsabilidad en la mejora del sector, al no haber exigido a los representantes políticos, un marco legal para regular y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la Cultura.

Por ello, es hora de dejar de seguir en individualismos e ir todos juntos en apoyo del sector cultural y colaborar en ayudar a los demás y a los que más lo necesitan, aunque sea pensando egoístamente, que si el sector cultural cae, caemos todos/as, ya que la cultura y el turismo es motor de desarrollo económico y social.

Se nos prometieron nuevos sistemas de financiación, como el fomento del mecenazgo. El recorte de los recursos económicos públicos para la Cultura por ejemplo en la Región de Murcia en estos últimos años ha sido brutal como lo demuestran los presupuestos generales del 2020 y el gasto cultural regional por habitante ha disminuido drásticamente.

La elaboración de un nuevo Plan Estratégico de la Cultura en la Región de Murcia, en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Agenda 2030; instar a los Ayuntamientos a que redacten sus Planes Municipales de Cultura (como motor de la nueva política cultural ante la crisis Covid-19, también en concordancia con los ODS); y la apuesta por la participación ciudadana, deberían estar dentro de las prioridades del Gobierno de la Región, junto con una nueva Ley de Cultura. Señores, ¡Hay leyes para todo, menos para el sector cultural!. ¿Por qué en la Región de Murcia no existe una Ley de Cultura?, y sin embargo hay Leyes para todo, Ley de Turismo, Ley de Artesanía, Ley de Patrimonio…

Para conocer el estado de la Cultura en la Región de Murcia, remitirles a mi artículo publicado en junio del 2017 http://mediterraneo.diario16.com/estado-la-cultura-la-region-murcia/, donde hacía alusión a la falta de planificación cultural, legislación y precariedad del sector, factores que han provocado junto con la crisis sanitaria, la actual situación del sector, herido de muerte.

El 30 de abril de 2017 nace la Plataforma a favor del Manifiesto por la Ley de Cultura Región de Murcia (@plataformaLeyCulturaMurcia) promovida por la organización cultural Gestiona Cultura Murcia, con el objetivo de reivindicar una Ley de Cultura para la Región de Murcia, imprescindible para regular y consolidar el sector cultural y mejorar la situación de sus profesionales.

A nivel estatal en países como Francia y Alemania, la Cultura está considerada como bien de primera necesidad y es cuestión de Estado. Se han tomado medidas para que se mantenga en estos días, y esto es así porque en Francia y Alemania sí tienen Leyes de Cultura a diferencia de aquí. Además, Alemania destinará 10 millones de euros a la reapertura de entidades culturales, financiando las reformas necesarias en equipamientos para adaptarlos a la pandemia del covid-19.

A nivel europeo, es fundamental reforzar los Fondos Estructurales y las líneas de financiación a través de Europa Creativa, a la luz de la función que desempeña la Cultura como herramienta transversal para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

A nivel municipal, es imprescindible que cada Ayuntamiento redacte sus planes municipales de Cultura, y que haya una colaboración a nivel estatal, autonómico y municipal, en aras de sentar las bases de una planificación cultural y formular medidas a corto, medio y largo plazo para contener y superar esta crisis sanitaria y del sector cultural, ya precario de por sí.

Espero que esta situación, que ha puesto de manifiesto la debilidad del sector cultural, se convierta finalmente en una ocasión para mejorar el sector a través de la futura Ley de Cultura de la Región de Murcia, una ley de derechos y garantías culturales (que deberían ser concretadas con normas de menor rango a través de decretos), que contenga en su cuerpo aspectos como fomento de las artes; unidad informativa y de asesoramiento de “Cultura, Mecenazgo y Microcecenazgo”; la situación especial de los profesionales del sector que trabajan por proyectos y los bailarines cuya edad de jubilación es más temprana -esta intermitencia crea una situación de desprotección social (cobertura sanitaria, desempleo, cotizaciones del sistema de pensiones) y una necesidad de trato fiscal específico a la irregularidad de la adquisición de rentas-. Que contemple también un Plan Estratégico para la Cultura en concordancia con los ODS, Agenda 2030. Una regulación más adecuada permitirá aflorar actividades que se estaban practicando de manera informal por mera supervivencia; eso significará más recaudación fiscal y más cotizaciones.

Medidas que deberían de ponerse en marcha en esta crisis del Covid-19 y actuaciones imprescindibles:

  1. La creación de un servicio de orientación y acompañamiento a la comunidad de profesionales de la cultura; la construcción de una plataforma virtual de profesionales y proyectos.
  2. Explorar nuevas fórmulas de financiación de iniciativas en el ámbito de la cultura y la creatividad, para contribuir a su desarrollo y sostenibilidad. La revisión de la política de subvenciones para adaptarla a la realidad del sector.
  3. Impulso de un plan de comunicación y sensibilización de la cultura en la Comunidad.
  4. Incremento de la financiación pública en el ámbito del cultural.
  5. Fomento del conocimiento y de las fuentes de datos en el sector de las Industrias Culturales (ICC). Registro de creadores, agentes culturales, gestores culturales e infraestructuras culturales. 6. Aumento de la programación cultural de calle durante el verano y el otoño.
  6. Promover el Coleccionismo en el ámbito Municipal y Regional, con el objetivo de impulsar el sector de las artes plásticas y visuales. 8. Campaña de comunicación de Patrocinio, Mecenazgo y Micromecenazgo para apoyar al sector cultural.
  7. A nivel estatal que apliquen el Boletín Oficial con las medidas del Estatuto del Artista, medidas de protección fiscal, laboral, seguridad social, etc.
  8. Reducción del IVA cultural.

En general, recuperar espacios urbanos, hacerlos accesibles por y para la cultura sin barreras de movilidad ni comunicación creando un mundo más humano con respeto al medio ambiente. Cooperar e intercambiar proyectos de cohesión social a través del arte.

La construcción del Plan Estratégico de la Cultura de la Región de Murcia, se debería ya de empezar a abordar la definición de objetivos, las líneas estratégicas, la metodología del Plan y el diagnóstico de los sectores culturales y creativos de La Región de Murcia. Proceso de aportaciones y para su desarrollo celebrar mesas ciudadanas, con los agentes culturales, de trabajo transversales y territoriales.

Aumentar la inversión pública en cultura, con subvenciones a los siete grandes sectores de actividad:

  1. Artes escénicas (teatro, danza y música).
  2. Artes plásticas (Pintura, escultura, arquitectura).
  3. Música e industria discográfica.
  4. Cine y producción audiovisual.
  5. Libro y bibliotecas.
  6. Videojuegos y multimedia.
  7. Creatividad publicitaria y diseño.

Subvenciones a Agentes Culturales:

  1. Creadores.
  2. Gestores públicos y privados.
  3. Investigadores y críticos.

Dentro de las prioridades está reconocer las profesiones culturales en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP) para que el legislador sepa de la existencia de dichas actividades y pueda actuar en consecuencia; apostar por la interlocución colectiva a través de sindicatos y asociaciones profesionales; y lanzar lo antes posible campañas de formación para que quienes trabajan en la función púbica conozcan las especificidades del sector y puedan atender las necesidades de quienes trabajan en él.

De la misma manera, es prioritario, que el SEF en la Región de Murcia, también contemple en su catálogo de profesiones, las profesiones artísticas, agentes culturales y gestores culturales.

Considerar la idea de crear un Sistema Regional de Cultura, que regule la institucionalidad de la gestión cultural y el ejercicio de los derechos y garantías culturales, el objeto, ámbito de aplicación y fines de la futura Ley y bases de la política cultural.

Desde la Plataforma a favor del Manifiesto por la Ley de Cultura Región de Murcia (@plataformaLeyCulturaMurcia) pedimos al Gobierno de la Región que se cree una comisión de estudio para elaborar un diagnóstico del estado del sector y se aprueben medidas para la mejora. Que se cuente con las organizaciones del ámbito cultura, expertos en materia fiscal y laboral.

Es fundamental, que se debata en la Asamblea Regional sobre la Cultura, que los partidos políticos hagan sus planteamientos y lleguen a un consenso, que la sociedad tome conciencia de las dificultades que atraviesan los creadores y los trabajadores del sector y que la cultura es motor de desarrollo económico y social.

Las profesiones que desarrollan su actividad en el sector cultural son numerosísimas, y ni siquiera existe un registro de artistas, agentes culturales, recursos y de infraestructuras culturales de la Región, de todos los campos de las Artes.

Se trata de una oportunidad para que la sociedad conozca el sector cultural y las malas condiciones en las que se está desarrollando la actividad cultural. Tomar conciencia de las dificultades que atraviesan los profesionales del sector cultural. El futuro del mercado de trabajo es incierto, cada vez hay más personas con tiempo libre, muchos de los trabajos dentro del sector cultural están en riesgo de desaparición como consecuencia de la crisis sanitaria.

La solución pasaría por apostar por la economía creativa, la inversión en talento, investigación y formación, para que la creación y la cultura forme parte importante de nuestro modelo económico, ya que la creatividad humana es el mayor recurso económico, como apunta Richard Florida. Nos hallamos todavía por detrás de la media europea en empleo y actividad cultural y creativa.

Los creadores son capaces de mejorar el mundo en que vivimos, ser más felices y más libres, como se ha demostrado en esta crisis que estamos sobrellevándola mejor, gracias a los libros, el cine, la música, el teatro, la danza, artes plásticas, los videojuegos, y resto de profesionales del sector productivo de la cultura como diseñadores, restauradores de obras de arte, periodistas, guionistas, prensa cultural, fotógrafos, programadores de plataformas digitales, que sería muy extenso de enumerar.

Es el momento de remar todos en la misma dirección. Queremos seguir en individualismos o ir todos juntos en apoyo del sector cultural.

Tenemos el poder de co-crear. Creemos nuestra realidad con cada pensamiento. Tomemos consciencia de ese poder creador y proyectemos nuestro futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios