Nuevos registros por el Caso Lezo

Nuevos registros por el Caso Lezo

jueves 17 de agosto de 2017, 10:10h
Luis Vicente Moro que fuera condenado a 21 meses de cárcel y 4 años de inhabilitación siendo Delegado del Gobierno en Ceuta, podría ser según la UCO, uno de los testaferros de Ignacio González

El caso Lezo sigue dando que hablar después de que el juez haya ordenado nuevos registro. Esta vez le ha tocado a un excargo del Partido Popular de la etapa de José María Aznar, del que el juez sospecha que actuara como testaferro en la sombra del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

En el registro, los agentes de la UCO abrieron una caja fuerte vinculada al que fuera delegado del Gobierno en Ceuta Luis Vicente Moro, sin embargo los agentes se encontraron con la caja vacía.

La razón está en averiguar el paradero del dinero desviado por Ignacio González, al descubrir la UCO la estrecha amistad que hay entre ambos y tras analizar el contenido de algunas de las comunicaciones intervenidas. Desde ese momento Moro quedó fichado por el juez. Entre la documentación localizada por los agentes hay unas notas de puño y letra de la mujer del exdelegado del PP en las que menciona que había sacado algo de una caja a su nombre. Dichas anotaciones llevaron a los agentes hace unas semanas hasta la sede del Banco Popular en la calle Ortega y Gasset de Madrid, donde la mujer de Moro tenía contratado este servicio de seguridad Y cuya existencia los investigadores desconocían. Como hemos dicho, la caja estaba vacía. Ello provocó que la Fiscalía Anticorrupción pidiera al tomar declaración de forma urgente como investigado a Luis Vicente Moro al entender que éste cuenta con capacidad para mover el dinero sustraido por González tras comprobar los asiduos desplazamientos que había venido realizando a la República Dominicana y a Panamá. Así el fiscal le considera uno de sus hombres de confianza,uno más de los testaferros de la trama del Canal en Sudamérica como lo es Edmundo Rodríguez Sobrino o Pablo, su hermano.

Durante el interrogatorio en Audiencia Nacional, Moro lo negó todo, ante lo cual la fiscalía pidió el ingreso en prisión que el instructor de la causa, Manuel García-Castellón, no concedió al entender que no había motivos suficientes para enviarle a la cárcel.

La relación entre González y Moro se remonta a la etapa en la que el expresidente madrileño ocupaba la secretaria de Estado de Inmigración en el Ministerio de Interior, etapa en la que Moro estaba al frente de la Delegación de Gobierno de Ceuta y etapa en la que juzgado y condenado por idear un informe falso para desprestigiar al juez Fernando Tesón con el apoyo de su cúpula policial. Recordemos que el tribunal superior de Justicia confirmó la condena de 21 meses de prisión y cuatro años de inhabilitación al considerar que aprovechó el malestar y la alarma que hizo a Tesón tomar la decisión de poner en libertad a varios acusados de narcotráfico al difundir en prensa que su actuación estaba movida por intereses particulares y arbitrarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios