Ese fascismo que raya la infamia y resulta intolerable

Ese fascismo que raya la infamia y resulta intolerable
lunes 25 de noviembre de 2019, 18:26h
Ayer un militante negro de Vox revienta al enterarse de que "un NAZl dirige el partido junto a personas imputadas por delitos de odio contra los emigrantes y hoy a Ortega Smith le falta valor para mirar a la cara a una mujer en silla de ruedas víctima de Violencia de Género que le ha recriminado: "Respete a las muertas, no se hace política con eso"
Ese fascismo que raya la infamia y resulta intolerable

Sayde Chaling-chong, un militante de raza negra de Vox se destapó ayer hablando sobre el historial delictivo de las personas que ha puesto al frente de la gestora de Vox en Barcelona la dirección del partido y de las que según él acaba de descubrir la procedencia.

"Lo que está pasando en Vox barcelona es una vergüenza y una afrenta a los militantes. No alcanzamos a entender quién fue el mando intermedio, el lumbreras que ocultó Informaciones a nuestro presidente y nuestro secretario general". "¿Cómo ha sido posible que hayan puesto al frente de la Gestora de Vox en Barcelona a personas imputadas y por delitos de odio contra los emigrantes y un ex miembro de un partido NAZl vinculado a los ultra sur de Madrid que niega el holocausto?" "Me siento timado, engañado y hasta descriminado. En estas últimas elecciones fui un apoderado destacado en Barcelona. Estuve en más de diez colegios electorales cubriéndo porque no dábamos abasto. Gastando mis recursos y sacrificandome por @vox_es y por España". ha dicho.

Veinticuatro horas después, en un acto por el Día Internacional contra la Violencía de Género una víctima en silla de ruedas estalla contra Ortega Smith: "Respete a las muertas, no se hace política con eso", tras la intervención de este intentando reventar el acto y vilipendiando de manera infane a las víctimas con comparaciones que desvirtuan una realidad cruel que se ha llevado por delante a 52 mujeres este año y más de 1.000 desde que se contabilizan.

Una víctima de violencia machista se ha enfrentado al secretario general de Vox, después de que este atacara con dureza a la ley contra la violencia de género negando la existencia de este problema y llamando "chiringuitos" a las asociaciones que apoyan a las víctimas que se encargan de acompañar, ayudar y apoyar a las víctimas de la violencia machista, asegurando que "viven de la tragedia" y que "hacen negocio" de las víctimas.

"Llevo 20 años luchando contra la violencia de género, en una silla de ruedas. No se hace política con eso. ¡Qué ya nos está costando mucho!", le ha gritado Nadia Otmani al Secretario General de Vox que ni siquiera ha tenido el valor de mirarla.

Nadia recibió tres disparos de su cuñado cuando trató de defender a su hermana. Desde entonces está en una silla de ruedas.

"Yo de este país no cobro ni un duro. Respete a las muertas y a las mujeres víctimas de violencia de género. ¡Respeto, por favor!" le ha espetado.

Ante las palabras de Ortega Smith exigiendo la derogación de la Ley de Violencia de Género, muchas mujeres han abandonan el acto, otras le han abucheado y otras más se han levantado de sus asientos al grito de "vergüenza", han pisoteado el suelo en señal de protesta.

Sin embargo y a pesar de que Vox ha venido para romper la estabilidad y atentar contra los derechos y libertades logrados todas las fuerzas políticas a excepción del partido de ultraderecha liderado por Santiago Abascal, han alcanzado un acuerdo para presentar una proposición conjunta contra la violencia machista.

"Es lamentable que no haya declaración por la negativa de un grupo político", le ha echado en cara el alcalde madrileño José Luis Martínez-Almeida a Ortega Smith, al que ha acusado de "reventar" el acto institucional contra la violencia de género como ya hiciera en el minuto de silencio de septiembre contra una mujer asesinada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios