BARCELONA, LA CIUDAD EN LA QUE CAMPA EL VANDALISMO EMPUJADO POR EL INCENDIARIO QUIM TORRA

BARCELONA, LA CIUDAD EN LA QUE CAMPA EL VANDALISMO EMPUJADO POR EL INCENDIARIO QUIM TORRA
Ampliar
sábado 19 de octubre de 2019, 11:46h
BARCELONA, LA CIUDAD EN LA QUE CAMPA EL VANDALISMO EMPUJADO POR EL INCENDIARIO QUIM TORRA
Ayer la Plaza de Catalunya fue el campo de batalla donde medio millar de vándalos violentos junto grupos de independentistas radicales y ayudados por activistas extranjeros, hostigaron durante horas a la Policía Nacional con lanzamiento de adoquines y piedras. Hay 18 agentes heridos
BARCELONA, LA CIUDAD EN LA QUE CAMPA EL VANDALISMO EMPUJADO POR EL INCENDIARIO QUIM TORRA

Fue un ataque coordinado y preparado contra la policía por medio millar de antisistema en connivencia con independentistas radicales a menos de 300 metros de la Plaza de Catalunya de Barcelona, en pleno centro de la ciudad.

El lugar parecía sembrado de piedras y adoquines, un erial donde los encapuchados, en acciones coordinadas de 'kale borroka' atentaron contra la policía nacional.

Fuego por doquier, mobiliario urbano ardiendo, escaparates reventados, destrozos, grandes llamaradas y un humo negro que se introducía en las viviendas en un barrio situado alrededor de la Jefatura Superior de Policía de Vía Laietana.

Desde la mañana ya se conocía que la sede policial, habitual objetivo de todas las movilizaciones independentistas, se convertiría en objetivo por tal motivo la policía estaba preparada aunque las cerca de dos mil personas que participaron en el ataque hizo temer por la integridad de los agentes.

Fueron más de seis horas de enfrentamientos contra los violentos que muy organizados lanzaron miles de piedras en continuos ataques y con la ayuda de activistas franceses, italianos o griegos que llegaron ex profeso para participar en los disturbios.

Ya a las dos de la tarde varios centenares de radicales, muy jóvenes en su mayoría, empezaron a hostigar a los agentes de las Unidades e Intervención de la Policía que custodiaban la sede policial a los que lanzaron desde orines a pintura y huevos.

A las cuatro varios centenares de violentos arremetieron contra el cordón policial. Las primeras cargas, se saldaron con cuatro detenidos, después de que la policía consiguiera alejarlos de la Jefatura de policía.

Minutos después comenzó un nuevo ataque de los radicales.

Fue en la Plaza de Urquinaona, donde tuvieron lugar los mayores enfrentamientos, allí los violentos utilizaron bidones de líquido inflamables para levantar barricadas a la par que lanzaban a las fuerzas de seguridad piedras, cocteles molotov, adoquines, botellas, latas llenas, cohetes, bengalas o bolas de acero que lanzaban con tirachinas .

Los radicales extendieron los disturbios por otras zonas muy céntricas como Universitat o Ronda de Sant Pere, donde se dedicaron también a asaltar oficinas bancarias y cajeros.

La situación se iba complicando más y más los Mossos decidieron hacer uso por primera vez en su historia del camión equipado con un cañón de agua a presión.

Parapetados detrás de este vehículo, un operativo conjunto de centenares de agentes autonómicos y nacionales fueron poco a poco 'reconquistando' Barcelona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.