Fulgencio Gil exige un Plan Municipal de Vivienda Joven coordinado con los vecinos para “dotar de vida” los 59 pisos municipales del barrio de San Fernando

Fulgencio Gil exige un Plan Municipal de Vivienda Joven coordinado con los vecinos para “dotar de vida” los 59 pisos municipales del barrio de San Fernando
Ampliar
sábado 05 de octubre de 2019, 12:16h

El Partido Popular reclama que el Ayuntamiento conceda una vivienda municipal de las 59 que aún permanecen vacías, a las 8 familias a las que se les ha reconocido su Derecho Moral. Se trata de una medida respaldada por la comunidad de vecinos del barrio

El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Lorca, Fulgencio Gil, junto a la Concejal Delegada de Asuntos Sociales por el PP, Mayte Martínez, ha exigido que el Consistorio entregue ya a las 8 familias con reconocido Derecho Moral que habitaban en las viviendas del barrio de San Fernando los pisos correspondientes para que puedan regresar a su hogar. Estamos hablando de terminar con el calvario de unas familias damnificadas por los seísmos, que están pasándolo muy mal por esta coyuntura, y para las que reclamamos que se articule desde el Ayuntamiento el procedimiento administrativo correspondiente a la mayor brevedad posible. Hemos de recordar que el Consistorio mantiene a día de hoy un total de 59 pisos en propiedad en este barrio, todos ellos cerrados y sin nadie que resida en ellos.

Fulgencio Gil ha explicado que el Nuevo Barrio de San Fernando ya cuenta con muchas familias que lo habitan, que han recuperado sus hogares, pero quedan otras 8 a las que se les ha reconocido el derecho moral a regresar a su piso, por lo que desde el Ayuntamiento se les tiene que ayudar. Cada una de ellas presenta un caso complejo, particular y complicado, teniendo como denominador común el hecho de que residían en el barrio más de 30 años, manteniendo una buena convivencia con sus vecinos, y que a raíz del terremoto han sido problemas de “papeleo” los que les están complicando volver a sus hogares. Desde el Partido Popular, como se ha hecho desde el primer momento con el asunto de los terremotos, estamos del lado de los afectados, defendiendo sus intereses, preocupándonos por resolver sus problemas y buscando las soluciones para solventar cualquier incidencia.

Fulgencio Gil ha manifestado que el PP ha consensuado esta medida con la comunidad de propietarios del Nuevo Barrio de San Fernando, que ha mostrado su apoyo sin fisuras al regreso de las familias. De hecho consideran que ya deberían haber podido regresar junto a sus vecinos “de toda la vida”, en vez de que los pisos sigan aún vacíos.

Desde el PP lorquino se va a exigir, además, que el Ayuntamiento emprenda de forma urgente un Plan Municipal de Vivienda Joven para posibilitar el acceso de familias a los pisos municipales que aún permanecen desaprovechados, dando valor a la opinión de los vecinos como “conditio sine qua non” a la hora de la redacción, desarrollo y entrega de las viviendas a las familias beneficiarias del mencionado plan. Se trata de una medida de puro “sentido común”, ya que los principales valedores de la reconstrucción del Barrio merecen que su voz tenga peso específico a la hora de establecer qué se hace con estos inmuebles. Lo que está claro es que la oportunidad de renacimiento que San Fernando tiene tras los terremotos no puede verse truncada repitiendo fallos y modelos erráticos de otras épocas, y mucho menos hacerlo en contra de la opinión de los vecinos.

Fulgencio Gil ha indicado que esta propuesta, que será elevada al próximo pleno del Ayuntamiento por el PP, también exigirá que el Ayuntamiento de Lorca complete de forma inmediata los trámites para la cesión urgente de los 6 pisos destinados a viviendas tuteladas a las oenegés lorquinas Asofem, Asdifilor, Apandis y Down Lorca.

El líder del PP lorquino ha explicado que la reconstrucción del barrio fue apoyada en todo momento también por el Gobierno Regional, invirtiendo en su recuperación un total de 7,5 millones de euros. La reconstrucción del barrio de San Fernando es uno de los procesos de gestión, coordinación y trabajo conjunto de administraciones públicas y vecinos que estamos seguros de que se estudiarán como modelo a seguir ante situaciones similares.

Estamos hablando de la reconstrucción de un barrio completo. A lo largo del proceso de reedificación se logró, de la mano de los propios vecinos, ir superando etapas, encontrando soluciones ante todas y cada una de las problemáticas que iban surgiendo por el camino. Desde la culminación de un acuerdo entre los propietarios, hasta el inicio de las obras de los bloques de viviendas, pasando por la obtención de la financiación necesaria para las obras de urbanización, todos hemos permanecido unidos hasta conseguir el regreso de las familias a sus hogares. Echando la vista atrás vemos todo lo que hemos sido capaces de conseguir juntos.

Volver a poner en pie el Barrio de San Fernando ha sido la culminación de un momento histórico dentro del proceso de recuperación y reconstrucción de Lorca tras los seísmos de 2011, además de permanecer grabado en el imaginario colectivo y sentimental de una ciudad que ha superado con fortaleza las catástrofes naturales más devastadoras de su historia.

El Barrio de San Fernando constituye uno de los ejemplos más destacados a nivel nacional de la construcción de viviendas sociales para el realojo de personas afectadas por el golpe de una catástrofe natural. En este caso concreto su edificación vino determinada por los gravísimos daños ocasionados por las inundaciones del año 1973, que dejaron a decenas de familias lorquinas sin vivienda. De esta forma un total de 232 familias habitaron su nuevo barrio

El terremoto de 2011 dañó de forma irreversible todos los bloques de pisos del barrio, causando su ruina técnica, y obligando a su demolición. Hemos de poner de manifiesto en este punto el intenso trabajo desarrollado por parte del Ayuntamiento de Lorca, liderado por su Alcalde, Francisco Jódar, que apoyó en todo momento las reclamaciones de los vecinos, en especial consiguiendo que se resolviera la controversia técnica existente sobre el estado de los mencionados inmuebles. Así, la demolición se decretaba el 18 de julio de 2012, y los trabajos para su derribo se iniciaron el 19 de diciembre de ese año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios