Vecinos enfrentados a un grupo de menores okupas
Ampliar

Vecinos enfrentados a un grupo de menores okupas

viernes 03 de mayo de 2019, 10:38h
Estos menores no tienen donde dormir, según denuncian varias asociaciones
Enfrentamientos en Barcelona, entre unos vecinos y unos menores inmigrantes que habían ocupado un piso.

Durante el enfrentamiento varios vecinos trataban de echar a los menores no acompañados que han ocupado un piso del bloque, argumentando que desde la ocupación las peleas son continúas, incluso en plena calle.

No es la primera vez, de hecho el dueño consiguió echarles pero, lograron ocupar de nuevo el piso entrando por la ventana.

Según la Generalitat, el año pasado llegaron al menos 3600 menores no acompañados a Cataluña. Las asociaciones recuerdan que muchas veces no tienen donde dormir por la falta de políticas públicas: "Viajan solos hasta aquí, están en situación de desamparo y no tienen donde ir". Por eso piden más recursos para estos niños.

El enfrentamiento ha sido colgado en las redes sociales y las opiniones no se han hecho esperar: "Realmente son adolescentes q están solos y acaban por juntarse con personas equivocadas, empiezan a robar pasan por las drogas y es ahí cuando se convierte en peligroso, son discriminados y se vuelven violentos. Alguien debería hacer algo", escribe Octavio mientras que Jorge opina: "Que los manden a Argelia o a Marruecos, estarán encantados de ocupar casas allí". Otras como maite culpa a las ONG, "Las ONG tienen mucha culpa de todo ésto!!!!! Si los recogeis, despues os encargais de ellos, no dejarlos a la buena de Dios!!"

Como veran opiniones para todos los gustos, cuando la realidad es que se debe dar una solucción clara a un problema como el de la ocupación ilegal.

Todo comenzo a las siete de la tarde del pasado martes en la calle Lluís el Piadós número 7, una decena deokupas, de entre 18 y 20 años, entraron en un piso recién reformado del edificio de Barcelona. Los inquilinos, de nacionalidad marroquí, reventaron la puerta para instalarse de forma inmediata.

Frente a los ruidos y gritos entre ellos, los vecinos del bloque decidieron enfrentarse a ellos para exigirles que se fueran. Ante el rechazo por parte de ellos, llamaron a los Mossos d’Esquadra quienes "hicieron oídos sordos".

“La noche del martes al miércoles fue horrorosa”, augura un vecino del edificio, quien asegura que su hijo mayor entró en un ataque de nervios. En este sentido, su mujer y el resto de la familia apunta que “no pudieron dormir en toda la noche” a causa de los múltiples ruidos y el tráfico de gente que entraba y salía de la vivienda.

Pasadas varias horas, fueron varios los residentes del bloque que llamaron a la Guàrdia Urbana, quiénes les aseguraron que éste caso era de los Mossos. Fue entonces cuando seis de ellos decidieron poner una denuncia.

Pasadas más de treinta horas, los okupas les han ido amenazando en múltiples ocasiones. La más importante que recibieron fue cuando dos de ellos estaban grabando a los marroquíes y les lanzaron un par de perros hacia los pisos superiores para que dejaran de filmar los hechos, describe el vecino.

Además, durante toda esta noche pasada los okupas han ido subiendo colchones con la ayuda de varios amigos hacia el piso para “demostrar” que van a vivir allí, añade el vecino, quién afirma que todos los okupas tienen antecedentes.

Según la ley, pasadas 48 horas, el desahucio no se puede realizar. En este sentido, los vecinos critican que el “político de turno” no haya realizado el “desahucio express”, como reclaman desde el martes los múltiples residentes.

El vecindario afirma que “aún no saben qué harán” ante las circunstancias pero declaran que “no se puede vivir con peleas y batallas constantes”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.