Desbandada de cargos y de militantes Ciudadanos
Ampliar

Desbandada de cargos y de militantes Ciudadanos

jueves 21 de marzo de 2019, 12:37h

La formación de Albert Rivera se desangra a ritmo vertiginoso. Ni siquiera el fichaje estrella de Marcos de Quinto, tan patriota que paga sus impuestos en Portugal y Estados Unidos porque la carga impositiva es inferior a la de España, ha conseguido silenciar el escándalo de los pucherazos y las dimisiones que día a día son más.

Todo comenzó tras el fiasco con Silvia Clemente, la candidata de Rivera robada al PP en Castilla y León, y las dimisiones de Pablo Yáñez, Pilar Vicente y Raquel Alonso, más tarde el malestar al sospechar como desde la dirección se gestaban los pucherazos y seguidamente las reclamaciones y peticiones de revisión en numerosas regiones ante el "comité de garantías del partido" poco garante de la limpieza, al que se le solicitó que revisaran los procesos celebrados.

A Rivera se le empezaron a acumular los problemas, las peticiones de revisión de los procesos llegaban de todos lados y la militancia advirtió con llevar alguno de los casos a los tribunales, entre estas circunscripciones estaba Cantabria, donde Félix Álvarez, ‘Felisuco’, había ganado a José López y donde encontraron 20 votos efectuados desde la misma dirección IP desde donde se fraguo el "pucherazo Clemente".

En Madrid, Juan Carlos Bermejo, que perdió frente a Ignacio Aguado ha pedido a la comisión de garantías del partido la lista de IP de los afiliados que votaron y la hora en que lo hicieron.

Las sospechas llegaron hasta Murcia donde perdió las primarias Leonardo Pérez, tras un resultado que calificaron de poco fiable que dio el triunfo a Isabel Franco y ha tenido por resultado la fuga de una parte importante de la militancia.

También le ha llegado el turno a Cádiz donde los concejales del Ayuntamiento ya están fuera. Así Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández-Trujillo, tras las discrepancias con la dirección de Ciudadanos se han pasado al grupo no adscrito del Consistorio por lo que el partido de Rivera se ha quedado sin representación a solo dos meses de los próximos comicios.

El tsunami " pucherazo Silvia Clemente" abrió una brecha en la formación naranja, aunque el anuncio llegara con la dimisión de Pablo Yáñez, secretario de Comunicación de Cs en Castilla y León y miembro de la Ejecutiva nacional, tras la polémica desatada precisamente con la elección de Clemente, a la que había apoyado públicamente y lo que también propició la dimisión de la portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Valladolid, Pilar Vicente, y la coordinadora local en Valladolid, Raquel Alonso.

Otro que dimitía y se largaba era el coordinador provincial de Ciudadanos en Zamora, José Antonio Requejo, y lo peor es que no lo hacía solo, con el se iban los ocho miembros de su junta directiva al considerar que no se ha contado con el partido a nivel provincial para elegir al cabeza de lista al Congreso de los Diputados.

Y así, cinco de los nueve miembros de la Junta Directiva de Ciudadanos en Talavera de la Reina (Toledo), que presentaron su dimisión tras la elección del barcelonés Juan Carlos Girauta como cabeza de lista de este partido al Congreso por la provincia de Toledo y que no contentos difundieron una carta a los militantes, donde afirmaban que "Ciudadanos está adoptando prácticas que le apartan de sus valores y le empujan peligrosamente a formar parte de aquello que quería combatir".

Otros son Pedro Soriano en Albacete, Gonzalo García y Ángel Valenzuela, los dos concejales que salieron elegidos en Carranque, María del Mar Ramos en Numancia de la Sagra, el portavoz de Ciudadanos en Ciudad Real , Pedro Fernández, en Ontígola (Toledo), José Antonio Fernández de la Torre, en Seseña Fernando Ortega, Silvia Moreno y Araya Ortega, en Casar (Guadalajara), Yolanda Ramírez, Juan Gordillo, Carlos Ignacio Hernández y María Asunción López.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.