No me llames Francisco llámame Narciso. No contento, Torrecillas pone su nombre en relieve al Pabellón del Instituto “Martin García Ramos”

No me llames Francisco llámame Narciso. No contento, Torrecillas pone su nombre en relieve al Pabellón del Instituto “Martin García Ramos”

jueves 03 de enero de 2019, 20:08h
¿Es el narcisismo un trastorno de la personalidad?

Aseguran que los narcisistas son por lo general personas que guardan un enorme rencor con una mezcla de venganza hacia otros, haciendo sentir mal a la gente, lo que provoca que su ego aumente y se vean superiores.

Si ven a alguien que es mejor que ellos intentan tumbar la reputación de esa persona.

Dentro de las clasificaciones de los tipos de alteraciones mentales de la psicología podemos encontrar este trastorno de personalidad narcisista en el cual se encuentran aquellos trastornos dramáticos, erráticos y emocionales que tienen en común el no respeto de las normas sociales, emociones en exceso y comportamiento impulsivo, lo que desemboca en ataques de rabia o una actitud de abuso.

Hablando técnicamente la identidad del narcisismo se define como un estado mental con aires de grandeza, con una gran necesidad de admiraciones por los demás y relaciones personales con poca empatía.

La clave para entender el Trastorno Narcisista de la Personalidad está en que estos sujetos se creen superiores a otras personas, las ven por debajo.

Estos sujetos se ven en una dimensión superior, por no soportar las características de la gente con la que se rodea. No muestran ni un poco de preocupación por lo que les sucede a las personas que los rodean, solo están enfocados en ellos mismos.

Por lo general necesitan que constantemente los admiren, lo cual genera una sobre exigencia por realizar muy bien su trabajo y simultáneamente una baja autoestima cuando no puede hacerlo ademas de sentimientos de frustración por no alcanzar el éxito.

Piensan que son sujetos especiales y que sus pensamientos y/o su forma de ser solo son aceptadas por individuos de alto nivel tanto institucional o personal. Lo cual lleva a que las personas con trastorno narcisista solo se relacionen o traten de hacerlo mayormente con este estilo de gente.

Suelen carecer de empatía y les cuesta o directamente se niegan a identificar o descubrir los afectos, sentimientos y necesidades que la gente de su entorno puede tener. Este rasgo es compartido en parte con el trastorno de la personalidad antisocial, en el cual se exterioriza una constante violación a las normas.

Otro de los síntomas del narcisismo es que con frecuencia la exteriorizan hacia otras personas o piensan que la gente con la cual se rodea los envidian, esto provoca habitualmente que si alguien recibe un ascenso en su trabajo, un premio, un regalo o simplemente unas felicitaciones sea desvalorizado, ya que piensan que ellos se lo merecen por encima de los demás.

Entre otras actitudes que afectan a estos pacientes son las irrazonables fantasías de éxito, belleza y amor ideal, deseos de poder, son personas muy pretenciosas, suelen ser arrogantes o prepotentes, con escasos sentimientos, y en muchos casos se considera que explota a los demás para conseguir metas suyas, llegando al punto de pensar que la gente debe sentirse interesada en su bienestar. Suelen esperar que cuando hablan, sus palabras sean de un nivel superior y que requieran la atención de todos.

En su vida cotidiana el enfermo trata de llevar su egocentrismo y su forma de ser por fuera de su familia, tal es así que sacan provecho de los demás en cosas cotidianas para su bienestar personal.

Por lo general son personas que guardan un enorme rencor con una mezcla de venganza hacia otros, haciendo sentir mal a la gente, lo que provoca que su ego aumente y se vean superiores.

El que padece trastorno de personalidad narcisista suele padecer demasiada incomodidad cuando se transportan en colectivo, hacen algún trámite estresante o ingresan a un sanatorio, ya que piensan que ellos deben recibir un trato mejor o que se les debe dar cierto grado de privilegio. Son competitivos por naturaleza, si ven a alguien que es mejor que ellos intentan tumbar la reputación de esa persona.

Este artículo que rueda en internet tiene por autor a alguien que se presenta como "Trastornos de Personalidad" y viene al dedillo para actuaciones como las llevadas a cabo por el primer edil de Albox que no contento con que su nombre figure en la pared de un polideportivo con letra normal, ha creido oportuno colocar las letras más grandes y en relieve.

" Para lo que le va a durar" dice la persona que al pasar por allí me señala el cartel. Rogelio se lo colocó y Rogelio se lo tiene que quitar a ese presuntuoso, me dice, por lo que de inmediato llamo a Rogelio Mena que así me lo confirma. Me refiero a lo del nombre, en cuanto a lo de quitarlo ya se verá toda vez que los socialistas de Albox han decidido que sea él quien encabece las listas del PSOE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.