LA HIJA SE ENFRENTÓ A LOS PERROS PARA SALVAR A SU MADRE Y ESTOS LA MATARON TAMBIEN
Ampliar

LA HIJA SE ENFRENTÓ A LOS PERROS PARA SALVAR A SU MADRE Y ESTOS LA MATARON TAMBIEN

jueves 22 de noviembre de 2018, 20:23h
Agentes del Seprona de la Guardia Civil llevaron los perros al Centro de Acogida de Animales del Gobierno regional

Dos mujeres de 57 y 41 años -madre e hija- han fallecido este miércoles en su chalé de Colmenar de Oreja al ser atacadas por sus dos perros, de la raza dogo de burdeos, ha informado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112. El suceso ha tenido lugar en el número 578 de la calle Ibor, en la urbanización Balcón del Tajo de la citada localidad, donde los maridos de ambas han encontrado en el patio a las dos víctimas con diversas mordeduras de perro.

Mientras, los animales estaban en el interior de la vivienda cuando en torno a las doce y media del mediodía los servicios de emergencias han sido alertados por los dos hombres, que han tenido que ser atendidos por una crisis de ansiedad. Al parecer, los perros pertenecían a la madre, así como la vivienda.

Fuentes de la comandancia de la Guardia Civil han indicado que agentes de la Policía Judicial del cuerpo en Pinto se han hecho cargo de la investigación,aunque en estas primeras horas se ha centrado la atención en los familiares de las fallecidas. Según los investigadores los dos perros mataron primero a la madre y luego a la hija al intentar salvarla cuando llegó al chalé de Colmenar de Oreja y se encontró a Luisa herida por las dentelladas de los dogos de Burdeos.

El importante número de mordiscos que presentaban ambas mujeres ha causado un gran impacto tanto en los servicios de emergencia como en sus allegados. De momento, los dos perros serán trasladados a una protectora como medida cautelar y a disposición judicial.

Aunque la raza dogo de Burdeos no figura en la lista de perros "potencialmente peligrosos" del real decreto de 2002, algunas comunidades autónomas o incluso municipios sí lo incluyen en sus normas específicas.

Fuentes del caso indicaron que en el patio de la vivienda unifamiliar, situada en el número 578 de la calle de Ibor, en la urbanización Balcón del Tajo Oeste, había cuatro canes. Dos atados (uno de ellos estaba enfermo) y los otros sueltos. Son estos últimos los que habrían mordido primero a la madre, Luisa Pozas, española de 57 años, que presentaba numerosas dentelladas por prácticamente todo el cuerpo.Su hija, Eva González Pozas, de 40, acudió al chalé a recoger a la madre para ir al trabajo. La había estado telefoneando pero no contestaba. Al entrar en la vivienda, se encontró con la espantosa escena y quiso ayudarla, pero los perros también se abalanzaron sobre ella. Hasta matarla.

Aunque presentaba menos lesiones que su progenitora, sí la habían mordido en el cuello, en la yugular, lo que provocó su muerte. Los médicos del Summa no pudieron más que certificar los óbitos, informó Emergencias Comunidad de Madrid.

Los cuerpos fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense del municipio vecino de Aranjuez, donde les serán practicadas las autopsias. En cuanto a los animales, también serán puestos en cuarentena y serán analizados por si presentan algún tipo de alteración o enfermedad que originaran tan macabras muertes. Anoche no se sabía si estaban registrados debidamente.

El laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil, junto al Equipo de Policía Judicial del puesto principal de Pinto, practicaron una primera inspección visual en el domicilio, para esclarecer la secuencia de hechos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.