Dimite la artífice de la frase ' tolerancia cero' tras dejar patente que además de farrullera es ladrona
Ampliar

Dimite la artífice de la frase " tolerancia cero" tras dejar patente que además de farrullera es ladrona

miércoles 25 de abril de 2018, 18:10h
"No hubo denuncia porque al final pagó las cremas" asegra el vigilante que la pilló robando.

Cristina Cifuentes ha presentado su dimisión. La puñalada mortal se la ha dado el vídeo del hurto de 2011 en el que aparece ante unos guardias de seguridad tras haberse quedado sin pagar dos cremas de belleza de 40 euros.

Este miércoles ha comunicado en rueda de prensa que se marcha, que "da un paso atrás para evitar que la izquierda gobierne en Madrid". Ha tirado la toalla, consciente de que era imposible seguir después de que su imagen robando en un supermercado acabara saliendo en los medios.

"Se abre una nueva etapa en la Comunidad de Madrid", señalaba simultáneamente Rajoy desde el Congreso.

Cifuentes se va por la puerta de atrás a pesar de que el vigilante de seguridad que aparece en la grabación de la supuesta 'pillada' a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, robando dos cremas en un hipermercado, ha afirmado este miércoles que no hubo denuncia policial contra ella porque finalmente, pagó la mercancía.

"Esa es la regla. Si paga, no se denuncia", ha señalado en declaraciones a laSexta este vigilante, que llamó a las fuerzas policiales porque ella, inicialmente, negaba el robo y no iba a abonar la mercancía.

Según su relato, estando en ese hipermercado cercano a la Asamblea de Madrid, donde en 2011, fecha del suceso, Cifuentes ostentaba la vicepresidencia, el guardia de seguridad vio a "una señora rubia que se metía dos botes de crema en el bolso" y le llamó la atención.

Ya en una sala del hipermercado, le pidió que entregase los dos frascos de crema, pero ella alegó que sólo tenía uno, aunque tras el registro aparecieron los dos. Siempre según su relato, Cifuentes alegó que no tenía "nada suelto" para pagar las cremas y por eso, se puso el suceso en conocimiento de la policía, ante la que finalmente abonó los productos antes de marcharse.

Sobre el vídeo, difundido por OkDiario, el vigilante ha afirmado que las grabaciones de seguridad "en 15 días se borran, pero alguien se quedó con esta". Desconoce quién pudo ser. Él, en todo caso, asegura que no reconoció a Cifuentes y que no fue hasta más tarde, cuando la vio en televisión, cuando se dio cuenta de a quién le dio el alto aquel día de mayo de 2011.

La justificación al hurto podría estar en la cleptomanía que aseguran padece un trastorno del control de impulsos que lleva al robo compulsivo de cosas accidentalmente o intencionadamente. Esto significa que Cifuentes no tendría intención de llevarse las cremas pero al padecer ese trastorno, l no podría dominarse. Expertos consultados por Informalia aseguran que "no hay cura para esto, aunque sí hay tratamientos que ayudan a controlar la patología". Recordemos que la propia Ana Rosa Quintana ha dicho que Cifuentes estaría curada

El trastorno del control de impulsos está clasificado como una adicción psicológica. En la mayoría de los casos, la conducta viene precedida por una ansiedad creciente que se alivia inmediatamente después de poseer el objeto deseado. Pero, a diferencia del ladrón, el cleptómano obtiene objetos por necesidad de satisfacer un impulso, mientras que el último lo hace, por diversión, necesidad de satisfacer un deseo material, económico o social, o intención de perjudicar a una persona. El caso de Cifuentes estaría más que claro puesto que el botín apenas supera los 40 euros, a razón de 20 euros cada bote de crema anti-edad Olay.

Por otra parte, ya se apuntó la impresionante pérdida de kilos de Cristina Cifuentes tras la publicación del asunto del máster fraudulento. A colación de esto, debemos decir que los cleptómanos también sufren grandes niveles de estrés, la culpa y el remordimiento, y las cuestiones de privacidad que acompañan al acto de robar.

No se conocen las causas de la cleptomanía pero hay varias teorías que sugieren que los cambios en el cerebro pueden ser la raíz de este trastorno. Puede estar relacionada con problemas con una sustancia química del cerebro llamada serotonina, que ayuda a regular los estados de ánimo y emociones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios