Entre mariconeo y boludismo
Ampliar

Entre mariconeo y boludismo

martes 24 de abril de 2018, 19:23h

A medio camino entre las mariconadas de meter desde la capital andaluza a todos y a todo en el mismo saco en venganza a una querella y el boludismo activo y chantajista desde tierras del Almanzora en clara colaboración y en un tanto monta monta tanto, que vamos a medias, desde aquí, desde esta tierra nuestra que llamamos Almería, hacemos frente común y hasta nos unimos cuando mezclando churras con merinas los justicieros cuneros de turno empiezan a atacarnos sin razón y a tocarnos los cojones.

Luego el siguiente paso, viene de la casualidad después de mandarle el artículo a un amigo donde sin ser protagonista ni tener nada que ver ,nos dan protagonismo. Éste que siendo de Triana le coje más cerca el susodicho que a mí lo primero que me dice es menudo hijoputa, tu no sabes qué...

No, no lo sé.

Luego que si esto, que si aquello y vaya si me entero.

Joder, joder, pero si el justiciero es un... iba a decir degenerado, pero mejor me callo. Me lanzo pero me dicen ¡so burro!, ¿ te vas a comparar con ese energúmeno? Y me paro en seco, pero el cuerpo me pide guerra .

Espero que no llegue ese momento donde no siendo periodista no podré pedir auxilio cual nenaza a la asociación de la prensa, pero sí, publicar lo averiguado en las redes para que cada cual opine lo que quiera y el mito se caiga de la peana de la decencia. Llegado el momento si hay que esparcir la mierda la esparcimos harto de que sea yo siempre el doliente a al menos eso creía.

Lo curioso es que faltan dedos para contar los agredidos y claro dejar tantos muertos en el camino resulta a veces un problema. Por eso unidos apretaremos los dientes y hasta el culo por lo que pueda venir y sacaremos las uñas para dejar claro que si en política no vale todo en periodismo tampoco y mandando aviso a navegantes les diremos eso, de que donde las dan, las toman. Porque, ¿quién no guarda un muerto en el trastero, una denuncia en un cuartel de la guardia civil, una mujer despechada, un médico en el armario y hasta el rastro de las facturas cobradas, amén de otras sin cobrar? Que lo de hacer daño, es fácil cuando la decencia se pierde como viene siendo norma en ciertos periodistas.

El problema se vuelve como un calcetin cuando se te hinchan los cojones y aquel que se cree mosca cojonera se convierte en mosca de la mierda con riesgo de untarse.

J.G.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.