Iglesias se queda solo

Iglesias se queda solo

viernes 27 de octubre de 2017, 11:30h

Los fundadores de Podemos que ya no acompañan al líder. Todos los fundadores de Podemos han ido desapareciendo de la primera línea, bien por discrepancias o por las purgas llevadas a cabo por Pablo Iglesias.

De aquel grupo que fuera el núcleo fundador de Podemos, ya no queda nadie. Pablo Iglesias los ha ido desplazando a puestos de poca o ninguna entidad y hasta eliminándolos.

De aquella foto de Vistalegre celebrada en octubre de 2014 solo queda Pablo Iglesias. La última defenestrada ha sido Carolina Bescansa. En la foto de la que hablamos estaba Luis Alegre, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Tania González e Íñigo Errejón arropando a Pablo Iglesias. Ahora todos, absolutamente todos ellos se han distanciado del líder. Ninguno de ellos pinta ya nada en la dirección. Entre Iglesias y Montero se han encargado de irlos eliminando. Ninguno de ellos comulga con la extrategia impuesta por el lider de Podemos. Sus discrepancias en cuestiones como la crisis de Cataluña, la relación con el PSOE enfrentaron a estos con los anticapitalistas de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez y también al actual secretario de Organización, Pablo Echenique, perteneciente al sector crítico en la primera época y ahora entregado a Pablo Iglesias, como buen argentino que es.

Luis Alegre fue de los primeros en desvincularse y decidió volver a en la Universidad Complutense, donde es profesor de Filosofía. La dimisión de diez miembros del Consejo Ciudadano, considerados próximos a Íñigo Errejón, debilitó su posición al frente del partido. A partir de ahí y tras el apoyo a Errejón su relación con Iglesias se enrareció como expresó Alegre en una carta días antes de Vistalegre II en la que decía: "No me he encontrado nada tan dañino como la camarilla que está dispuesta a destruirlo todo con tal de no perder su condición de cortesanos". "Estoy seguro de que Pablo se dará cuenta un año o dos después de que le hayan matado los suyos, pero ya será tarde".

También desapareció Juan Carlos Monedero ideólogo e impulsor del proyecto, que dimitió de la dirección en abril de 2015 tras criticar la estrategia del partido. El politólogo y cofundador de Podemos se desmarcó de la estrategia política pues según declaró" se distanciaba del espíritu fundacional de la formación". Un obstáculo menos para Pablo que ya fraguaba eliminar a otros de los que le hacían sombra, Iñigo Errejón es el único que continúa en la ejecutiva de Podemos como secretario de Análisis Estratégico, un cargo secundario. Errejón el derrotado en Vistalegre se vio obligado a cederle el testigo a Irene Montero, pareja de Iglesias y portavoz de Unidos Podemos, puesto que ocupaba Errejón.

Montero será la candidata de Podemos en las próximas elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, otra estrategía más de Iglesias con la que frenar las aspiraciones de Ramón Espinar, sustituto de Alegre como secretario general de Madrid.

Otra de las víctimas fueTania González, expareja de Pablo Iglesias y eurodiputada de Podemos aunque ligada al sector errejonista. Ahora extraditada políticamente a Bruselas ya no es ningún problema.

La última sacrificada por las purgas es Carolina Bescansa. La gallega considerada una de las mentes más brillantes de Podemos resultaba un problema y Pablo decidió que estaba demás. Bescanso viendo la deriva de Podemos se distanció de la línea oficial antes de Vistalegre II. Bescansa no vio con buenos ojos el pulso entre Iglesias e Íñigo Errejón y prefirió mantenerse al margen. Iglesias no se lo perdonó y la relegó como secretaria general del grupo parlamentario. Ahora Iglesias ha dado un paso más y la ha sustituido por Irene Montero en la Comisión Constitucional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios