A PABLO IGLESIAS LE FALLA SIEMPRE LA ARITMETICA.

miércoles 20 de septiembre de 2017, 12:42h

Desde que hizo aparición en las elecciones Europeas en las que
obtuvo 5 euro-diputados, Podemos acaudillado por Pablo Iglesias,
no ha tenido en política las cosas, muy claras. Bueno, que no ha
dado ni una, en el clavo.
Este líder de Podemos, a veces suele decir, lo que no le gusta con
un discurso soflama, que no deja de ser la expresión artificiosa con
que uno intenta engañar o chasquear. Pero nunca llega a decir,
que soluciones aporta para cambiar lo que no le gusta.
De la “algarada verbal”, de Pablo Iglesias, ha proponer algo útil,
positivo, siempre ha habido un gran trecho, que éste no ha
recorrido nunca. Y con esas “huecas palabras en política” no se
puede esperar nada bueno de Podemos. Si la Guardia Civil tiene
por lema “El honor es mi divisa”, a Pablo Iglesias se le podía
atribuir una divisa que dijera: “Mi error, es mi divisa”. Que rima
en esta ocasión, aunque estén muy alejadas ambas divisas.
Pablo Iglesias “erró" cuando no apoyo la investidura de Pedro
Sanchez, error que favoreció que hoy tengamos a Mariano Rajoy
de Presidente.
Pablo Iglesias “erró” cuando presento su moción de censura, aun
a sabiendas que no contaba con la mayoría aritmética para que
triunfara.
Pablo Iglesias “erró” en Vistalegre II, marginando y
desposeyéndole de sus cargos en el Congreso de los Diputados a
Iñigo Errejón, en mi opinión, el político más lúcido que existe en
Podemos.
Pablo Iglesias “erró” con el “Sorpasso” al PSOE.
Y Pablo Iglesias “ha errado” cuando en nombre de Podemos, IU,
En Marea, y Cataluña en Comú, propone al conjunto de fuerzas
políticas, “comprometidos con la Democracia y la defensa de
los Derechos civiles” la creación de una Asamblea para apoyar
en toda España el “Separatismo”. Y más que error, es la

2

paranoia en grado superlativo, cuando dice que esa Asamblea, es
para “Defender las libertades y contra la vulneración de
derechos”, y no se refiere a las Leyes radicalmente ilegales que
violando todo derecho democrático, se han cometido en el
Parlament, sino para criticar “la conculcación de derechos
civiles por parte del Gobierno”.
Y en la suma de los errores cometidos por Pablo Iglesias, está un
factor que nunca él ha contado: “Es que nunca ha tenido la
aritmética parlamentaria que necesitaba”.
Hace falta mucho valor, o es que ha perdido la chaveta este Pablo,
porque la propuesta que ha anunciado, solo puede ser producto de
la inconsciencia política de este personajillo, que sin pisar tierra
nos ha demostrado muy a menudo, presumiendo siempre, pero
haciendo el ridículo casi siempre.
Ya que, ante la crisis del Estado de Derecho que se ha creado, por
el proyecto separatista, plantear una Asamblea de Diputados,
Senadores y alcaldes que reivindique “El dialogo, la convivencia
y la libertad de expresión”, como respuesta a lo que él
considera una “Deriva autoritaria del Gobierno de Mariano
Rajoy”, es un grandísimo insulto a todos los españoles y a quienes
lucharon contra la dictadura y contribuyeron a la elaboración de la
Constitución de 1978.
A esos especialmente, que lucharon contra la Dictadura fascista del
Caudillo Franco, se les persiguió, los torturaron y condenaron a
largos años de cárcel. Fue una forma especial con la que el
fascismo “Nos señalo”, lo mismo que los nazis señalaron los
establecimientos de judíos, y hoy en Cataluña los jóvenes de Arran
ligado a la CUP están mediante carteles pidiendo que: “Se
señalen” a los alcaldes que se oponen a participar en el
manifiestamente ilegal, Referéndum del 1 de octubre.
Y esas actuaciones, son un ataque en toda regla contra lo que ellos
consideran: “El régimen de 78”. Podemos, se han sumado al
discurso de los secesionistas, que sitúan “sus decisiones
separatistas” por encima de la Ley, la Democracia y la
Constitución. Y yo espero que esa barbaridad política, algún día

3

Podemos lo pagara en unas elecciones, tanto en Cataluña como en
el Estado, donde catalanes y españoles los reduzcan
institucionalmente y queden en una Micra-organización en las dos
cámaras de diputados.
En este contexto, a mi me parece que la sensatez de Pedro
Sánchez y del PSOE en defensa de la legalidad constitucional, es
de suma importancia en estos momentos, cuando lo que toca
frente a la crispación y violación de la ley por el Gobierno de
Puigdemont y Cia, y que animan decisiones como las anunciadas
por Pablo Iglesias, es la defensa del Estado de Derecho que pese a
las descalificaciones y presiones el PSOE está defendiendo a toda
costa.
Ahora bien, la crisis territorial tal y como la ha abordado siempre
Mariano Rajoy enrocándose en la Constitución y la legalidad
vigente, - como es bien notorio -, no ha servido para alcanzar
soluciones políticas, porque la inviabilidad de negociar con los que
ya tienen decidido, como sea, abandonar el Estado español, han
sido los factores determinantes para llegar a donde se ha llegado.
Y que en ese largo periodo, desde el inicio del proceso soberanista
hasta nuestros días, la labor pedagógica e ideológica ha estado
ausente en Cataluña, ha sido un factor que ha favorecido la
confusión del sentimiento nacional de una buena parte de los
catalanes, favoreciendo el proyecto separatista, que aunque
parezca hoy que es algo sólido, monolítico y potente, ¡No lo es!
Porque entre los independentistas, están los incondicionales que ya
se han desconectado del Estado, y a mí me parece que no va a ser
posible con ese sector un proyecto común con el Estado. Esos son
los que hoy de cara a la galería, siguiendo con el engaño a los
catalanes, dicen que tienen voluntad para negociar con el Gobierno
Central el Referéndum. Pero esa negociación no es tal, porque
para los separatistas, o se acepta el referéndum por el Gobierno
central, o el 1 de octubre celebraran “su referéndum”, y después
ya lo tienen claro, “proclamaran la República en Cataluña”.
Llegados a este extremo, lo lógico es que el Gobierno de Mariano
Rajoy que ha sido incapaz de encontrar una solución al conflicto,

4

dimitiera, y unas nuevas elecciones generales y los comicios
autónomos en Cataluña permitieran unos parlamentos que hicieran
posible otros gobiernos que podrían resolver la actual crisis.
Porque en definitiva y hay que decirlo claro y sin dudas y
vacilaciones de ningún tipo, que solo depende de la voluntad de los
españoles, la solución.
Porque si no se producen las dimisiones de ambos gobiernos y no
hay elecciones, la opinión pública nos va a mandar a todos a
paseo, porque está ya harta de tanto chalaneo. El pueblo español y
los catalanes están preocupados por el desempleo, los bajos
salarios, la pérdida del poder adquisitivo de nuestras pensiones, la
corrupción, y otros, y lo que queremos son soluciones a los
problemas reales que nos afectan.
Porque yo no veo que después del 1 de octubre, al Gobierno de
Mariano Rajoy le entre una epidemia de voluntarismo para resolver
la crisis territorial catalana, cuando no lo ha hecho en lo que lleva
de Presidente. Y desde luego, yo no lo veo ni a él ni al PP, en esa
labor pedagógica con la firme voluntad de ganar a esa parte del
independentismo que antaño no lo era, y que por la nefasta
actuación del Gobierno del PP, hoy se han sumado al carro del
separatismo.
Hoy por hoy, solo está el PSOE y su Secretario General Pedro
Sanchez proponiendo la hoja de ruta para adoptar con la reforma
constitucional, el Estado multinacional, el Estado Federal como la
única forma de resolver la crisis de la organización Territorial del
Estado.
Cuando esa comisión parlamentaria propuesta por el PSOE,
empiece a trabajar, vamos a poder comprobar si transcurrimos por
una autopista a la solución del problema, o se va por un camino
vecinal lleno de baches. ¡Todo puede pasar!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios