José María Liu, embajador de Taiwan en España confía en el apoyo de Estados Unidos y en la defensa ante un hipotético ataque a su soberanía por parte de China

José María Liu, embajador de Taiwan en España confía en el apoyo de Estados Unidos y en la defensa ante un hipotético ataque a su soberanía por parte de China
Ampliar
martes 09 de agosto de 2022, 09:26h

Entrevistado para Nuevodiario y para eldiario.es, el embajador José María Liu, representante de la República de China (Taiwán) en España, cargo que ocupa desde 2018, nos habla de cómo son las actuales relaciones entre España y Taiwán, de los intereses económicos y comerciales entre ambos países y, tras los últimos acontecimientos internacionales, de cómo Taiwán está enfrentándose a las amenazas de China tras la reciente visita de Nancy Pelosi a Taiwán.

1.- ¿Cómo son en la actualidad las relaciones entre España y Taiwán? ¿Está satisfecho del resultado de su misión desde que llegó a España?

Puedo sentirme satisfecho de los resultados, porque Taiwán y España compartimos valores como la libertad, la democracia y el respeto por los derechos humanos. Desde el punto de vista político, con respecto a Taiwán, España se atiene a las directrices que marca la Unión Europea. En lo económico, nuestro comercio bilateral se ha ido incrementando, y en 2021 fue de 2.491 millones de dólares estadounidenses. Tratamos de equilibrar el superávit de 734 millones favorable a Taiwán mediante exportaciones del sector agroalimentario español, en especial de “productos estrella” de España, como la carne de cerdo, de la que España es nuestro principal proveedor mundial, el aceite de oliva, nuestro segundo proveedor, y el vino, nuestro sexto proveedor. Mi misión desde que llegué a España es que ambos pueblos nos conozcamos más profundamente, y para ello necesitamos del apoyo de los medios de comunicación para promover los intercambios de nuestro enorme potencial y riqueza cultural. Así lo hacemos también a través de nuestro programa de becas, que ofrece a estudiantes españoles la posibilidad de estudiar chino mandarín, obtener titulaciones de grado, máster y doctorado en nuestras universidades, y a profesores e investigadores realizar proyectos de investigación en Taiwán.

2.- Además, ¿qué tipo de vínculos históricos unen a España con Taiwán?

Poca gente sabe que existe, por ejemplo, una muy importante relación histórica entre España y Taiwán. Precisamente este mes de junio acaba de abrir sus puertas al público el asentamiento arqueológico español más importante de Taiwán, que contiene restos de la presencia española allí durante el siglo XVII. Se trata de un asentamiento en la isla Heping, en la ciudad de Keelung, en el norte de Taiwán, en el que se han descubierto los restos del antiguo Fuerte de San Salvador y la iglesia de Todos los Santos, una edificación del período colonial español en Taiwán (1626-1642). Gracias a las investigaciones sobre mapas antiguos de la época, se llegó a identificar la presencia de este asentamiento, y Taiwán y España pusieron en marcha un importante proyecto de investigación para sacar a la luz los principales restos arqueológicos de la época colonial española en Taiwán. Los españoles intentaban consolidar su propia posición superior en el comercio mundial desde el norte de Taiwán. Además de su interés por el comercio marítimo, promovían el catolicismo desde la Península Ibérica hacia Asia. Todavía hoy en día, en Taiwán sigue habiendo un importante porcentaje de católicos practicantes, entre los que tengo el honor de incluirme.

3.- Respecto a la situación política internacional, ¿cómo interpretan la agresiva respuesta de China ante la reciente visita a Taiwán de Nancy Pelosi?

Las ya habituales amenazas de China hacia Taiwán se incrementan ahora, tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, con el inicio de ejercicios militares con fuego real durante tres días (del 4 al 7 de agosto) en seis zonas alrededor de Taiwán, represalias que, además de aislar a la isla de Taiwán, han tenido un grave impacto en el comercio internacional y el orden internacional basado en reglas. Es algo a lo que desgraciadamente estamos acostumbrados, pues ya sufrimos alrededor de 1.000 incursiones de aviones militares chinos el año pasado y más de 600 en lo que va de año, a lo que hay que añadir el continuo empeño de China en bloquear la participación internacional de Taiwán. Las represalias van de lo militar y diplomático hasta lo económico, puesto que el gobierno chino ha anunciado la prohibición a las importaciones de, hasta ahora, centenares de productos de múltiples empresas de alimentación de Taiwán. Todo ello es una prueba más de la actitud dictatorial de Pekín y de sus ya habituales amenazas a Taiwán, con las que busca socavar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. Y demuestra la necesidad de que la comunidad internacional tome conciencia de que hay que pararle los pies a la expansión hegemónica de China.

4.- Pese a todo lo sucedido, ¿en Taiwán están satisfechos con lo que ha supuesto esta visita tan importante?

En Taiwán siempre tenemos las puertas abiertas para dar la bienvenida a visitas procedentes de países amigos, como es el caso de Estados Unidos, nuestro socio estratégico. Y más tratándose de la presidenta de la Cámara de Representantes, quien ha insistido en que EE UU continúa oponiéndose a cualquier intento unilateral de modificar el estatus quo en el Estrecho de Taiwán y ha subrayado que “la solidaridad de EE UU con Taiwán es más importante que nunca, en un momento en el que el mundo se divide entre la autocracia y democracia”. La tercera autoridad de EE UU, Nancy Pelosi, manifestó después de su llegada a Taiwán que la visita de la delegación estadounidense “honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán”. Pelosi insistió en que EE UU “no abandonará Taiwán” y se mostró orgullosa de la “amistad duradera” entre ambos países, subrayando además que las conversaciones con los líderes taiwaneses reafirman el apoyo de EE UU a Taiwán y promueven “nuestros intereses compartidos, incluido el desarrollo de la región de Indo-Pacífico libre y abierta”. Pelosi afirma que EE UU apoyará sin fisuras a Taiwán y anima a otros líderes mundiales a visitar Taiwán. Se trata de una clara apuesta ante la comunidad internacional por la unidad que debemos mostrar los países democráticos ante la actitud de potencias hegemónicas como China.

5.- Dado el potencial económico de Taiwán, ¿cómo cree que influiría un conflicto en el Estrecho de Taiwán en la economía mundial?

Taiwán se ha convertido en el principal proveedor global y en la pieza clave de la cadena de suministro de chips en todo el mundo, pues ocupa hoy el 63 por ciento del mercado mundial de chips. Solo la empresa Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), el gigante tecnológico de Taiwán, copa el 54 por ciento del mercado mundial de chips y el 92 por ciento del mercado de chips más avanzados. Nuestra presidenta Tsai Ing-wen ha sido siempre muy firme al mantener que no defender a Taiwán ante las amenazas procedentes de China no solo sería catastrófico para los taiwaneses, sino que supondría acabar con la arquitectura de seguridad que ha permitido la paz y el extraordinario desarrollo económico en la región durante siete décadas. En palabras de nuestra presidenta, “si Taiwán cayera, las consecuencias serían catastróficas para la paz regional y el sistema de alianzas democráticas, perturbarían el comercio internacional y desestabilizarían todo el Pacífico Occidental”.

6.- ¿Puede confiar Taiwán en el apoyo de EE UU en caso de que se produzca una invasión de China?

Seguro que sí. Durante la reciente conversación por videoconferencia entre Joe Biden y Xi Jinping del pasado 28 de julio, la quinta vez entre ambos, el presidente estadounidense subrayó una vez más que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no ha cambiado, y que Estados Unidos se opone enérgicamente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el status quo o socavar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. Nuestro gobierno agradece que desde su llegada al poder, el presidente Biden haya enfatizado varias veces que el compromiso de EE UU con Taiwán es “sólido como una roca”, y que otorgue tanta importancia al mantenimiento de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán.

7.- ¿Y qué espera Taiwán de la Unión Europea y del resto de la comunidad internacional?

El Parlamento Europeo ha mostrado siempre, y de manera especial en los últimos tiempos, un claro y rotundo apoyo a Taiwán, hasta el punto de haber aprobado en 2021 un total de 13 resoluciones favorables a Taiwán, y en lo que va de este año 7 resoluciones en el mismo sentido, mostrando su preocupación por el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. Además, durante una reciente visita a Taiwán del 19 al 21 de julio, la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Nicola Beer, se pronunció con rotundidad acerca de las amenazas de China contra Taiwán, y dijo que “no hay lugar para la agresión china en el Taiwán democrático". La vicepresidenta lamentó que Europa llegara tarde a Hong Kong y aseguró que “no llegará tarde a Taiwán”, insistiendo en que es hora de que Europa apoye a Taiwán, porque ambos somos miembros de una "familia de democracias". Tras los últimos acontecimientos, el G7 y la Unión Europea han afirmado en un comunicado conjunto su “compromiso compartido” de mantener el orden internacional basado en reglas, así como “la paz y estabilidad a través del Estrecho de Taiwán”, subrayando que no existe justificación para usar una visita como pretexto para una “actividad militar agresiva” y pidiendo a China que detenga las maniobras militares.

8.- ¿Confía en que se mantenga también el apoyo del Parlamento Europeo a la participación de Taiwán en los próximos encuentros de organizaciones internacionales, de los que hasta la fecha Taiwán ha estado excluido por la presión de China?

Confiamos en que así sea. De hecho, el 6 de julio el Parlamento Europeo aprobó un informe sobre la Unión Europea y la defensa del multilateralismo, el séptimo favorable a Taiwán en lo que va de año, en el que apoya la participación significativa de Taiwán, en calidad de observador, en las reuniones, mecanismos y actividades de los organismos internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Nosotros continuaremos cooperando activamente con los países europeos sobre la base de valores comunes como la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho.

9.- La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), por ejemplo, celebrará su Asamblea en septiembre. ¿Qué repercusión tendría la ausencia de Taiwán?

Taiwán es una parte indispensable de la red mundial de aviación y no podemos ser ignorados por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). El Aeropuerto Internacional de Taoyuan, el más grande de Taiwán, fue el cuarto aeropuerto más transitado del mundo en 2020 para carga aérea internacional. A pesar del severo efecto de la pandemia, la carga aérea aumentó un 26 por ciento desde 2019 para llegar a 2,92 millones de toneladas en 2021 en Taiwán. Antes de la pandemia, la Región de Información de Vuelo de Taipéi prestaba servicios a más de 1,85 millones de vuelos controlados y a unos 72 millones de viajeros que llegaban, salían o transitaban por Taiwán. Y sin embargo Taiwán ha sido excluida de la OACI desde 1971 por razones políticas. Para promover la recuperación de la aviación civil tras la pandemia de la covid-19, “Reconectar el mundo” será el tema de la 41ª Asamblea de la OACI, que se celebra en Montreal (Canadá) del 27 de septiembre al 7 de octubre. Pedimos a la comunidad internacional que apoye la participación significativa de Taiwán en la OACI para lograr verdaderamente el objetivo de reconectar el mundo y reconectar Taiwán en esta nueva era pospandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios