El Secretario de la Unión Federal de Policía en Almería, Raimundo Morales presenta dos escritos de denuncia contra el comisario Juan Antonio Galvez

El Secretario de la Unión Federal de Policía en Almería, Raimundo Morales presenta dos escritos de denuncia contra el comisario Juan Antonio Galvez
Ampliar

"En casi treinta años que llevo trabajando para el Cuerpo Nacional de Policía nunca percibí un ambiente tan negativo como en estos momentos existe en la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Almería y en la Local de El Ejido"

El Secretario de la Unión Federal de Policía en Almería, Raimundo Morales presenta dos escritos de denuncia contra el comisario Juan Antonio Galvez
El Secretario de la Unión Federal de Policía en Almería, Raimundo Morales presenta dos escritos de denuncia contra el comisario Juan Antonio Galvez

"Hay desmotivación, malestar de los policías y ambiente de crispación que finalmente repercute en el servicio que se le ofrece a los ciudadanos", denuncia Raimundo Morales en dos escritos dirigidos al subdelegado del Gobierno en Almería y al Jefe Superior de Policía de Andalucía Oriental.

El Secretario de la Unión Federal de Policía en Almería, Raimundo Morales presenta dos escritos de denuncia contra el comisario Juan Antonio Galvez

UFP Viene denunciando una serie de hechos que se están produciendo desde que tomó el mando de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana el Comisario Juan Antonio Gálvez, que pasamos a enumerar:

- Exigencia, en la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Almería, de presentar minuta renunciando al puesto de trabajo que se ocupa, como requisito para participar en el concurso interior previo a la llegada de funcionarios del Concurso General de Méritos 2022. Dicha renuncia puede perjudicar al funcionario en una coyuntura determinada. Esta organización sindical se ha opuesto de forma frontal a esta decisión con varios escritos.

- En los accidentes con vehículos en los que exista daños a los mismos, el Comisario Provincial nos transmitió en la pasada reunión trimestral a las organizaciones sindicales que siempre se abrirán procedimientos sancionadores, sin antes abrir un expediente de averiguación de causa, en aras de agilizar dichos procedimientos. Otra decisión que supone un agravio de los funcionarios destinados en la provincia de Almería con respecto a los del resto del Estado, y una quiebra del sentido garantista de la Ley Orgánica 4/2010 que regula el régimen disciplinario en el ámbito de la Policía Nacional.

- Se ha implantado un sistema sui generis de medición del rendimiento individual, transmitiendo el mensaje de que el que consideren que no llega a mínimos obtendrá consecuencias negativas, como el cambio de puesto de trabajo, resultado éste que ya se ha aplicado a varios funcionarios con destino el CATE, que consideran el destino de castigo.

Decir, que, si bien la LO 9/2015 de régimen de personal de la Policía Nacional expone que se establecerá un sistema de evaluación del desempeño, el mismo, ha de ser desarrollado reglamentariamente para que sea de aplicación a todo el Cuerpo Nacional de Policía, cosa que a día de hoy no se ha producido. Implantar de forma arbitraria y provincial un sistema de medición del rendimiento supone un desagravio de los funcionarios de Almería con respecto a los del resto del Estado Español, aparte de las posibles responsabilidades administrativas o penales.

- En concreto, en la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de El Ejido, muchos policías han registrado una minuta en la que denuncian las coacciones que reciben por parte del Jefe de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana con el objetivo de que los policías realicen más actas de propuesta de infracción contra ciudadanos para engordar las estadísticas, es decir, identificaciones arbitrarias. Los amenazan, según los documentos, con cambio de turno de trabajo. Aquí estamos ante otras posibles responsabilidades administrativas o penales de los autores.

La prevención de la seguridad ciudadana es una cosa, y otra convertir una ciudad en un estado policial. Se presiona para hacer identificaciones de forma indiscriminada, a pesar de la normativa específica que existe al respecto, que determina que solo se han de llevar a cabo en casos de sospechas fundadas de que se ha cometido un delito o que se intuya que va a perpetrarse, y se evitarán aquellas que se consideren innecesarias o arbitrarias. Y además se intimida con consecuencias como el cambio de puesto de trabajo. Se trata de instaurar en ambas brigadas una política del miedo.

Unión Federal de Policía se ve obligado por responsabilidad sindical, en defensa de los derechos laborales de los funcionarios a los que representa, a la oposición frontal y manifiesta de todos estos puntos que acabamos de enumerar.

Todos estos hechos están siendo denunciados por el sindicato UFP en diferentes instancias y provocan una profunda desmotivación en los componentes de ambas brigadas. UFP llegará donde tenga que llegar para depurar las posibles responsabilidades administrativas o penales en que se pudiera haber incurrido.

Con respecto al recorte de Ideal decir:

"No tiene sentido si somos la capital andaluza con menos criminalidad, que se trate de impulsar desde Jefatura de Comisaría un campaña indiscriminada y arbitraria de actuaciones policiales encaminadas única y exclusivamente a engordar las estadísticas, con lo que conlleva para el ciudadano, y avaladas por las malas prácticas que venimos denunciando".

"El fin de la Policía es mantener los índices de criminalidad bajos, y Almería en los últimos años tiene los más bajos de Andalucía".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios