Camino de Ítaca

 'Ulises, diosas, hechiceras y mujeres fascinantes', por María Antonia García Jiménez, Abogada
Ampliar

"Ulises, diosas, hechiceras y mujeres fascinantes", por María Antonia García Jiménez, Abogada

viernes 22 de abril de 2022, 10:08h
 'Ulises, diosas, hechiceras y mujeres fascinantes', por María Antonia García Jiménez, Abogada

Llevamos siglos narrando la Odisea y ensalzando a un dudoso marinero que se fue a Troya al mando de 12 naves con 120 hombres cada una, e inicia la vuelta con los 950 supervivientes de la guerra;en Ismaro, al sur de Samotracia,ciudad de los cíclopes, mueren 72 de sus hombres; Polifemo se come a 6;1 muere borracho en el palacio de Circe;800 fallecen ensartados por los lestrigones, en la isla de Sicilia occidental o en Cerdeña; a 6 se los traga la monstruosa ninfa Escila; los que quedaron se ahogaron después de comer las vacas del Sol por un rayo enviado por el irascible Zeus.Ulises era un pésimo líder.

Lo que realmente es fascinante son las mujeres de esta historia,como Circe, la hechicera, moradora de la isla de Eea,capaz de ser dueña de sus destino, tomaba decisiones no tuteladas, poderosa embrujadora que convertía en animales a aquellos hombres que la ofendían,siendo independiente se enamoró de Ulises y, por amor lo deja marchar, le ayuda y le previene de los males que le acechan a su regreso, le instruye para bajar al mundo de los muertos. Era una mujer inteligente y libre; o Calipso,la bella diosa, a pesar de ofrecerle la inmortalidad a Ulises, éste le pide que lo deje ir pues añora su tierra, y ella por orden de Zeus lo deja marchar e incluso le ayuda en la construcción de una nave, le indica cuales eran los astros que debía seguir para encontrar su camino,verdaderamente era astróloga y culta; y la joven Nausícaa,hija del rey Alcínoo, que persuade a su padre para que le construya al náufrago una nave para regresar a Ítaca.
¡Éste Ulises que rompe todas las naos !

Y, ¿qué se puede decir de Penélope? figura tan estudiada, esa tejedora de sabiduría que supo mantener el patrimonio de Odiseo frente a los depredadores de fortunas que eran sus pretendientes. Excelente diplomática y economista. Hasta Atenea le impone a Ulises la paz y este la obedece. Y así termina la Odisea, en el canto XXIV con la intervención de una mujer divina y pacificadora.

Cuando lean o relean la Odisea, miren la historia con otra perspectiva, donde las mujeres del viaje de regreso de Ulises son las salvadoras de todos sus errores.

¿Homero, mujer?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios