“Mas de Postureo', por Rosario Segura Pérez-Muelas

“Mas de Postureo", por Rosario Segura Pérez-Muelas

martes 22 de marzo de 2022, 08:14h

A estas alturas cuando ya parece que las mujeres rompemos moldes sexistas, lo que me quedaba por oír, es que aquí en Murcia, la derecha liberal, y la conservadora recalcitrante hayan evitado controlar la publicidad sexista. Para colmo la responsable de Igualdad del Gobierno regional se negó a escuchar los argumentos esgrimidos a fin de rechazar que las mujeres seamos reclamo y desahogo de ciertas masculinidades tóxicas, que pueden llegar a provocar actuaciones incluso en depredadores sexuales.

Es sabido que los anuncios de publicidad sexista, intentan vender productos valiéndose del cuerpo femenino, pero además incitan a tener un concepto de la sexualidad mercantilista, en la que la mujer es usada como objeto, cosificándola, es decir presentándola como un objeto sexual de usar y tirar, ignorando sus habilidades intelectuales y personales. Las consecuencias son evidentes y pueden desencadenar la vejación, la agresión sexual, el maltrato, el acoso e incluso el asesinato, como el de Mª Ángeles, recientemente fallecida en Ceuta.

La realidad social delata la nimia actividad judicial en contra de la publicidad sexista que inunda los Medios de comunicación, así como la pasividad y tolerancia social frente a anuncios que cosifican a los seres humanos y atentan contra su dignidad. Sin duda, la sociedad en la que vivimos continúa siendo de un gran chovinismo masculino, como se muestra por ejemplo en la industria musical al explotar los estereotipos sexistas.

Cuando se habla de “espacio libre de violencia machista” me imagino que no se referirá a un espacio o recinto en concreto, como sucede cuando hablamos del humo del tabaco, es decir; una especie de gueto donde la mujer se encontraría a salvo de violencia, esto supondría que la calle es la jungla para nosotras, y que no tiene remedio. Cualquier persona con sentido común entiende que la idea es que la sociedad debe de estar libre de riesgos constantes de agresiones hacia la mujer.

Hablando de liberarse de cosas, no estaría mal que hubiera una esfera pública y privada, desatada de las hipocresías de quienes defienden una cosa y la contraria al mismo tiempo. Redimida de una clase política con postureo ético. Me refiero a ese talante que muestra compromisos públicos solo con la intención de mejorar el concepto de los que gobiernan para conseguir votos, sin embargo, se queda en una ostentación vacía de contenido.

Si de verdad apostamos por que la dignidad de las mujeres sea respetada hay que abordar sin ambages como delito la prostitución, (criminalizando al usuario), el tráfico de mujeres, la explotación sexual y por supuesto la imagen de la mujer tiene que estar exenta de sexismo, aunque esto suponga dejar de recaudar en algún sector.

Ahora que Feijóo busca apoyos en Murcia, espero que el proyecto de centro derecha y reformista sea algo más que unas propuestas económicas donde la ambigüedad brilla una vez más, como ya hizo su colega gallego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios