"Vivencias", por Pedro Alcalá.

'Vivencias', por Pedro Alcalá.
Ampliar
lunes 14 de febrero de 2022, 10:06h

Después de andorrear por tantos lugares en mi corta y a la vez dilatada existencia , he comprobado, que en cualquier lugar de ellos encuentras algo diferente ,algo , que merece la pena el sudor derramado y, ese dolor de pies que surge al desbrozar las veredas y caminos . Que van surgiendo por los vastos lugares que voy recorriendo y a la vez conociendo ,bien merecen la pena .

'Vivencias', por Pedro Alcalá.
Me enamore de los bosques y la lluvia del norte hace de esto mucho tiempo .Por mi trabajo ,que es el de conducir voltios y repartir amperios ,me llevo a aquellos lugares apartados.
Conocí , esos bosques norteños cargados de verdes profundos cargados de helechos y arboledas , en los cuales te podías perder en lo intrincado de su camino sin que los rayos del sol te pudieran acariciar ...,y besar .
Ese clima de humedad ,a un sureño lo puede enamorar hasta la extenuación ,que hasta incluso mis pies y cuerpo los disfrutaron con esa agüita caladera que empaparon hasta el marfil de mis huesos , fue para mi más caricia, que penoso sufrimiento. Y creo recordar , que fui feliz .Será por aquello , que las fatigas ,como la sarna ,cuando van con gusto . Ni molestan ,ni pican...
Me pasa como a mi querido amigo desaparecido ,pero aún recordado y querido , Jose Eduardo . Que con solo ver una rizoma surgiendo por los apretados suelos soy inmensamente feliz .
Decir que el verde me fascina ,es quedarme corto .
Perderme entre la rugosidad de los laberínticos troncos ,envejecidos ,por por el paso del tiempo , me hace sentirme uno más de ellos...y, entrar en simbiosis con su felicidad.
Sus reconfortantes silencios ,solo interrumpidos por el canto de algúna que otra ave ,que intenta, alegrarlos con su sinfonías pajareras o, el circular de viento, suave,pero cadencioso .Con ese sonido mágico y adormecedor que va surgiendo de su circular entre las ramificadas copas ,como si sus hojas fueran instrumentos musicales fabricados por los Dioses para el disfrute de los simples mortales ... Os digo que no tiene precio porque es imposible de pagar ,por el bienestar que da .
Nuestros bosques del sur ,son menos frondosos pero irradian luz ...
Toda masa de verde tiene su encanto y los nuestros, hasta sus árboles trepados por los vientos parecen que descansan eternamente acariciados por las raíces perpetuas de sus suelos ...
Creo que sí Dios ,algún día existió, lo primero que creo en su creación ,fue un hermoso bosque y después descanso tras comprobar los pálpitos de su corazón...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios