CAMINO DE ITACA

El desprecio a la templanza política en el asalto al Pleno de Lorca”, por María Antonia García Jiménez, Abogada

“El desprecio a la templanza política en el asalto al Pleno de Lorca”, por María Antonia García Jiménez, Abogada
jueves 10 de febrero de 2022, 10:07h

Nada de la ciudad de Lorca nos será ajeno; por ende, el asalto al Pleno municipal, me avergüenza como a la mayoría de los ciudadanos. Ahora más que nunca hay que volver a la Templanza, tanto individual como política.

“El desprecio a la templanza política en el asalto al Pleno de Lorca”, por María Antonia García Jiménez, Abogada

En lo personal la Templanza es aquella virtud que permite al individuo controlar las pasiones, mantener el equilibrio y el dominio sobre la voluntad, logrando moderar los instintos, controlar los impulsos y deseos; en lo político es aquella actitud de armonía, equilibrio interno y cohesión entre las palabras y los actos, asegurando la honestidad, los valores que enarbola la persona que se dedica a la “res pública”. Transmitir templanza es mostrar serenidad ante los problemas y conflictos, gestionándolos de forma más inteligente, comedida y eficaz.

Como explica Norberto Bobbio en “Elogio de la templanza”, esta es lo contrario de la arrogancia, la prepotencia, la perversidad, la vanidad y el abuso de poder, pero no debe confundirse con la pusilanimidad. El pusilánime es aquel que renuncia a la lucha por debilidad, por miedo o por resignación. El moderado no es vengativo ni echa leña al fuego de los odios.

No es posible la calidad en la política democrática ni en la gestión de lo público, si ambas son sometidas a la agitación. La política transformadora necesita pedagogía. Las respuestas políticas de fondo necesitan complicidades y comprensiones que la agitación no permite abordar.

Sólo cabe un rechazo frontal frente a lo ocurrido en el asalto al Pleno Municipal, y una reprobación a aquellos que alentaron, justificaron o toleran la utilización de la fuerza, violentando una institución democrática como es un hemiciclo de debate democrático y representativo de la voluntad ciudadana. Y frente a aquellos que con posterioridad a los hechos, han amenazado e insultado, tanto a representantes municipales, como a los Medios de Comunicación, mi más absoluta repulsa pues soy templada pero no tibia.

Ya saben, la templanza en la vida es recomendable, en la política imprescindible

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios