Sigue la búsqueda en Tenerife de las dos niñas y del padre de estas

Sigue la búsqueda en Tenerife de las dos niñas y del padre de estas
Ampliar
viernes 30 de abril de 2021, 10:59h
Ayer encontraron en el mar una silla de bebé flotando así como la lancha del progenitor donde había manchas de sangre.
Sigue la búsqueda en Tenerife de las dos niñas y del padre de estas

Nada se sabe de un padre y sus dos hijas desaparecidos desde hace tres días.

El dispositivo de búsqueda de las dos niñas de 1 y 6 años ha movilizado a las fuerzas de seguridad y equipos de salvamento.

Un juzgado ya ha abierto diligencias e investiga el posible secuestro por psarte del padre que lejos de entregar las niñas a su madre le envió un mensaje en el que le decía que no volvería a verlas.

Ayer los servicios de búsqueda encontraron una sillita infantil de retención en vehículos flotando en el mar, así como la lancha en la que el padre se desplazó hasta el lugar en el que la Guardia civil dio con ella.

Nadie sabe que ha pasado con lñas niñas después de revisar las cámaras de seguridad en las que puede verse al padre llegar en su vehículo al muelle del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, con dos pesadas bolsas pero sin las niñas.

Nada se sabe de lo que pudiera ir en el interior de dichas bolsas, pero fuentes policiales temen que pudieran ser los cuerpos de las pequeñas

El coche que ha sido analizado concienzudamente sigue precintado por la Guardia Civil, en el mismo lugar en el que el padre lo aparcó.

La última vez que se vio al padre fue cuando salió del puerto para comprar un cargador para el móvil en una gasolinera y cuando tras cargarlo al filo del toque de queda intentó salir de nuevo.
De lo que si hay constancia es de la llamada a su exmujer para decirle que no va a ver más ni a sus hijas ni a él.

Ayer la Guardia Civil encontró la lancha, a dos km de la costa abandonada a la deriva y sin rastro del padre. Antes se sabe estuvo en un puerto de Güimar, donde se encontró con unos amigos.

La búsqueda en el mar ccomprende la zona de Güímar y Punta de Anaga.

La madre informó el pasado diciembre a la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente, pero no puso denuncia.

La juez ha decretado secreto de sumario mientras los agentes encargados de la investigación analizan los restos de sangre encontrados en la embarcación y los 70.000 euros que parecen faltar en las cuentas familiares.

Por el momento no descartan nada pero lo que ha empezado a cobrar fuerza es la hipótesis de que pueda tratarse de un secuestro parental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios