LA TIRANÍA EN SUS DIVERSAS FORMAS por Juan Saborido Gago

LA TIRANÍA EN SUS DIVERSAS FORMAS por Juan Saborido Gago

“La fe que aparece inquebrantable, inconmovible, rectilínea, es hija de ignorancia o de fingimiento. El que no duda no cree” (Miguel de Unamuno)

jueves 29 de abril de 2021, 11:46h
LA TIRANÍA EN SUS DIVERSAS FORMAS por Juan Saborido Gago
Existen momentos en nuestra vida en que por alguna razón o motivo nos encontramos como perdidos en el torbellino de la vida y cuando digo vida quiero expresarla con mayúsculas, porque la Vida es una energía que, al igual que un rio, unas veces avanza impetuosa, otras de forma mansa, y otras suavemente hasta desembocar en el mar. De este mismo modo, en ocasiones llegamos a experimentar esa sensación de discurrir, como por etapas, sintiéndonos parte de esos ciclos de la vida. Y es precisamente esos momentos cuando sentimos que por alguna razón estamos errando en nuestro modo de actuar e incluso en la forma de ver lo que llamamos realidad.
LA TIRANÍA EN SUS DIVERSAS FORMAS por Juan Saborido Gago

Es por ello, que el fondo de este artículo trata de ver una parte de lo que consideramos realidad para confrontarla con la razón y con la lógica. Mi vida, siempre ha estado entrelazada entre la lógica y la espiritualidad, ellas me han conducido por el camino, en ocasiones del confrontamiento y por otra con la paz y la armonía, (aunque esta última me costase encontrarla) y una búsqueda siempre de la justicia frente a un mundo injusto o actitudes intolerantes. Por ello, quiero ser claro, siempre mi tendencia sindical como política han ido de la mano de la izquierda y en mi juventud muy a la izquierda.

Bien dicho esto, voy a desgranar y confrontar el actual modo de hacer política que estamos viviendo, del cual no me siento muy orgulloso, sino más bien desengañado, del que sólo descarto algunos que son coherentes. Todos hemos podido comprobar que, en este país, o al menos los que pertenecen a mi generación, que han existido dos tendencias bien definidas, y algunos aun podrán recordar la dictadura y sus consecuencias.

Por ello quiero comenzar clarificando poco a poco el enunciado de este artículo; al igual que cuando nos encontramos un cubo con el agua turbia, si la dejamos que repose, veremos que la suciedad se queda en el fondo. Este articulo tiene como encabezado la palabra “Tiranía” y veréis como poco a poco iré ahondando en este término a través de nuestra historia y como ha ido tomando diversas formas y utilizado de maneras diversas.

Según la RAE tiene dos acepciones: se entiende por tiranía la forma de gobierno en la que el gobernante tiene un poder absoluto, no limitado por unas leyes, especialmente cuando lo obtiene por medios ilícitos, y abusa de él.

Y también como el abuso de la superioridad o del poder en el trato con las demás personas.

Daré ahora un breve recorrido histórico.

En la época griega existieron muchos tiranos, pero no todos eran considerados malos, bajo la visión socio económica, la tiranía griega fue fruto de la lucha de las clases populares contra los abusos de la oligarquía (aristocracia) y los basyleos (reyes sacerdotes), cuyo derecho a gobernar venía dado a través de las ancestrales mitologías. Los tiranos llegaron al poder a través de revueltas populares y gozaron de la simpatía pública como gobernantes, al menos en los primeros años en el poder. Un ejemplo de este estilo de gobernar es el de Pisístrato, pariente se Solón, se atrajo la popularidad de los ciudadanos más pobres de Atenas “los de las montañas”, campesinos y artesanos, opuestos con “los de la llanura” y “los de la costa”, aristócratas y comerciantes respectivamente manteniendo una política de gastos en obras públicas: construcción de astilleros, embellecimiento de la Acrópolis, reformas agrarias. De tal modo que se estableció una relación reciproca de colaboración.

Platón en su libro “La República o El Estado” habla sobre un estudio sobre lo justo y lo injusto, el objetivo es demostrar la necesidad moral, así como para el Estado como para el individuo, de regir la conducta según la justicia, esto es, según la virtud, o lo que es lo mismo, según la idea del bien, principio de buen orden para las sociedades y para las almas, origen de la felicidad pública y privada. Para Platón aquellos que empaña la justicia con mentiras son tiranos embriagados de poder. A través de un sofisma Platón pone un ejemplo: <El pastor, al cuidar su ganado, se preocupa de las ventajas que de él obtendrá, y que el ganado no es más que un instrumento de su fortuna. De aquí se concluye que en todas las cosas la justicia se resuelve en el interés del fuerte y en el perjuicio del débil> El ideal de esta doctrina, resultado del materialismo consecuente, es un poder absoluto, es la tiranía, árbitro de echar por tierra la justicia, porque la justicia es más débil que ella.

Dando un salto en la historia quiero traer aquí a Alfonso X de Castilla llamado el Sabio, en el libro las Siete Partidas, cuyo nombre original era “El Libro de la Leyes” es un cuerpo redactado en Castilla durante su reinado con el objetivo de conseguir una cierta uniformidad jurídica del reino. Define al tirano como la antítesis del legítimo señor, así figuradamente, el denominador común al concepto clásico del tirano es para quien se establece en reino, proyectando una sombra compuesta de tres temores:

  1. Difundir incultura para fomentar el temor y valiéndose de la ignorancia acobardar al pueblo para establecer la autocracia.
  2. Dividir con políticas que minen la fé pública y privada fomentando la desconfianza del pueblo entre sí y que por el temor de esa inseguridad nadie confié en nadie.
  3. Fomentar la pobreza del pueblo y hacer políticas para establecer algún tipo de deuda o de dependencia perpetua que atemorice en favor del estado del tirano.

Llegados a este punto creo que esto os puede resonar un poco para entender la actual situación difuminada con el termino de democracia como legitimación del pueblo, pero dominada por unos cuantos de los que sabemos bien poco. Actualmente en esta Europa se practica de forma soslayada y camuflada una “tiranía” dominada por la Ley del Mercado donde unos pocos dicen lo que otros tienen que hacer, con préstamos usureros aprovechando las dificultades que estamos pasando, dominan y amenazan a los pueblos imponiendo “su política” convirtiendo a los dirigentes de los pueblos en simple “títeres” que sólo defienden los intereses de otros. En este sentido quiero recoger aquí un texto de Lutero al respecto en su “Folleto sobre el comercio y la usura”, impreso en 1527 y dice así:

<Ellos tienen bajo su vigilancia todos los bienes y practican sin disimulo todos los engaños que han sido mencionados; suben y bajan los precios según su gusto, y oprimen y arruinan a todos los pequeños comerciantes, al modo como el lucio come los pececillos, justamente como si fueran señores de las criaturas de Dios y no tuvieran obligación de prestar obediencia a todas las leyes de la fe y el amor.> (Vol.IV, pág. 34

Estas palabras de Lutero podrían ser escritas hoy en pleno siglo XXI y parecer totalmente actuales, con todos nuestros adelantos técnicos y toda nuestra historia llena de hombres y mujeres sabios que practicaron la observación y la denuncia.

En estos días estamos viviendo una amenaza nueva, que no es el virus, es el cambio propuesto por la Europa de los mercaderes al que debemos anteponer la Europa de los ciudadanos.

Es verdad que la Europa de los ajustes y recortes de la crisis del 2008 ha aprendido que esas políticas significaron más ruina para todos y en esta nueva crisis de COVID las ayudas y apoyo de las administraciones están siendo fundamentales para garantizar los servicios, la salud y la vida.

Pero esperamos, que las derechas y ultraderechas rampantes por Europa no vuelvan a las andadas y nos presenten un “caramelo” en forma de préstamo económico, que probablemente tendrán que pagar todos nuestros hijos, pero que a cambio tendremos que doblegarnos a sus intereses.

No aceptaremos contrapartidas que como canto de sirenas pretenden de un lado la reforma de las pensiones, en la que se penalizaran a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que durante años han estado prestando un servicio y deseen adelantarla, primando a los que prolonguen su vida laboral, y por otro lado una reforma laboral en la que se precariza aún más a todas las personas y sobre todo jóvenes y mujeres, con contratos miserables.

Confiamos que no se pretenda por la derecha Europea, que estas ayudas y prestamos “como lo mejor en toda la historia de este país” se camuflen imposiciones lesivas para todos los trabajadores.

Estoy convencido que el Gobierno de Progreso que está aplicando políticas sociales y económicas para afrontar la Pandemia no se plegue a presiones contra los trabajadores como así lo hizo la derecha española cuando dilapidaron el dinero de las pensiones.

Aprender del pasado.

Es cierto que estamos viviendo un nuevo paradigma, que una nueva realidad se está produciendo y que la mayoría de la población se encuentra totalmente dormida y atemorizada por un horizonte incierto en el que es difícil plantearse retos, por el miedo que impera actualmente y sobre todo por la carencia absoluta de nuevos valores que den un impulso a la sociedad. También es cierto que las respuestas que se dieron en otros tiempos no pueden ser las mismas para estos momentos, ya que para tiempos nuevos se necesita unas respuestas en concordancia a lo que se está viviendo, pero también es verdad que ante lo que he expuesto, desde la historia, el ser humano no ha cambiado mucho, porque sigue tropezando en la misma piedra una y otra vez, sólo tenemos que mirar los hechos que nos muestras constantemente en los diferentes medios.

Por todo esto creo firmemente que debemos formarnos, leer, siendo observadores críticos con todo aquello que recibimos a través de los diversos medios a nuestro alcance y así de este modo podremos aprender a “leer entre renglones” que el concepto tan cacareado de libertad no es real, es una falacia. En el libro titulado “Miedo a la libertad” de Erich Fromm desgrana de forma pormenorizada estos cambios y argumenta como el ser humano es un ser que, aunque lucha por encontrar una libertad real, tiene miedo a ejercerla y por ello la pierde, con tal de no perder su seguridad, su “zona de confort” que le es dada por el sistema.

Para terminar, quiero decir que no todo lo pasado es desechable, por el sólo hecho de proceder de una situación que no sea la nuestra. En nuestra historia, no lejana, en la que la dictadura y la tiranía del franquismo hicieron estragos, surgieron grupos que aportaron y contribuyeron en los cimientos de lo que nosotros llamamos hoy “democracia”, quiero referirme a dos en concreto. Por todo lo que podemos aprender de su estilo y como de ellos surgieron muchos de los primeros políticos de la transición con un estilo concreto de afrontar los acontecimientos.

La H.O.A.C. (Hermandad Obrera de Acción Católica).

Independientemente de lo que podamos pensar sobre la Iglesia, en aquellos tiempos fueron un sector muy implicado en la acción obrera, se fundó en 1946 sus militantes desempeñaron un papel muy importante en la reconstrucción del movimiento obrero español, promovida por Guillermo Rovirosa, siendo decisiva para la fundación del sindicato USO. Actualmente siguen en la acción, en 2012 se opusieron contra la reforma laboral aprobada por el entonces el gobierno del P.P. como presidente Mariano Rajoy, por lo que fue desautorizada por la iglesia católica desde la conferencia episcopal por el entonces presidente cardenal José María Rouco Varela.

La J.O.C. (Juventudes Obreras Cristianas)

Fundada por el sacerdote Belga Joseph Cardijn al culpar de la muerte de su padre, un minero, por las duras condiciones de trabajo; la organización adopto su nombre actual en 1924, es un movimiento organizado internacionalmente.

Estaba formados por jóvenes y dirigido por jóvenes, el mismo está enfocado en jóvenes obreros, que vivían en barrios humildes o que venían del seno de familias con recursos escasos. El objetivo era ofrecer educación, formar en el ideario cristiano a jóvenes de clase trabajadora, poniendo el punto focal en aquellos que producirán la situación marginal tanto en el plano económico como social.

Quiero destacar de ambas, que partiendo de una situación difícil y muy arriesgada y que supieron sacar todo lo mejor que había en las personas para la construcción de una sociedad justa y desterrar todo autoritarismo y la denuncia de las formas de tiranía. Y lo hicieron desde la formación de las bases y la apertura de mente para que surgiesen nuevos valores.

Para ello crearon un método de trabajo que tal vez, y solo digo tal vez, los sindicatos deberían retomar para una mejor coordinación y poder ver la realidad con más claridad concretamente este método se denomina: VER, JUZGAR, ACTUAR Y REVISAR. Ideado por la J.O.C. para que un trabajo pudiese ser eficaz y al mismo tiempo, se realizase con mayor facilidad, no bastaba con la “buena voluntad” de las instituciones ya que la improvisación y la espontaneidad muchas veces consumen energía inútil y conduce, la mayor de las veces, a resultados erróneos, e incluso contraproducentes.

Contemplar con claridad meridiana.

La contemplación es un acto mayor ya que el contemplar se es capaz de ver sin emitir un juicio sobre aquello que vemos, sólo describimos lo que se percibe. Por nuestro modo de ser, aprendido y asumido, tendemos a realizar un juicio sobre aquello que vemos de forma automática y en el momento que lo hacemos estamos deformando la realidad de los hechos, bajo nuestro prisma. Si sólo hacemos una exposición de aquello que vemos estamos fotografiando la realidad en una imagen, posteriormente esta imagen puede ser valorada en un contexto determinado, fuera de enjuiciamiento.

Por último, quiero dejar un fragmento del libro séptimo de la Republica de Platón sobre el mito de la caverna. Espero no haber sido tedioso y que cada cual saque sus propias conclusiones.

<-Y bien, mi querido Glaucón, ésta es precisamente la imagen de la condición humana. El antro subterráneo es este mundo visible; el fuego que ilumina es la luz del sol; este cautivo, que sube a la región superior y que la contempla, es el alma que se eleva hasta la esfera inteligente. He aquí, por lo menos, lo que yo pienso, ya que quieres saberlo. Sabe Dios si es conforme con la verdad. En cuanto a mí, lo que me parece en el asunto es lo que voy a decirte. En los últimos límites del mundo inteligible esta idea del bien, que se percibe con dificultad; pero que una vez que se percibe no se puede menos de sacar la consecuencia de que ella es la causa primera de todo lo que hay de bello y de bueno en el Universo; que, en este mundo visible, ella es la que produce la luz y el astro de que ésta procede directamente; y, en fin, que ha de tener fijos los ojos en esta idea el que quiera conducirse sabiamente en la vida pública y en la vida privada.>

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios