Fulgencio Gil reclama “la cesión inmediata” de un local a Cáritas para que pueda reanudar el servicio de ropero, que ha quedado interrumpido en plena crisis

Fulgencio Gil reclama “la cesión inmediata” de un local a Cáritas para que pueda reanudar el servicio de ropero, que ha quedado interrumpido en plena crisis
sábado 10 de abril de 2021, 11:50h
Fulgencio Gil ha informado que “nos hemos encontrado con una muy mala noticia que nos ha generado una notable inquietud, ya que Caritas se ha quedado sin local desde el que seguir desarrollando el servicio de ropero del que tantos lorquinos se han venido beneficiando a lo largo de los últimos años. Hablamos de una actividad que ha conseguido que miles de personas puedan acceder a algo tan simple y esencial como ropa de vestir. ¿Cuántos niños se han vestido gracias al trabajo que se presta por parte del ropero de Cáritas?” se pregunta Gil.

A estas alturas, dice el Presidente del PP lorquino, “todos somos conscientes” de la aportación social que se realiza desde Cáritas, siendo precisamente el servicio de ropero uno de sus baluartes. “Consideramos” que el Ayuntamiento tiene que intervenir de “manera directa y urgente” para dotar de un local nuevo en el que se pueda continuar con el ropero. Por eso, “exigimos” que el Consistorio intervenga, tal y como ha hecho en otros casos. Es evidente que Caritas somos todos los lorquinos y por tanto qué menos que ceder un espacio en condiciones para el mantenimiento de este servicio, señala Gil.

La restitución del servicio de ropero de Cáritas tiene que ser “prioritaria” para el Ayuntamiento. “No podemos perder ni un día más, así que cuanto antes se le ceda el local, mejor para todos, porque la ayuda que ha prestado es sencillamente impagable y no existe un servicio alternativo al que puedan acogerse los miles de lorquinos qué durante todo este tiempo se han visto obligados a recurrir a la labor que se desarrolla”, indica el político popular.

Fulgencio Gil ha subrayado que Caritas “se merece el apoyo, la implicación y el interés municipal, y en este asunto probablemente más que en ninguno, ya que del trabajo que se lleva a término por parte de la asociación nos beneficiamos todos”.

Otro proyecto benéfico de Cáritas es el de entrega de alimentos, conocido popularmente como Kilicala, cuya aportación “se está viendo seriamente resentida por culpa de la crisis del Covid-19. Cada vez las aportaciones individuales están cayendo más y más, por lo que consideramos más que oportuno que desde la Administración municipal se contribuya a mantener a flote este servicio. También animamos a todos los ciudadanos a colaborar con sus aportaciones individuales. El local donde se desarrollan las actividades, recogida y reparto de alimentos está situado en la calle Chapistería nº 6, en el barrio de la Viña”.

Cabe señalar que se admiten todo tipo de alimentos envasados y no perecederos. Si alguien desea hacer una donación puede llevarlo al Centro en la dirección anterior. También se admiten donativos para este proyecto y con ellos realizar compras de alimentos perecederos y de reparto rápido.

Por último, Gil recuerda que “si el Ayuntamiento ha tenido 800.000€ para gastarse en comprar coches, 400.000 para poner cámaras en las tuberías y 500.000 para rescatar Limusa, también tiene que tener dinero para atender servicios sociales tan esenciales como este”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios