Solomillo de cerdo ibérico al horno con uvas y patatas

Solomillo de cerdo ibérico al horno con uvas y patatas
Ampliar
lunes 01 de febrero de 2021, 11:29h
Ingredientes:1 kg de solomillo de cerdo ibérico (serán unas 2-3 piezas). Si no es ibérico también está muy rico, pero siendo ibérico el sabor se multiplica. 3 o 4 patatas pequeñas de guarnición por comensal, en total unas 12-16. Si no encuentras pequeñas puedes utilizar patatas de tamaño medio y partirlas por la mitad. Uvas rojas sin semillas, cantidad al gusto. 200 ml de vino Pedro Ximénez. 3 o 4 cucharadas soperas de mantequilla sin sal. 1 cucharada sopera de hierbas secas. Puedes mezclar tomillo, romero y orégano. Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.

Preparación:

Saca las piezas de solomillo de cerdo ibérico de la nevera para que lleguen al horno a temperatura ambiente y se cocinen mejor.

Vamos a empezar cociendo las patatas sin pelar. Puedes optar por varias opciones, la más clásica es sumergirlas en agua hirviendo con un poco de sal durante unos 15-20 minutos o hasta que estén tiernas (dependerá de su tamaño). A mi me gusta más cocinarlas en el microondas, para ello utilizo patatas que tengan el mismo tamaño y las lavo bien con agua. Si son muy grandes las corto por la mitad y las coloco en un recipiente o estuche apto para microondas y que se pueda tapar. Cocínalas a máxima potencia durante unos 8 minutos, y si las pinchas con un tenedor y notas que están cocidas, ya puedes sacarlas, pero si les falta todavía un poco, dales un par de minutos más y vuelve a hacer la prueba. Deja el estuche abierto para que se vayan enfriando.

Salpimenta los solomillos de cerdo por ambos lados y precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.

En la fuente de horno que vayas a utilizar vierte el vino Pedro Ximénez y coloca también las uvas (previamente lavadas y escurridas), con sus ramas y todo. Si las uvas no están muy maduras, introduce la fuente en el horno a altura media cuando haya llegado a 180ºC y hornea 10 minutos para que las uvas luego estén más tiernas. Si están maduras y algo blanditas no es necesario este paso previo, espera a hornearlo todo junto.

En una sartén a fuego medio-alto con un poco de aceite dora los solomillos de cerdo ibérico por ambos lados e incluso por los laterales, con un par de minutos por cada lado será suficiente.

Coloca los solomillos en la fuente de horno y hornéalos durante unos 20 minutos si cada pieza es de unos 350 gr como los míos. Si son más gruesos deberás hornearlos 25 o incluso 30 minutos.
Cada 5 minutos abre un momento el horno y riégalos con los jugos con ayuda de una cuchara, y a mitad de cocción dales la vuelta.
¿Cómo saber si ya están listos? Los tiempos que he dado es para que queden jugosos por dentro, ligeramente rosados, pero si los quieres más o menos hechos deberás cambiar los tiempos. Si tienes dudas corta el extremo más grueso y comprueba en qué punto está por si quieres seguir horneándolo más tiempo.
Si unos minutos antes de terminar de hornearse ves que hay poco líquido, vierte un poco más de vino.
Mientras tanto pela las patatas con ayuda de un cuchillo.
Pon en una sartén la mantequilla a fuego medio, y cuando se haya derretido incorpora las hierbas, un poco de sal y las patatas, y ve moviéndolas para que se impregnen bien. Cocínalas durante unos 5 minutos, dándoles la vuelta para que se doren un poco por ambos lados.
Saca la fuente del horno y déjala reposar 5 minutos.
Puedes servir tal cual los solomillos o bien cortados en rodajas gruesas, acompañados con las uvas y las patatas y la salsa de vino por encima de la carne.
Fuente :Recetas de escándalo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios