PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia

PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia
Ampliar
miércoles 23 de septiembre de 2020, 09:24h
PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia
PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia
Situada en pleno Océano Pacífico y a sólo 2 horas en ferry desde Taiwán, esta isla con sabor polinesio es toda una joya natural con unos paisajes de infarto y una cultura muy diferente al resto de Taiwán.
PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia
PARAÍSO AL ESTILO HAWAIANO DE TAIWÁN, por Gonzalo Bendito, corresponsal de Nuevodiario en Asia

Isla Orquídea es una pequeña isla volcánica de 45 km2 al sureste de Taiwán, pudiéndose rodear en coche o scooter en poco más de una hora. Una serie de pequeños pueblos esparcidos a lo largo de la franja costera son el hogar de algo más de cinco mil habitantes, conocidos como los Tao, con rasgos, forma de vida, cultura, gastronomía y costumbres mucho más asemejadas a la de sus primos polinesios.

Esta isla disfruta de un clima tropical, con una temperatura anual media de 23 °C y lluvias algo generalizadas durante todo el año, lo que le permite tener una vegetación muy exuberante con 35 plantas endémicas. Sus montañas con acantilados y las aguas cristalinas de sus playas, hacen que el verde intenso de la selva y el azul profundo del mar hagan sentir a los viajeros que están en una isla paradisíaca perdida en mitad del océano, al estilo Perdidos o Náufrago.

La ausencia de grandes complejos turísticos hace que Isla Orquídea todavía preserve su esencia, siendo la mayoría de sus visitantes taiwaneses, ya que son pocos extranjeros los que conocen este destino. Entre los locales, hay quienes apuestan por una mayor inversión en la infraestructura turística para así crear más riqueza y puestos de trabajo, pero también están los que se oponen y creen que una mayor afluencia de viajeros supondría mayor polución y destrucción de su hábitat, así como acabar con la calma que reina en su territorio.

Los visitantes pueden hospedarse en albergues y hostales a lo largo de la costa en sus diferentes poblaciones, variando en su precio, costando unos 15 euros por noche en aquellos más económicos. Es posible alquilar una scooteres o coches para así desplazarse por la isla con total libertad, pero ojo al volante con las cabras salvajes, hay cientos de ellos por toda la costa y algunas de ellas no dudan en echarse una siesta en mitad de la carretera.

La isla en su totalidad es extremadamente hermosa y básicamente cualquier lugar es digo de una foto, con interesantes formaciones rocosas en sus acantilados, calas perfectas para hacer snorkel, paseos en sus barquitas tradicionales adornadas con los símbolos de la cultura Tao; así como una amplia variedad de centros de buceo que permiten a aquellos visitantes que quieran conocer más a fondo el destino el poder sumergirse y disfrutar de su flora y fauna oceánica de una forma más cercana, donde los corales son abundantes y el avistamiento de tortugas y delfines es bastante común.

Otra de las atracciones que ofrece la isla es su increíble cielo estrellado, ya que al ser una isla rodeada por todos lados de vasto océano y con pueblos muy pequeños, la contaminación lumínica es casi nula, condiciones perfectas para poder admirar la majestuosidad de la vía láctea con los propios ojos, siendo una mina de oro para los astro-fotógrafos.

Son también numerosos los restaurantes que ofrecen el plato típico, el pez volador, cocinado de diferentes maneras, el cual tiene gran importancia entre los aborígenes de la isla, los Tao, que conforman el 85% de los isleños, celebrándose festivales y rituales en honor a este.

Isla Orquídea es definitivamente un destino perfecto para aquellos que quieran saborear la aventura en un lugar único en el medio del océano pacífico, pero también al alcance de muchos bolsillos, lo que lo hace un destino ideal no sólo para mochileros, sino para todo aquel que quiera disfrutar de unas vacaciones especiales en un entorno salvaje, seguro y fácil.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios