CSIF demanda un plan de refuerzo de personal docente investigador y de administración y servicios en la UAL frente a la COVID-19
Ampliar

CSIF demanda un plan de refuerzo de personal docente investigador y de administración y servicios en la UAL frente a la COVID-19

El sindicato critica que los normas no hayan sido negociadas con las centrales sindicales y aboga por seguir haciendo test para que los centros no sean foco de difusión del virus.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha reclamado con motivo del inicio del curso universitario en Almería y en el resto de Andalucía un plan de refuerzo del personal docente investigador (PDI) y del personal de administración y servicios (PAS) que dé cobertura a las necesidades que van a surgir por las jubilaciones anticipadas y las bajas laborales en personal de riesgo ante la COVID-19.

CSIF-Educación-Universidad-, que es la fuerza más representativa en PDI y con importante presencia en PAS, ha recabado información en las distintas universidades públicas andaluzas acerca de las medidas tomadas para el desarrollo de las actividades docentes, investigadoras y de gestión, en este curso que se plantea atípico por la amenaza de que dichas actividades universitarias puedan ser propagadoras del virus y la necesidad de seguir cumpliendo con eficacia las funciones que las universidades tienen encomendadas.

En su estudio, CSIF ha constatado que no todas las universidades han negociado con las fuerzas sindicales las normas para la adaptación de las actividades a la nueva situación, y la mayoría no todas las normas, lo que resulta preocupante, dado que será el personal que trabaja en las universidades el encargado de poner en marcha las medidas para frenar la pandemia.

CSIF lleva reivindicando desde hace meses la realización de test PCR al personal (PDI y PAS); incluso al alumnado. En estos momentos hay finalizadas campañas en alguna de las universidades de la comunidad, como ha sido el caso de Almería y en el resto se está conformando, o ya ejecutando, el cronograma de las actuaciones. Más adelante se precisarán nuevos testeos.

Dichos test se están realizando a cargo de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. Para CSIF, los test masivos son herramientas eficaces para programar cuarentenas y evitar los contagios, al tiempo que subraya que “hay que evitar que los centros universitarios se puedan convertir en focos de difusión de la infección”.

En casi la totalidad de las universidades existe un protocolo de actuación a aplicar en el caso de la detección de positivos. Aunque se echa de menos una difusión amplia del mismo en varias de universidades.

En relación a los medios dispuestos para el trabajo no presencial, en el caso de que fuese necesario, “no podemos dar buenas noticias sobre puesta a disposición, de manera general y programada, de los medios técnicos (ordenadores, teléfonos, redes, etc…) para la realización del teletrabajo”. En esta línea, recuerda que los meses finales del curso 2019-2020, el teletrabajo se ha realizado con los medios técnicos particulares del personal.

Otro asunto esencial para la correcta realización del servicio que la ciudadanía espera de la universidad, según CSIF, es que el personal se encuentre perfectamente formado en el uso de los medios técnicos y las herramientas informáticas que precisa el teletrabajo. En este sentido, todavía hay universidades, como Almería o la Pablo de Olavide (Sevilla), que hasta la fecha carecen de plan de formación conocido. Otras universidades lo tienen todavía sin desarrollar completo o no totalmente específico del tema.

Las universidades andaluzas tampoco cuentan con un plan para el empleo de los 400 millones de euros que el Ministerio de Universidades tiene previsto enviar, según la central sindical, que sugiere que con dichos recursos se podrían resolver algunas de las carencias detectadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios