Los trabajadores de la residencia de ancianos del Zapillo ( Almería) denuncian: "El aire acondicionado dejó de funcionar en gran parte del centro hace ya dos meses, trabajamos embutidos en unos buzos, empapados de sudor y sin apenas personal, ni medios"

 Los trabajadores de la residencia de ancianos del Zapillo ( Almería) denuncian: 'El aire acondicionado dejó de funcionar en gran parte del centro hace ya dos meses, trabajamos embutidos en unos buzos, empapados de sudor y sin apenas personal, ni medios'
Ampliar
lunes 17 de agosto de 2020, 09:59h
 Los trabajadores de la residencia de ancianos del Zapillo ( Almería) denuncian: 'El aire acondicionado dejó de funcionar en gran parte del centro hace ya dos meses, trabajamos embutidos en unos buzos, empapados de sudor y sin apenas personal, ni medios'
 Los trabajadores de la residencia de ancianos del Zapillo ( Almería) denuncian: 'El aire acondicionado dejó de funcionar en gran parte del centro hace ya dos meses, trabajamos embutidos en unos buzos, empapados de sudor y sin apenas personal, ni medios'
"Hay al menos veinte dados de baja, gran parte de antes de que empezara la pandemia debido a la situación laboral y de estrés que se ha vivido en el centro".
 Los trabajadores de la residencia de ancianos del Zapillo ( Almería) denuncian: 'El aire acondicionado dejó de funcionar en gran parte del centro hace ya dos meses, trabajamos embutidos en unos buzos, empapados de sudor y sin apenas personal, ni medios'

El personal que asiste a los 120 residentes del Zapillo asegura que lo que se vive de puertas para adentro es de autentico caos.

"los contagiados están todos en una planta y no hay personal suficiente para atender a los residentes".

Según las declaraciones recogidas por Nuevodiario, hay una enfermera por planta y en el mejor de los casos, tres auxiliares.

"Con ese número de profesionales es imposible atender a los ancianos". "Hay aproximadamente veinte trabajadores de baja debido en gran parte a la situación laboral vivida con anterioridad a esta situación. Al principio de la pandemia contrataron a 7 u 8 personas, pero incomprensiblemente a los dos meses más o menos y cuando creíamos que estarían todo el verano, las despidieron para recortar gastos. Ahora, cuando más de la mitad de los residentes y gran parte de la plantilla están infectados dicen que van a contratar a 14 personas".

Al personal que está de baja laboral hay que sumar la veintena de trabajadores que han tenido que dejar su puesto y aislarse para recibir atención médica por haberse contagiado.

Nos cuentan que el equipamiento con el que han venido trabajando era mínimo: "Nos han venido dando una mascarilla de las azules que son para utilizar 4 horas, para todo el día." "Sabíamos que esto tarde o temprano iba a pasar, alguno protestámos, pero sabíamos también que nos jugábamos el puesto, de hecho estábamos preparando un escrito de protesta para dar a conocer la situación, y a pesar de las advertencias de las que fuimos objeto para quien filtrara información por parte de la dirección."

Insisten en dar a conocer a la opinión pública que así resulta imposible trabajar.

"En muchas zonas de la Residencia el aire acondicionado dejó de funcionar hace ya más de dos meses y no han querido arreglarlo. Imagínese trabajar en estas condiciones y con estas temperaturas en la lavandería por ejemplo con la calor que desprenden las máquinas. Por más que se los hemos dicho a los representantes sindicales, ninguno a hecho nada, por eso he dejado de creer en los sindicatos". " la cuestión es que trabajamos embutidos en unos buzos y empapados en sudor."

En cuanto a como ha podido llegar el contagio, nos aclaran: "La residencia lleva mucho tiempo sin dirección, la directora no visita las plantas, va de la calle a su despacho y viceversa, ella si tiene en su despacho aire acondicionado". "No se nos ha dado las medidas de protección adecuadas y es muy posible que el virus lo haya llevado alguien de fuera. Cuando Miguel tuvo el accidente en el pasillo, fue llevado a Torrecárdenas y le hicieron el test . El resultado que conocimos, era algo en lo que nadie quería pensar pero que esperábamos".

En cuanto a como se pudo propagar a tanta gente:

"Con tres o cuatro sanitarios por planta es imposible controlar a la totalidad de residentes, algunos de ellos tienen Alzehimer, otros problemas de demencia. Piense que con uno que se haya infectado de coronoavirus es suficiente para expandir el virus por toda la residencia ya que ante la falta de personal han deambulado por todo el centro sin control".

Asimismo culpan a la dirección y a la Junta de Andalucía de no decir toda la verdad.

"No son una sino dos las personas que han fallecido y en cuanto al número de contagiados son ya más de cien, ya que en el cómputo no han incluido a los familiares."

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios