Indignación vecinal por la falta de vigilancia que ha convertido la Plaza Nuestra Sra. de la Luz del Zapillo en Almería, en un “meadero”

Indignación vecinal por la falta de vigilancia que ha convertido la Plaza Nuestra Sra. de la Luz del Zapillo en Almería, en un “meadero”
Ampliar
domingo 12 de julio de 2020, 11:00h

Además de la gran preocupación por la COVID-19, los vecinos nos trasladan a Nuevodiario.es, que no aguantan más la insalubridad que genera que miccionen y cisquen en sus puertas.

Indignación vecinal por la falta de vigilancia que ha convertido la Plaza Nuestra Sra. de la Luz del Zapillo en Almería, en un “meadero”

Nos parece muy bien, insisten los vecinos, que se coloquen carteles en el césped para recoger los excrementos de los perros y, sin embargo, nos indigna que no se controle ni vigile, que animales de dos patas “se caguen” todos los días frente a nuestras puertas, y a la vista de todo el mundo.

Hay que poner coto socialmente, a todos aquellos que con una actitud incivil e indiscriminadamente utilizan la Plaza Nuestra Sra. de la Luz/Calle Villaricos para miccionar y se ciscar generando malos olores, pulgas y posibles infecciones en periodo estival, además de los miedos y preocupación general por la COVID-19.

Es inaceptable, para una ciudad moderna como Almería, insisten los vecinos, que en una zona turística por excelencia como la zona del Palmeral del Zapillo, que es visitado por miles de personas, para disfrutar del Paseo y de sus playas familiares y por el colectivo de distintas capacidades, una Plaza emblemática y en el núcleo del Barrio, céntrica, de expansión vecinal y de aparcamiento en sus alrededores como la de Nuestra Señora de la Luz, personas incívicas la conviertan en un “wáter”.

Exigimos, siguen diciendo los vecinos, que, por la seguridad y salud de todos, el Ayuntamiento realice una mayor vigilancia y control, y que se incremente la limpieza y desinfección de toda la Plaza y en especial la zona que utilizan estos elementos asociales.

Los vecinos insisten, que, para evitar este depósito de excrementos, sería necesario derribar la caseta de obra que no se utiliza para nada y además de antiestética y foco de suciedad y mala imagen, es el lugar que utilizan estas personas mal educadas e incívicas para intentar esconderse en parte cuando lo utilizan de “cagadero”.

Nadie puede entender ni admitir, que, existiendo servicios públicos en la Playa, limpios e higiénicos, estos personajes, sin pudor ni rubor y burlándose de los vecinos que les llaman la atención, vengan todos los días, y como es el caso de ayer, hasta cinco veces la misma persona en la mañana a miccionar y ciscar, finalizan comentándonos y hartos de esta situación los vecinos de la zona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios