GÉNERO Y ESPECIE, por Sonia Mª Saavedra de Santiago, Abogada, Profesora de francés y estudiante de Historia

GÉNERO Y ESPECIE, por Sonia Mª Saavedra de Santiago, Abogada, Profesora de francés y estudiante de Historia
martes 30 de junio de 2020, 09:35h
GÉNERO Y ESPECIE, por Sonia Mª Saavedra de Santiago, Abogada, Profesora de francés y estudiante de Historia
Ahora que tanto nos confunden, ahora que durante una pandemia tan seria hemos visto a un presidente tan preocupado por añadir masculinos y femeninos a su discurso, ahora que la pena me ahoga, porque yo también he perdido a seres queridos en estos meses y ahora que pienso en esas aulas en las que se espera la hora del recreo como agua de Mayo (más aún en estas secas latitudes del Sureste Ibérico), traigo a colación un texto que, precisamente por mencionar la palabra “recreo”, me parece hasta nostálgico: Va por vosotros, maestros y alumnos, por vosotros amantes del lenguaje y por todos los que se han tenido que adaptar a las nuevas situaciones que la enfermedad nos requería. Eso es lo importante: SALIR DE ÉSTA Y SALIR BIEN:

- Cerdos y cerdas, perros y perras, jirafas, jirafos…

-¿Jirafos? ¿Querrá decir Jarifos?

-No, señora, en el cole me enseñaron que todo masculino tiene su femenino y viceversa, luego jirafo es el masculino de jirafa.

-Muy equivocado está señor mío. Somos de la especie sapiens del género Homo y, conforme a la RAE, los sustantivos que designan seres animados, se refieren tanto al masculino gramatical como a todos los individuos de una especie sin que tengamos que hacer una distinción explícita entre sexos. Por ejemplo, el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Vuelva a su asiento

Carmín, le da la espalda a la profesora y regresa a su pupitre murmurando:

-Mamarrachos, mamarrachas, imbéciles, imbécilas…

Antes de sentarse replica:

-¿Perdone que le conteste, pero acaso una ministra no dijo aquello de miembra? ¿O un Señor presidente no lo exhaló como un pe…

-¿Carmín…? -

- Vale bien, ¿Acaso no lo soltó, para añadir, después del desliz, que le permitieran la broma, como si de un chiste se tratara?

-¡Nos deja Usted estupefactos

¡Y estupefactas, señora!

-Siéntese Señor Carmín, que de esto hablaremos extensamente a la vuelta del recreo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios