CRONICAS DEL CONFINAMIENTO: JUGANDO A DOS BANDAS, por Beatriz Rodríguez, periodista

CRONICAS DEL CONFINAMIENTO: JUGANDO A DOS BANDAS, por Beatriz Rodríguez, periodista
Ampliar
martes 16 de junio de 2020, 09:33h
CRONICAS DEL CONFINAMIENTO: JUGANDO A DOS BANDAS, por Beatriz Rodríguez, periodista
Entre 461 y 1100 euros mensuales es el importe del Ingreso Mínimo Vital que ya se puede solicitar desde ayer. Una ayuda que vendrá muy bien a muchas familias españolas que realmente lo necesitan pero que supondrá también unos ingresos por no hacer nada o por trabajar en negro. Y digo esto porque al mismo tiempo que se ayuda a los grupos más vulnerables de la sociedad se podría también plantear una manera de devolver ese dinero y fomentar así el trabajo y el esfuerzo. Recibir dinero a cambio de nada es una postura demasiado cómoda.
Quizás algunos de los que van a percibir esa renta podrían realizar algún tipo de trabajo social en beneficio de la comunidad de manera que no sea una paga totalmente gratuita y sin contraprestaciones. Se puede desde repartir comida en comedores sociales o cooperar en bancos de alimentos hasta acompañar ancianos que viven en soledad. Porque si bien es bueno ayudar a los más desfavorecidos bueno es también ofrecer algo de tu tiempo como contraprestación. Al menos no sería un dinero gratuito cien por cien.
Y digo esto porque siento que este Gobierno va poco a poco invadiendo las libertades e instalando una serie de medidas que se acercan más a las políticas comunistas que a otra cosa. Sin embargo quieren que su Ministra Nadia Calviño, por cierto de lo más decente que tienen, aspire a presidir el Eurogrupo. Y no digo que no esté preparada para ello, que lo está, sino que tendrá que asumir ciertas políticas que, no tengo yo muy claro, que sean muy acordes con la deriva que está tomando el tándem Iglesias-Sánchez. A su favor que es una de las ministras que más ha mostrado su oposición a los podemitas pero tiene en contra la mala gestión sanitaria y económica que España ha hecho durante esta crisis y la mala imagen que estamos dando. Los países del Norte de Europa ya han mostrado su oposición y es que no se puede jugar a dos bandas, una en tu país y otra en Europa. Sánchez estaría encantado con ese nombramiento pero no se si es consciente de que le obligaría asumir los recortes que le imponga Bruselas a cambio de las ayudas a España y eso generaría problemas con su vicepresidente y sus colegas.
Total, que como sigamos este ritmo de desmanes y medidas que no sabemos con qué dinero se van a pagar, este país está abocado a la mayor crisis que ha vivido. Nos echamos las manos a la cabeza de la situación que tenemos ahora mismo cuando tantas empresas han echado el cierre pero esto no es nada para la que se nos puede avecinar. No quiero ni pensarlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios