DICEN QUE NO HAY PENA MÁS GRANDE QUE LA QUE SIENTE EL SER HUMANO Al MIRAR HACIA ATRÁS Y PERDER LA VISIÓN DE SU TERRUÑO Y GENTES, por Pedro Alcalá

DICEN QUE NO HAY PENA MÁS GRANDE QUE LA QUE SIENTE EL SER HUMANO Al MIRAR HACIA ATRÁS Y PERDER LA VISIÓN DE SU TERRUÑO Y GENTES, por Pedro Alcalá

miércoles 10 de junio de 2020, 09:18h
DICEN QUE NO HAY PENA MÁS GRANDE QUE LA QUE SIENTE EL SER HUMANO Al MIRAR HACIA ATRÁS Y PERDER LA VISIÓN DE SU TERRUÑO Y GENTES, por Pedro Alcalá
Un pueblo pequeño cualquiera de mi Andalucía blanqueada, difuminado entre olivos, cerros y cañadas.
Dicen que no hay pena mas grande que la que siente el ser humano, al perder la vista de su terruño y sus gentes.
Cada dia que me van pasando años y la juventud se me va yendo como páginas que se pasan de un desgastado y devastado libro, pienso , que las penas empiezan a hacerse eternas y las pocas alegrías que nos llevamos al día, son las de esas personas que te hacen la vida un poco más intensa , que hasta las lágrimas te las diluyen en aroma de rosas y te regalan , esa cómplice sonrisa para decirte: que aunque la vida sea a veces una pena, la intensidad en ella existe y que el mañana traerá una nueva brisa sin prisa, que seque lágrimas y abra nuevos sentimientos.
En estos pequeños pueblos donde la vida pasa tan despacio y monotona, el llegar a envejecer es algo normal, si no se te estropea la suerte y puedes vivir rodeado de eternos olivares, todo un lujo por su influjo.
El evolucionar es algo mas complicado y el sentir, algo que se lleva en la sangre hasta morir.
Por eso, aunque la vida puede ser larga, siempre que subo a un cerro, mi corazón se estremece. Allí tomo la cámara y tiro una fotografia por si es la última, que eso jamás se sabe, buscando ese lugar de ensueño donde mi razón empezó a pensar y aceptar.
La vida nos trae, más fatigas que alegrías, pero que los momentos intensos vividos y consumidos, ya los quisiera para si, un tartufo rey.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios