ATACÁ, por Rosario Segura Pérez-Muelas

ATACÁ, por Rosario Segura Pérez-Muelas
Ampliar
martes 19 de mayo de 2020, 10:19h
ATACÁ, por Rosario Segura Pérez-Muelas
Me dormí antes de terminar una película, no obstante logré ver parte de "Qué he hecho yo para merecer esto" y aunque algo exagerado, reconozco que es una obra maestra que aún con diferentes circunstancias, somos "muchas" las que nos seguimos haciendo esta pregunta, a lo largo de la interminable jornada de los últimos 2 meses y medio.

Los padres que ahora nos vemos obligados a combinar el teletrabajo con el cuidado de los hijos, nos encontramos en muchas ocasiones en situación de vulnerabilidad.

Según el Estatuto de los Trabajadores, teletrabajar ha de ser voluntario y no tiene que ver con tener niños en casa (ja, ja, ja,). A parte de esta tontería, es un hecho objetivo que en este confinamiento obligatorio, somos menos productivos que antes y las que tenemos niños en casa, soportamos desventajas de cara a mantener el puesto de trabajo, pues disminuye la competencia profesional, con respecto a los que no los tienen.

La situación es preocupante si además le sumamos el poco espacio vital del que disponen muchas familias, habida cuenta de los datos que manejan las estadísticas que hablan de que un millón de personas en España estamos confinadas en menos de 50 metros (Público, 4/20) y con menos medios electrónicos que el resto de los europeos (UGT.es, 5/20). Sin embargo lo que no sale en las encuestas, números o estadísticas es la realidad de la mujer en esta emergencia social.

Los expertos como Deusto Business School, nos aconsejan que planifiquemos las horas de ocio de los niños, ordenemos el sueño, intentemos conciliar con la pareja y seamos flexibles, pacientes y positivas,...uf; casi ná. Pero lo más sorprendente es que ahora que el hombre también se queda en casa sin embargo, “sigue sin entrar en ella”. es decir eso de las tareas domesticas como que no va con él, y eso lo sufrimos muchas.

Una vez más, en esta situación sigue habiendo brecha de género, ya que el Coronavirus nos lleva al retroceso en el mercado laboral a través de las reducciones de jornada o excedencias. También es verdad que el tener hijos penaliza a la mujer, porque cuando te mandan a los niños a casa el coste se traslada a las familias y a la postre a las madres.

Como dice la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres, en estos momentos la conciliación es la clave para poder facilitar el teletrabajo y desde luego va a hacer falta que todas las administraciones y sectores hagan un esfuerzo, no solo el de educación, sino también el del empleo y el de servicios sociales.

Mientras tanto en los pocos ratos libres que tenemos las féminas, casi siempre caemos rotas antes de terminar la película de todos los días, por cierto llamada “Mujeres al borde de un ataque de nervios”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.