HAGAMOS BIEN LAS COSAS por Sonia Mª Saavedra

HAGAMOS BIEN LAS COSAS por Sonia Mª Saavedra
domingo 19 de abril de 2020, 12:35h
HAGAMOS BIEN LAS COSAS por Sonia Mª Saavedra

Hay que leer, llegar al conocimiento, saber algo de Historia, porque hay quienes, habiendo estudiando sólo un poquito, sabrán que los Primeros Palacios minoicos se construyeron en torno a patios donde se realizaban ceremonias. Aquellos lugares de fiesta regalada con vino y viandas, se convirtieron hace casi 4.000 años en verdaderos centros de poder y eso lo saben muy bien quienes, desde hace unos años, han hecho de la calle su patio particular y de la demagogia la catapulta hacia el confort de una mansión.

Han pretendido embaucarnos, nos han querido hacer partícipes de la fiesta callejera, pero gobernar va más allá de las pancartas y de los gritos callejeros de socios afines que marcan la ruta a seguir. Dirigir una nación requiere firmeza, sabiduría y cierta dosis de humildad, porque manejar el destino de un pueblo supone hallar intereses comunes que nos hagan remar en la misma dirección con ganas, con ilusión, con esfuerzo y mirando al futuro reconociendo todos y cada uno de los errores cometidos.

Nos quedan meses muy duros, quizás años. Hoy permanecemos en casa, algunos quejosos, otros con resignación, muchos llorando la pérdida de un ser querido que ha fallecido en soledad, y esas lágrimas, no lo olvidemos, son lágrimas que todos derramamos porque nadie es un número sino personas que sufren y lloran ante un desconcertante futuro.

Hoy me siento agradecida por todos los que continúan al pie del cañón en esta crisis, pero dedico especialmente mis palabras a quienes sufren: a mi amiga Margarita, a la familia de Jesús y a las de todos los afectados por esta enfermedad fantasma; deseo con toda el alma que Santiago mejore, que Pepe salga de la UCI y que Eduardo se recupere pronto. También he empezado a rezar para que no haya bajas en mi familia ni en ninguna otra.

Por el bien de todos, hagamos bien las cosas, porque vienen tiempos duros y de nuestros actos dependerá nuestra estabilidad y la felicidad de nuestros hijos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios