“Agua de lagarto”, un libro novedoso en el que te adentrarás para no salir

“Agua de lagarto”, un libro novedoso en el que te adentrarás para no salir
viernes 31 de enero de 2020, 14:03h

Pablo Salgado, presenta su segunda obra tras la publicación de la novela autobiográfica “Se alquila ángel de la guarda”

“Agua de lagarto”, un libro novedoso en el que te adentrarás para no salir

Tras más de seis meses tecleando, Pablo Salgado, nos sorprende con su nuevo trabajo ‘Agua de lagarto’ un libro que mezcla la obscenidad del ser humano, el estilo crudo de sus líneas, el humor absurdo e irónico y la esperanza. “La obra va dirigida a un público joven. Los lectores tendrán que lidiar con la ardua tarea de sentir un mínimo de empatía con el protagonista”, explica el escritor que asegura que siempre ha tenido una “romántica fascinación” por los llamados “anti-héroes”.

“Agua de lagarto”, editado por Círculo Rojo Grupo Editorial, es un libro que se desmarca de lo convencional para hacer sentir al lector emociones como la rabia, el asco o el desacomodo. “Todo ese racimo de feas sensaciones tendrán que luchar juntas en un ring por hacerse con la victoria contra su adversario; la inocente carcajada siamesa”, concluye el autor.

SINOPSIS:

Raimundo Hernández es un tipo que no ha tenido mucha suerte en la vida. A sus casi treinta años, es un lobo solitario. Un lobo racista, misógino, egoísta, ceporro y más raro que un duende sin problemas de alcoholismo. La sádica rutina a la que está sometido no parece depararle ninguna sorpresa ni nada que le haga volar todo por los aires; pero en una de sus innumerables, monótonas e intrascendentes noches decide hacer una llamada que cambiará su vida para siempre. ¿Y tú? ¿Serías capaz de vender tu ignorancia?

AUTOR:

Pablo Salgado Puente (Madrid, 1998): estudiante de publicidad, filósofo de regional, catador de cerveza de supermercado y organizador de fiestas clandestinas. Tras terminar su primer libro, Se alquila ángel de la guarda, de tintes más personales e íntimos, el autor comienza un nuevo proyecto, su segunda novela, la primera de ficción: Agua de lagarto. La escribe en unos seis meses. Tarda ese tiempo debido a que le pilla el verano de por medio, y por esas fechas al escritor le da bastante pereza eso de escribir: «El calor es horrible, me atrofia el cráneo con sus festivos canturreos», llegó a reconocer Pablo.

Eso sí, cuando escribe, igual está por lo menos dos horas frente al ordenador, a altas horas de la madrugada, pulsando teclas al azar, con una cerveza como socia y el móvil como traidor. El verano acaba pasando, como todo, y consigue acabar la obra. Lo que suceda después es otra historia, imposible saberlo con certeza. Así que podéis seguirle por las redes: @salgadopuente_ e insultarle por la tremenda bazofia de obra que ha llevado a cabo. Seguro que os contesta, hombre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios