Sabías que las plantas se estresan

Sabías que las plantas se estresan
Ampliar
jueves 12 de diciembre de 2019, 11:08h
Las plantas que están estresadas por la sequía o el daño físico pueden emitir chillidos ultrasónicos según un estudio
Sabías que las plantas se estresan

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel colocaron micrófonos cerca de plantas estresadas de tomate y tabaco ylos instrumentos recogieron los chillidos ultrasónicos de los cultivos a unos 10 centímetros de distancia.

Los ruidos cayeron dentro de un rango de 20 a 100 kilohertz.

El estudio analiza si los animales y las plantas podrían escuchar y reaccionar a los gritos silenciosos de las plantas, y si los humanos también podrían hacerlo con las herramientas adecuadas.

"Los sonidos que hacen las plantas afectadas por la sequía podrían ser utilizados en la agricultura de precisión parece factible si no es demasiado costoso establecer la grabación en una situación de campo" acalró, a New Scientist Anne Visscher, miembro del Departamento de Biología Comparativa de Plantas y Hongos del Real Jardín Botánico del Reino Unido.

SEGÚN ESTE ESTUDIO, al igual que los animales, las plantas responden al estrés de diversas maneras; los estudios sugieren que las plantas pueden liberar compuestos químicos malolientes o cambiar su color y forma en respuesta a la sequía y las picaduras de los herbívoros hambrientos.

Así mismo añade que los animales parecen reconocer y responder a estas señales de estrés botánico, e incluso otras plantas parecen captar los olores aéreos que emanan de sus tensos vecinos. Algunas investigaciones anteriores habían sugerido que las plantas también reaccionan al sonido, pero quedaban dudas sobre si las propias plantas emiten ruidos detectables.

En estudios anteriores, los investigadores colocaron dispositivos de grabación directamente en las plantas para escuchar sonidos secretos dentro de sus tallos. En las plantas estresadas por la sequía, se formaron burbujas de aire, estallaron y provocaron vibraciones dentro del tejido que normalmente transporta el agua hacia los tallos de las plantas. El proceso, conocido como cavitación, fue recogido por los dispositivos de grabación adjuntos, pero los investigadores de Tel Aviv querían saber si los sonidos de las plantas podían viajar por el aire por lo que instaló micrófonos cerca de plantas de tomate y tabaco estresadas. Luego los investigadores sometieron a un conjunto de cultivos a condiciones de sequía y a daños físicos.

Las grabaciones revelaron que las diferentes especies de plantas emitían sonidos distintos a ritmos variables, dependiendo de su factor estresante.

Las plantas de tomate estresadas por la sequía emitieron alrededor de 35 chillidos ultrasónicos por hora, en promedio, mientras que aquellas con tallos cortados hicieron alrededor de 25.

Las plantas de tabaco estresadas por la sequía emiten alrededor de 11 gritos por hora, y las cosechas de corte emiten alrededor de 15 sonidos en el mismo tiempo.

En comparación, el número medio de sonidos emitidos por las plantas intactas cayó por debajo de uno por hora.

Algún día, los agricultores podrían usar una tecnología similar para escuchar los cultivos afectados por la sequía en sus campos, sugirieron los autores.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios