Un helicóptero de Bomberos y el de la Guardia Civil rastrearán la costa en busca de Dévora Salas, que cayó al mar en Castrillón

Un helicóptero de Bomberos y el de la Guardia Civil rastrearán la costa en busca de Dévora Salas, que cayó al mar en Castrillón
martes 27 de agosto de 2019, 11:38h
La búsqueda se llevará acabo a lo largo de la mañana desde Muros del Nalón hasta Cantabria
Un helicóptero de Bomberos y el de la Guardia Civil rastrearán la costa en busca de Dévora Salas, que cayó al mar en Castrillón

Son ya nueve días de búsqueda de la Luarquesa Dévora Salas.

Hoy martes finaliza el dispositivo de rastreo iniciado la pasada semana para buscar a la mujer desaparecida en la noche del lunes 19 de agosto cuando pescaba en Castrillón.

De la busqueda se encargará un helicóptero de Bomberos de Asturias y el de la Guardia Civil rastrearán durante la mañana desde Muros del Nalón hasta Cantabria.

Así mismo en el mar llo hará la ERIE acuática de Cruz Roja que revisará desde Arnao y Cabo Peñas.

Está previsto que a mediodía se retire el camión del PMA (Puesto de Mando Avanzado) del SEPA (Servicio de Emergencias el Principado de Asturias)

Finalizado el operativo, a partir de ese momento, se queda a la espera de que pueda producirse algún hallazgo o avistamiento.

Según El Comercio, el jefe de zona y coordinador del operativo, Francisco Barreñada, ampliaba el dispositivo de búsqueda a los concejos de Valdés y Colunga con el objetivo de rastrear el oriente asturiano pero sin perder de vista la costa castrillonense, que ayer era batida por miembros de la Cruz Roja.

El helicóptero de Bomberos y el Helimer se daban relevos para cubrir la costa asturiana, fijando su atención en las zonas de pedreros. Mientras que la patrullera de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo se encargaban de vigilar desde Valdés a Colunga por mar.

Dévora Salas y Borja Ovies habían acudido a los acantilados de Arnao la noche del domingo para pescar.

Un golpe de mar les sorprendió arrastrándolos contra la pared de piedra. Mientras él logró sujetarse, tal y como relató a la Guardia Civil, que se encarga de la investigación, ella volvió a ser arrastrada por la ola, que la metió mar adentro. «La vi intentar nadar pero de repente la perdí de vista», relataba en los primeros momentos Ovies.

Desde la madrugada del domingo al lunes un amplio dispositivo busca el cuerpo de la joven madrileña, pero afincada en Luanco desde hace años. Se han hecho batidas continuas por tierra, mar y aire.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios