El español Pablo Ibar, se enfrenta a la pena de muerte o a la cárcel de por vida
Ampliar

El español Pablo Ibar, se enfrenta a la pena de muerte o a la cárcel de por vida

miércoles 22 de mayo de 2019, 12:28h
25 años de lucha para demostrar su inocencia desde que la policía descubrió en Florida los cuerpos sin vida del dueño de un club nocturno y dos bailarinas. Pablo Ibar fue acusado. Este es su cuarto juicio. El primero se considero nulo, en el segundo su abogado acabó detenido por agredir a una mujer embarazada y en el tercer juicio fue condenado a muerte pero se repitió porque se consideró que no había tenido una defensa letrada efectiva.
El español Pablo Ibar, se enfrenta a la pena de muerte o a la cárcel de por vida
Ampliar

Pablo Ibar se enfrenta a cadena perpetua o pena de muerte.Él siempre se ha declarado inocente. El pasado 19 de enero el jurado le consideró culpable. Ahora el objetivo de la familia es conseguir que, al menos, un miembro del jurado no reclame pena de muerte, para salvar la vida de Ibar.

Pero Estados Unidos no es el único país en el que se aplica la pena de muerte. Según Amnistía Internacional, el país que más la aplica es China con miles de casos, Iran, Arabia Saudí, Vietnam e Irak.

Poco a poco ha descendido el número de casos en los que se aplica la pena de muerte en el mundo pero hay países en los que aumentó, entre ellos, Estados Unidos y el percibido como civilizado y adelantado Japón.

El jurado decide si Pablo Ibar debe morir o ir a la cárcel de por vida.

El español de 47 años fue hallado culpable de asesinar en 1994 a tres personas en Florida. Será el jurado reunido de nuevo en los juzgados de Fort Lauderdale, localidad a 40 kilómetros al norte de Miami, el que decida si los crímenes por los que le hallaron culpable el pasado 19 de enero merecen la inyección letal o la cadena perpetua. Si deciden que debe morir, decisión que han de tomar por unanimidad, el juez Dennis Bailey podría rebajar la pena a cadena perpetua. Pero la actitud del juez, desde que comenzara la repetición del juicio ordenada por el Tribunal Superior de Justicia de Florida por considerar que las pruebas que le llevaron al corredor de la muerte en el año 2000 eran “escasas y endebles”, ofrece pocas esperanzas al entorno de Ibar. Solo un voto discordante de algún miembro del jurado, lamentan, podría salvar a Ibar de regreso al corredor de la muerte, donde ya pasó 16 años. Esa es la única esperanza de la defensa.

En cualquier caso, la decisión del jurado no será el fin de este proceso extraordinario que se prolonga ya 25 años. Sea cual sea la decisión del jurado, la defensa recurrirá de nuevo, con la esperanza de que se vuelva a repetir un juicio que consideran plagado de irregularidades. Este no es el final, explica Andrés Krakemberger, presidente de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, sino “el principio de otra carrera de fondo que nosotros no queríamos”. Una carrera, calcula Krakemberger, que se prolongará otros seis u ocho años.

La emoción ha tenido un espacio importante cuando la mujer de Pablo Ibar ha apelado "al corazón" del jurado para evitar la condena a la pena de muerte y después de que el reo perdiera los nervios y tachara al juez de parcial.

Tanya Ibar Quiñones, ha mostrado su deseo de poder convencer al Jurado a través de argumentos conmovedores. Los testimonios que ha utilizado apelan "al corazón" de uno de los doce miembros del Jurado. Sin poder contener las lágrimas, ha asegurado que su marido es "un buen hombre", un padre "ejemplar" para sus hijos de 7 y 12 años de edad, al que los pequeños "admiran".
Además, ha dicho que durante 21 años ella ha continuado al lado del acusado, pese a que éste le ha emplazado a rehacer su vida sin él, porque conoce "firmemente" cuál es la verdad y, por eso, ha continuado en su "lucha".
Tras destacar cuánto "ama" a Pablo Ibar, ha repasado los años que han pasado juntos, los fines de semana interminables para verle en la prisión y el apoyo que éste ha tenido siempre de su familia, que no se imagina "una vida sin él".
La esposa del acusado, el hispanoamericano y sobrino del boxeador vasco José Manuel Ibar Azpiazu, "Urtain", ha puesto punto y final a los testimonios de los testigos de la defensa, antes de que las partes expusieran sus conclusiones finales, con la petición de la Fiscalía de la pena capital para el procesado. Ella ha mostrado un firme convencimiento en su inocencia. Sus palabras tienen como objetivo poder evitar la unanimidad necesaria para poder condenar a la pena capital a su marido.
El tribunal popular, que el 19 de enero decidió por unanimidad que Pablo Ibar era culpable del triple asesinato cometido el 27 de junio de 1994 en Mimamar (Florida), deberá decidir a partir de este miércoles si recomienda al juez, Dennis Bailey, que le imponga, en su sentencia, la pena de muerteo la cadena perpetua.
En cualquier caso, es el jurado quien trasladará ahora al juez si considera que, en la sentencia, debe condenarle a la pena capital o a cadena perpetua. En caso de que crean que hay que imponerle la pena capital, el magistrado puede rebajar la pena a cadena perpetua.
En esta parte de la vista oral, Bailey, a instancias de la Fiscalía, ha permitido que se analice un caso de robo y allanamiento de morada cometido en Miami Dade (Florida) tres semanas después del triple crimen en Miramar, por el que Ibar fue condenado a ocho años de pena, que ya cumplió.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.