Tarta mousse de limón

Tarta mousse de limón

miércoles 24 de abril de 2019, 21:00h
Ingredientes para la base:
Ingredientes para la mousse:
Ingrediente para la gelatina:

En primer lugar, vamos a hacer la base de la tarta mousse de limón. Para ello, trituramos las galletas con un robot de cocina o, en su lugar, las metemos troceadas en una bolsa de plástico y las machacamos con ayuda de un rodillo. Podemos usar galletas maría o cualquier otro tipo, incluso podemos preparar nuestras propias galletas de mantequilla.

Troceamos la mantequilla, la fundimos en el microondas y la mezclamos con el polvo de galleta hasta conseguir una pasta. Engrasamos un molde redondo desmontable y ponemos la pasta de galletas y mantequilla en el fondo, aplastando bien con una cuchara o con la mano. Lo reservamos en la nevera.

Ahora, vamos con el relleno de mousse de limón. Para empezar, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua. Si queremos hacer la tarta mousse de limón sin gelatina, podemos usar agar-agar.

En un bol ponemos las claras a temperatura ambiente con una pizca de sal y las montamos a punto de nieve con unas varillas eléctricas. A medio montar, añadimos la mitad aproximadamente del azúcar y seguimos batiendo hasta el punto de nieve fuerte. Las reservamos.

Ahora, vamos a montar la nata o crema de leche, también con unas varillas eléctricas. A medio montar, agregamos el resto del azúcar y seguimos batiendo. Reservamos.

Rallamos los dos limones y reservamos su ralladura. Partimos los limones por la mitad y los exprimimos reservando su zumo.

Calentamos el zumo de limón en el microondas hasta su ebullición. Escurrimos una a una las hojas de gelatina y la vamos añadiendo al zumo de limón mientras batimos entre cada adición.

Sacamos la nata y las claras montadas de la nevera y las mezclamos con una espátula suavemente sin que se bajen. Este paso es muy importante para que la tarta mousse de limón adquiera esa textura tan espumosa.

Ahora, incorporamos la ralladura de limón y el zumo ya tibio con la gelatina disuelta. Lo mezclamos con movimientos envolventes para que la mousse no se baje.

Sacamos el molde que teníamos reservado en la nevera con la base de galletas, vertemos la mousse de limón con la ayuda de la espátula y nivelamos. Cubrimos con papel film transparente y guardamos la tarta en el congelador al menos una hora.

Por último, vamos con la capa de gelatina para decorar la tarta mousse de limón. Así, ponemos en un cazo el agua y, cuando hierva, lo retiramos, añadimos el preparado en polvo para gelatinas sabor limón y lo removemos hasta que esté disuelto del todo.

Cuando la gelatina haya tomado cuerpo, sacamos la tarta de la nevera y la vertemos encima con cuidado. La reservamos en la nevera al menos cuatro horas, o mejor de un día para otro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.