Un Albert Rivera, desquiciado y pasado de vueltas, el gran perdedor del debate
Ampliar

Un Albert Rivera, desquiciado y pasado de vueltas, el gran perdedor del debate

miércoles 24 de abril de 2019, 13:11h
Casado y Rivera unieron sus fuerzas para noquear a Sánchez y al mismo tiempo, se enredaron entre ellos buscando capitanear la derecha.Pedro Sánchez aguantó sereno las envestidas de un nervioso Rivera que pidio hasta por diez veces al lider de los socialistas que no se pusiera nervioso cuando era él el que pasado de revoluciones daba la nota, mostrándose maleducado e impertinente interrumpiendo constantemente a sus adversarios. Sánchez se mostró sólido, mucho más que el día anterior, paró bien la ofensiva de la derecha que nuevamente utilizó la mentira como principal baza. Por su parte Pablo Iglesias supo saber estar hasta el punto de desarbolar a Rivera, utilizando tan solo la tranquilidad y elegancia que al lider de Ciudadanos, le faltó.

Si algo consiguio ayer la derecha es quitarse la careta de la cordialidad y el entendimiento y embarrar el debate. Los dos candidatos de la derecha plantearon una guerra sin cuartel contra Sánchez con interrupciones continuas al argumentario del socialista, acabando incluso por enzarzarse entre ellos.

Sánchez dejó claro, esta vez sí que no pactará con un Rivera que acudió a la cita, crecido después de que la prensa de derechas lo diera por vencedor del primer debate, aportando malas maneras, un nerviosismo preocupante y constantes interrupciones al resto de participantes, principalmente a Sánchez y a Iglesias, que le pidió que se comportara y fuese más educado. Lo más anecdótico fue la decena de veces que Rivera se dirigió a Sánchez, tras este acusarle de mentir, para recriminarle indignado: "Veo muy nervioso al presidente del Gobierno" cuando quien realmente se mostraba fuera de sí, era él dirigente de Ciudadanos.

Y sí por supuesto que primó el no saber estar de un Albert Rivera caótico y sobreactuado que echándose sobre Sánchez dejó en el atril de este, la tesis doctoral del presidente, que mucho más elegante no le echó en cara su falso doctorado que figuraba en el curriculum del lider de Ciudadanos, ni tampoco el master regalado a Casado, ante lo cual y para sorpresa de Rivera el candidato socialista colocó en su atril el libro de conversaciones de Sánchez Dragó y Abascal a la par que le decía: "Aquí está su pensamiento político".

Ser protagonista, no siempre resulta acertado y así se lo debieron de decir a Rivera durante la pausa publicitaria y despues que de manera elegante Pablo Iglesias, le dijera a Albert Rivera: "Es usted un maleducado. Un impertinente. Con todo el cariño" , toda vez que el lider naranja no permitía que sus oponentes expusieran sus programas y argumentos.

Pero si algo primó fueron de nuevo las falsedades.

Una de ellas que llamó la atención fue cuando casado aseguró que era " falso que llamara golpista a Sánchez" ante lo que Iglesias replicó a Casado: "le llamaste golpista en el Congreso". Casado replicó: "Es falso que yo haya acusado de golpista a Pedro Sánchez en el Congreso. Ahí está la hemeroteca, dije que pacta con golpistas y pacta con terroristas, no es lo mismo”. Sin embargo Casado mintió, en la sesión plenaria del 24 de octubre de 2018 y acusó a Sánchez de ser “partícipe y responsable de un golpe de Estado que se está perpetrando ahora mismo en España” en relación a la crisis territorial acontecida en Cataluña.

Mintió también Casado, cuando aseguró que se había incrementado un 173% la llegada de inmigrantes, cuando lo ha hecho en un 93,7%, según los datos del Ministerio de Interior. Recordemos que de junio de 2017 a abril de 2018 gobernando Rajoy , llegaron 31.621 inmigrantes irregulares a España, mientras que en el que Sánchez ha gobernado llegaron 29.626 personas más.

Volvio a hacerlo cuando dijo: “Zapatero creó tres millones y medio de parados”. Según los datos de paro registrado por sectores, del Servicio Estatal de Empleo, cuando José Luis Rodríguez Zapatero comenzó su primera legislatura en abril de 2014 hubo 2.162.406 parados. Cuando dejó la presidencia del Gobierno, en diciembre de 2011, había 4.100.073 personas en paro, es decir 1.937.667 nuevos parados, no tres millones y medio como dijo Casado.

Otras falsedades vertidas por el candidato popular fueron: cuando dijo que Junqueras haya pedido indultos a cambio del apoyo a Sánchez. Tanto es así que cabe destacar las declaraciones de Junqueras mostrando su oposición a que ERC pudiera llevar a un Gobierno de la derecha y remarcó que "no pondremos ninguna línea roja que suponga un cheque en blanco para la extrema derecha, ni daremos un cheque en blanco que se convierta en una línea roja para la República catalana". Otra cuando dijo que el PP había revalorizado un 16% las pensiones: "Hemos revalorizado las pensiones cuando hemos gobernado un 16% y este año las hemos dejado aprobadas en la subida de un 8% para las viudas, que el Señor Sánchez ha mandado una carta en plena campaña electoral apuntándose esa subida que votó en contra, y luego hemos subido las pensiones un 3% para las mínimas y un 1,6 para el resto", cuando la realidad es que durante el primer mes de Gobierno de Rajoy, en enero de 2012, la pensión media de jubilación en España era de 936,43 euros. En cambio, el mes antes de su marcha, mayo de 2018, esta pensión media se situaba en 1.082,94 euros. Y otra más al asegurar , mostrando un gráfico que "la contratación indefinida con el Psoe se ha desplomado" cuando atendiendo a los datos del SEPE en junio de 2018, fecha en la que Sánchez comenzó a gobernar existían 192.972 contratos indefinidos, mientras en marzo de 2019 había 179.821.

No contento con las numerosas falsedades, Pablo Casado se inventó una más al afirmar, también esta vez mostrando un gráfico falso que Pedro Sánchez había propuesto una subida de impuestos del diésel de un 31% cuando la subida ha sido de un 12,38%,

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.