El planeta Venus desde la Tierra
Ampliar
El planeta Venus desde la Tierra

Rusia y EEUU se preparan para explorar el 'infierno' espacial de Venus

martes 19 de marzo de 2019, 11:33h
Un grupo de científicos trabajan en el proyecto Venera

El equipo lo componen científicos del Instituto de Investigación Espacial y Roscosmos, por un lado, y de la NASA por el otro, que estan llevando a cabo tareas de investigación y han determinado un sistema de instrumentos científicos para estudiar Venus.

Este es el primer proyecto conjunto en el que en una nave espacial estadounidense no hay un equipo científico ruso, pero, por el contrario, la NASA participa en la misión interplanetaria de Rusia.

Las perspectivas para la implementación del proyecto han estado en suspenso recientemente, luego de que Estados Unidos le negara la invitación al director de Roscosmos, Dmitri Rogozin. El presidente de la Academia de Ciencias de Rusia, Alexandr Serguéyev, asistió a las charlas. Durante su visita a Estados Unidos, las partes acordaron celebrar otra reunión en Moscú en octubre de 2019.

Explorar el planeta de infernales condiciones no será fácil. En la superficie hay una presión de 100 atmósferas y una temperatura de casi 500 grados Celsius. El planeta está cubierto con una capa de nubes de ácido sulfúrico de 20 km. Entre los objetivos está la búsqueda de vida en estas condiciones.

En 2012, en el Simposio Planetario en el Instituto de Investigación Espacial se celebró una reunión de científicos de Rusia, Estados Unidos, Europa y otros países y regiones interesados en el estudio de Venus. Los participantes firmaron un protocolo en el que hablaron sobre la importancia de un proyecto espacial internacional para el estudio de Venus, y el proyecto Venera D se propuso como el primer candidato para el papel de este proyecto.

En 2013, se creó el Grupo de Trabajo Científico Conjunto del IKI (Instituto de Investigación Espacial, por sus siglas en ruso)/Roskosmos y la NASA bajo el proyecto Venera D. Sin embargo, antes de que realmente comenzara a funcionar, en 2014 el grupo se cerró como parte de las sanciones políticas de Estados Unidos. No obstante, en la primavera de 2015, después de la reunión de las delegaciones de la Academia de Ciencias de Rusia y la Academia de Ciencias de Estados Unidos, se reanudó el trabajo del grupo.

Del lado ruso el grupo incluye representantes de Roscosmos, del Instituto de Investigación Espacial (IKI), el Instituto de Geoquímica y Química Analítica Vernadski (Geoji RAN), la Sociedad Científica y de Producción Lávochkin (NPO) y el Instituto Central de Investigación de Ingeniería Mecánica (TsNIImash). Del lado estadounidense, representantes de la sede de la NASA y centros de investigación, universidades y otros centros de investigación.

El telescopio Hubble, referencial
El trabajo se lleva a cabo sobre la base de la Carta, firmada en 2015 por el director del IKI, Lev Green y el director del Departamento Planetario de la NASA, James Green. Las tareas asignadas al grupo de 'directores' fueron brevemente las siguientes: examinar en detalle la composición de la misión, los instrumentos científicos, los problemas científicos que resuelve el proyecto original Venera D y comparar el mapa de investigación de Venus de la NASA con la hoja de ruta para encontrar los vacíos, es decir, identificar áreas para una posible contribución de la NASA para complementar el proyecto con instrumentos científicos y/o elementos de la misión. Al principio, cada una de las partes estaba representada por entre seis y ocho personas, ahora hay 23 personas en el grupo. Básicamente, el número ha aumentado debido a los especialistas rusos. Durante el trabajo del grupo se realizaron más de 70 teleconferencias y nueve reuniones del grupo, todas en Moscú.

La experiencia que tenía la URSS en el estudio de Venus en los años 70 y 80 del siglo pasado también es importante. Venus en ese momento tenía todas las razones para ser llamado el 'planeta ruso'. En la URSS, la Sociedad Científica y de Producción Lávochkin (NPO) creó un tren de aterrizaje único, la serie Venera/Vega, que realizó 10 aterrizajes en la superficie de Venus, todos exitosos, asegurando el trabajo del equipo científico en condiciones 'infernales' en el fondo de la atmósfera venusiana con una duración de hasta dos horas.

Nave espacial Soyuz TMA-09M, foto archivo

Estas son dos estaciones complejas que pueden vivir 120 días en Venus. Su objetivo es estudiar la atmósfera y el primer estudio de la actividad sísmica del planeta. Ahora todos los modelos de la estructura interna de Venus, que no tienen otros datos experimentales, se basan en el estudio de los fenómenos sísmicos en la Tierra. Las estaciones propuestas, si se convierten en parte de la misión, son un instrumento completamente innovador para la ciencia.

La Estación Espacial Internacional, foto archivo

El segundo elemento adicional propuesto por la NASA es una plataforma atmosférica, es decir, un avión que flota en la atmósfera de Venus. Se propusieron siete tipos de plataformas, luego de ser discutidas por el Grupo de Trabajo Científico Conjunto, se eligió la opción de un globo con una altura de navegación variable.

Venus (imagen referencial)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.