Opinión: 'Tomo nota' . Susana vuelve a amenazar
Ampliar

Opinión: "Tomo nota" . Susana vuelve a amenazar

En el PSOE son cada vez más las voces que piden a gritos eliminar a Susana Díaz.

"No ha sido posible un acuerdo para las listas" y amenaza: "Tomo nota".

Lo ha dicho Susana Díaz, secretaria general todavía del PSOE de Andalucía,tras confirmar que no se ha logrado un acuerdo con la dirección federal de Pedro Sánchez para la confección de las listas al Congreso y el Senado, que dicho de otro modo se trataba de la imposición de Susana utilizando a sus barones y baronesas provinciales que con ella y por el momento siguen controlando las distintas agrupaciones andaluzas.

A la baronesa andaluza que ahora y tras el varapalo se rasga las vestiduras parece olvidársele la manera en la que excluyó a los sanchistas en las listas al parlamento andaluz y como fracasó de manera estrepitosa entregando la vara de mando de Andalucía al PP de Juanma Moreno Bonilla y a su antiguo aliado de Ciudadanos, Juan Marín.

"Nosotros hemos tenido la mano tendida en todo el proceso para hacer compatible las peticiones del federal con la decisión soberana de los militantes". ha dicho poniendo por delante la militancia afin. En las elecciones Andaluzas se olvido de esa otra militancia y de los simpatizantes. Esos que era por aquel entonces el 30% y que le hizo perder el sillón de San telmo con su abstención.

Mejor que no se engañe, gran parte de los votantes del PSOE de Andalucía , no la quieren y nunca la votarán.

"No ha sido posible, tomo nota, y a partir de mañana todos a trabajar y a buscar que tengamos el mejor resultado posible el próximo abril".

Más le vale así sea, de ello depende en parte, mantener su liderazgo, aun cuando su mayor deseo es que obteniendo el PSOE buenos resultados en Andalucía, se estrelle a nivel nacional y Pedro Sánchez no consiga gobernar.

Si esto sucediera, la veríamos de nuevo intentar el asalto a Ferraz.

Sin embargo, así las cosas ya no vale ir de tapadillo. Susana aunque tras la catastrofe andaluza ha venido vistiendo la piel de cordero buscando ganar tiempo, ha vuelto a mostrar sus caninos. Lo peor es que enfrente, los contrarios ya no le temen, ni tampoco se andan con paños calientes ante sus airados arrebatos. Ábalos no ha tardado en replicarle a Susana Díaz: "Todos tomamos nota de todo".

A esta altura de la película lo dicho por el Secretarió de Organización Jose Luis Ábalos no podemos calificarlo como un aviso a navegantes, sino una declaración contundente de guerra del número dos del partido a la lider del PSOE andaluz, a la que tras las Generales le buscarán sustituta.

Esta vez para sorpresa de la Andaluza, la dirección del PSOE no se ha dejado amedrentar, un ejemplo de que los tiempos han cambiado y que la todopoderosa delegación socialista de Andalucía apoyada por la aragonesa de Lamban, ya no marca las pautas.A ello ha contribuido que a última hora Lamban pensando más en el que en su compañera de extrategia, ha replegado sus hustes y ha evitado un enfrentamiento.

La queja ha venido tan solo del secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, según ha dicho: "por haberse modificado sustancialmente las listas provinciales sin avisar a los responsables territoriales", manera fina esta de decir que se han eliminado a los elegidos por Susana como es el caso de Antonio Pradas.

Lo que ya no hay dudas es Susana Díaz tiene cada vez menos fuerza a pesar de haberle sido renovada la confianza no hace mucho por su ejecutiva tras las elecciones perdidas.

Aunque se ha dado cuenta, nos quiere hacer ver, que no hay un cambio de ciclo, en el que ella está demás.

Siendo coherente con sus palabras, Díaz que debía de haber dimitido. No lo hizo y perdió credibilidad. Aún así no se plantea dimitir. Ello ya no es un problema, en Ferraz han decidido echarla. Susana se aferra al cargo asegurando que ganó las elcciones y que ningún dirigente se lo ha pedido. No lo han hecho pero es evidente que le han dado la espalda y que ya no la acompañan, si no fijense en los secretarios generales de Extremadura, Castilla la Mancha, Baleares o Aragón.

Lo cierto es que Díaz perdió y que incumpliendo su palabra no tuvo la valentía y generosidad de dar el paso atrás que le sugirieron desde Ferraz, argumentando: "Si hubiera perdido las elecciones, me habría ido. Pero he ganado".

Ahora ha vuelto a perder y la soga en su cuello se estrecha. La cuestión es saber el daño que le hace a su partido hasta su marcha y si no sería conveniente darle un empujón.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios